Prospectiva sobre el Alzheimer (XIII)

Los trabajos de investigación que en la lucha contra el Alzheimer —la primera enfermedad neurodegenerativa del mundo— se están desarrollando a nivel mundial, pueden llegar a darnos una gran alegría en pocos años. Se trabaja en varias direcciones. Desde ensayos que intentan detener el Alzhéimer en sus etapas iniciales, mediante el consumo de un fármaco específico, hasta ensayos que podrían significar ya el primer tratamiento preventivo del Alzhéimer genético.

El primer ensayo se conoce como “Scarlet Road Study” y se está desarrollando en 150 centros hospitalarios, pertenecientes a 28 países, y en el que participarán un total de 770 pacientes, con edades comprendidas entre los 50 y los 85 años, y cuya enfermedad recorre el primer tramo de la enfermedad y, en consecuencia, ya sufren la atrofia del lóbulo temporal del cerebro o la alteración de los niveles de la proteína beta-amiloide en el líquido espinal.

El fármaco a ensayar se administrará a los participantes mediante la aplicación mensual de una inyección subcutánea. El principio activo sobre el que se basa el tratamiento experimental es un anticuerpo monoclonal —gatemerumab— que ya ha demostrado su eficacia en ensayos anteriores en la eliminación de las placas de la proteína beta-amiloide en el cerebro.

Aunque se trabaja sobre supuestos, se sabe que el Alzheimer se caracteriza por la muerte neuronal y la presencia de dos estructuras aberrantes en el cerebro: la aparición de las placas seniles causadas por el péptido o proteina beta-amiloide y la formación de unas estructuras llamadas ovillos neurofibrilares.

Por otro lado, la capacidad que tiene el gatemerumab para combatir la acumulación de las placas y el supuesto de que la agregación de la proteína beta-amiloide en el cerebro podría ser la causa de la enfermedad refuerza la teoría de que el ensayo contribuirá a detener o ralentizar el desarrollo de la enfermedad.

El segundo ensayo se trata del primer tratamiento preventivo para el Alzheimer genético y se desarrollará en una población colombiana que cuenta con una alta tasa de prevalencia. Es el primer ensayo, a nivel mundial, que se va a centrar en personas que están sanas pero que tienen un elevado riesgo de desarrollar la enfermedad. Así, durante cinco años, se va a estudiar como afecta el ensayo a 300 personas que tienen familiares enfermos.

Se trata de personas pertenecientes a familias en las que, entre su miembros, a la edad de 45 años aparecen los primeros síntomas de deterioro mental y a la edad de 51 años se puede decir que ya padecen la enfermedad de Alzheimer.

Se parte del hecho de que hay muchos genes que predisponen a una persona a contraer con el tiempo la enfermedad, pero que sólo hay tres genes que lo causan —los de la presenilina 1 y 2 y el APP, precursor de la proteína beta-amiloide— y el tratamiento que se va a ensayar consiste en la aplicación de un fármaco —Crenezumab— que se pretende va a disminuir o paliar el efecto de la proteína beta-amiloide en el cerebro. El ensayo también persigue conocer, con toda certeza, el papel específico que juega la proteína beta-amiloide en la enfermedad. Es decir, comprobar si se trata de un síntoma o, como se supone, se trata de una causa del deterioro cognitivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: