Agosto 2012: El deshielo del Ártico bate records

En efecto, durante las dos primeras semanas de agosto, la extensión del hielo del Océano Ártico ha ido decreciendo por debajo de los registros de 2007, que era el año en el que se habían registrado los mayores niveles de deshielo. Así pues, los datos de este año van a ser aún peores. A partir del 13 de agosto, la extensión del hielo ya estaba entre los cuatro extensiones mínimas del Océano Ártico que se producen durante los veranos. Los registros que se obtienen vía satélite van recogiendo lacónicamente el progresivo avance del Cambio Climático, mientras la ignorante humanidad, inmersa en la grave depresión económica que padece, se olvida de esta atroz amenaza que nos acecha. De cualquier modo, pronto descubriremos que la crisis económica no es lo peor que nos aguarda.

Las fotografías y mediciones que elaboran los satélites son testimonios que, con gran exactitud, nos van informando sobre el ininterrumpido avance de la fusión de los hielos árticos. Los datos sobre cómo está siendo el transcurso de las primeras cinco semanas de la temporada de deshielo de este año son muy preocupantes. ¿Alguna vez, los seres humanos seremos lo suficientemente inteligentes como para comprender que el Cambio Climático es el mayor peligro al que tenemos que hacer frente y que es una amenaza muy superior a la de la crisis económica?

Lo más curioso es que la extensión de la superficie de hielo se redujo rápidamente entre los días 4 y 8 de agosto, coincidiendo con una tormenta de verano intensa que se produjo en el Ártico durante esas fechas. Sin embargo, si bien esta disminución del hielo ártico coincidió con fuerte tormenta, no está claro si fue, a consecuencia de la tormenta, lo que provocó la rápida pérdida de hielo. En general, los patrones del clima que durante el verano de 2012 se están desarrollando en el Océano Ártico están siendo un poco de todo, sin un patrón consistente que explica este deshielo record.

El pasado 13 de agosto, la extensión del hielo del Océano Ártico era de 5,1 millones de kilómetros cuadrados. Se trata de una extensión que representa una superficie de deshielo de unos 2,7 millones de kilómetros cuadrados (1.04 millones de millas cuadradas) superior al deshielo medio que se producía entre los 1979 y 2000. Pero también la extensión del hielo ártico ha batido el record de deshielo ya que éste se sitúa en unos 483.000 kilómetros cuadrados por debajo del récord anterior hasta la fecha, que se produjo en el año 2007.

Hemos de tener en cuenta que el punto bajo de deshielo para el Ártico en su conjunto viene condicionado por la extensión que tienen las aguas sin hielos en el lado Atlántico del Océano Ártico, el Mar de Beaufort, y por la rápida pérdida de hielo que se ha producido en las últimas dos semanas en el Océano Ártico situado en el mar de Siberia Oriental. Donde el hielo mantiene su extensión normal —como la que se conoce por los registros de 1979 a 2000— es solamente en la costa noreste de Groenlandia. De cualquier modo, el hielo cerca de la costa siberiana, en su parte más oriental, sigue bloqueando algunas secciones del Paso del Nordeste —la ruta marina que del Mar del Norte al Océano Pacifico a través de Estrecho de Bering. La entrada oeste a través del Paso del Noroeste y que discurre por el Estrecho de McClure de Canadá, permanece bloqueada por los hielos.

Algunas explicaciones más en detalle

Desde finales de junio, el ritmo medio de deshielo ha sido rápido y se calcula que ha sido algo superior a los 100.000 kilómetros cuadrados por día. Sin embargo, este ritmo casi se duplicó a principios de agosto coincidiendo con una gran tormenta ciclónica que se produjo en el Océano Ártico. A diferencia de lo que ocurrió en verano de 2007, cuando una persistente situación atmosférica de presiones altas se presentó en el Océano Ártico central, este año, durante el verano de 2012, se ha producido un patrón de bajas presiones estaba sobre la costa norte de Eurasia que se ha caracterizado por sus condiciones variables.

En el centro de Groenlandia, norte de Canadá y de Alaska y hasta el centro del Océano Ártico, a nivel de altura de 925 hPa de presión —925 hectopascales son equivalentes a la presión del aire a unos 3.000 metros por encima de la superficie del Océano— las temperaturas del aire han variado de 1ºC a 3ºC por encima de la media habida entre 1981 y 2012. Temperaturas más frías que las condiciones medias de otros lugares, de 1ºC a 2ºC, se observaron en una pequeña región de Siberia oriental que se extiende hacia el Mar de Siberia Oriental, lo que ayuda a explicar, desde principios, la persistencia de una baja concentración de hielo en esta región hasta principios.

El gran ciclón ártico de 2012

El 4 de agosto pasado, un sistema de bajas presiones entró en el Océano Ártico procedente de la costa de Siberia oriental, para posteriormente fortalecerse rápidamente en el centro del Océano Ártico. El 6 de agosto, la presión del centro del ciclón llegó a 964 hPa, un valor extremadamente bajo para esta región. El ciclón persistió sobre la zona central del Océano Ártico durante los siguientes días, para más tarde disiparse lentamente. La tormenta trajo consigo el que inicialmente se produjeran condiciones cálidas y de mucho viento tanto en el Mar de Chukchi como en Siberia Oriental pero, finalmente, las bajas temperaturas no tardaron en imponerse sobre estas zonas.

Los sistemas de bajas presiones actúan sobre el Ártico haciendo que el hielo se aparte o extienda para cubrir un área más grande. A menudo, estas tormentas acarrean condiciones frías que provocan incluso hasta nevadas. En contraste, los sistemas de altas presiones sobre el Océano Ártico hacen que el hielo del mar se junte. Los veranos que están dominados por sistemas de bajas presiones actúan sobre el centro del Océano Ártico produciendo más deshielo que los veranos dominados por sistemas de altas presiones.

Sin embargo, los efectos de una fuerte tormenta individual, como la observada a principios de agosto, pueden ser algo más complejos que lo que en un principio podría parecer. Si bien gran parte de la región fue influenciada por el ciclón de agosto y experimentó un descenso brusco de las temperaturas, las zonas influenciadas por los vientos del sur experimentaron un aumento de las temperaturas.

De igual modo, coincidiendo con la tormenta, una amplia zona de baja concentración de hielo situada en el Mar de Siberia Oriental —concentraciones típicamente por debajo de 50%— se derritió rápidamente. En tres días consecutivos —durante los días 7, 8 y 9 de Agosto— la extensión del hielo del mar se redujo en unos 200.000 kilómetros cuadrados.

Este proceso podría ser debido tanto a la rotura mecánica de la fusión del hielo como al aumento de los fuertes vientos y del oleaje durante la tormenta. Sin embargo, podría ser simplemente una coincidencia en el tiempo, dado que las áreas de bajas concentraciones de hielo en esta región Ártica ya estaban listas para fundirse rápidamente.

De cualquier modo, y eso es lo que más importa, el año 2012 está dando muestras significativas de que va a batir un nuevo record en lo que se refiere al deshielo estival. El proceso del calentamiento global continua y se acelera, lo que hace pensar que las previsiones sobre el año en el que se producirá un total deshielo del Océano Ártico están equivocadas ya que, lo más probable, es que ello se producirá bastante antes de lo previsto. Con todas estas evoluciones tan negativas, y para nuestra desgracia, la ocurrencia de un Cambio Climático Abrupto también gana posibilidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: