Se anuncia una fuerte recaída de la crisis financiera mundial (y IV)

Ahora que se ha llegado a un teatral acuerdo entre demócratas y republicanos para elevar el techo de la deuda pública de Estados Unidos y evitar así que el país americano suspenda pagos el 2 de agosto, después de semanas de infructuosas negociaciones y fallidas votaciones en el Congreso, es cuando mejor podemos decir que, en realidad, se trata un acuerdo que no vale para nada.

El acuerdo alcanzado no crea ninguna base para salir del declive económico en un país donde la contribución del sector manufacturero a la creación del PIB representa tan sólo un 11%. Este acuerdo sólo servirá para apalancar aún más la economía de Estados Unidos y para que esta nueva toma de aire evite la asfixia de la economía estadounidense por unos años. La especulación adquirirá nuevos bríos y ayudará a que se incremente la ya hinchada burbuja financiera, al objeto de impulsar la cotización de las acciones del casino en el que se ha convertido Wall Street. Se trata de una infantil locura. Una huida hacia adelante que no puede terminar bien.

Aunque parezca mentira estamos apalancando la economía como locos. Es una huida hacia adelante que no tiene más salida que aumentar la burbuja financiera. Nuestros irresponsables dirigentes no escarmientan y continúan haciendo más de lo mismo, intentando prolongar el deseo de alcanzar un futuro que nunca llegará. Todo el mundo sabe que la deuda pública de Estado Unidos está por las nubes, pero el hecho de elevar el techo de la deuda, si no se tiene con qué pagarla, tampoco soluciona nada. Al contrario, prolonga la agonía por lo que la quiebra soberana será aún más escandalosa. Es un problema que pagarán los acreedores y el resto del mundo.

La deuda pública de Estados Unidos es tan sólo una parte de la historia y no precisamente la más grave. Si el sector público debe ya un 91% del PIB, los datos del sector privado todavía son peores. Como muestra un botón. Tan sólo durante el primer trimestre de este año, las empresas estadounidenses recibieron dinero prestado por valor de 513.000 millones de dólares. Son préstamos que han doblado su tasa de interés con respecto a finales del año pasado, cuando la deuda de las empresas se encontraba ya en alza continua.

Las empresas necesitan dinero de manera desesperada. Por ello, aquellos ahorradores más ansiosos por obtener jugosos ingresos, aunque intenten comprar cualquier tipo de bono, caerán en la trampa de satisfacer las fauces insaciables de empresas quebradas y, al final, se quedarán sin nada. No es de extrañar que los rendimientos de los bonos de alto rendimiento se hayan derrumbado.

De modo global, podría decirse que las empresas no financieras de Estados Unidos arrojan una deuda superior a 7,3 billones de dólares ($7.3 trillion). Se trata de un nuevo récord que, en los últimos cinco años, ha aumentado en un 24%. Por último, para darnos realmente cuenta de la astronómica cantidad que representa la deuda total de Estados Unidos, a esta cantidad de 7,3 billones de dólares del sector no financiero deberíamos añadir la deuda de las familias, la deuda pública y la deuda del propio sector financiero.

El balance económico de Estados Unidos consolida una deuda total que es superior a los 58 billones de dólares. Eso quiere decir que Estados Unidos debe casi cuatro veces el PIB que tiene. Para hacer frente a tan cuantiosa deuda tendría que estar pagando el 20% de su PIB durante veinte años. Una hipótesis que cualquiera puede pensar que es imposible de cumplir. La quiebra de Estados Unidos es un hecho. La duda es cuando se producirá la suspensión de pagos como país. Por ahora ha sonado la campana pero será difícil que salve el siguiente round.

Un mayor apalancamiento implica aumentar más el riesgo y hacer que los que más sufren la crisis y el desempleo se incrementen, afectando a sectores cada vez más amplios de la sociedad. Una sociedad controlada por el sector financiero y donde el ”carpe diem” se ha instalado entre los ludópatas especuladores que asolan los mercados que gobiernan los bancos. En Estados Unidos, el desempleo es mucho, mucho más alto que lo que dicen las cifras oficiales. El Departamento de Trabajo admite que un hombre de cada cuatro de mediana edad carece de trabajo a tiempo completo.

El déficit de Estados Unidos por cuenta corriente se sitúa cercano a los 120.000 millones al año —a destacar que desde hace más de veinte años no se ha registrado ningún tipo de superávit. Los precios inmobiliarios están cayendo y no hay señales de recuperación. Los salarios reales están estancados. Es cierto que la productividad está aumentando.

Pero, irónicamente, estos aumentos de la productividad también ayudan a reducir puestos de trabajo en el sector terciario o de los servicios y es que, sin una fuerte economía productiva, cuya importancia económica alcance el 20% del PIB, el declive económico es difícil de evitar e imposible lo será en aquellos países donde los ciudadanos y las empresas no hagan frente a los intereses, cada vez más codiciosos, del sector financiero. Vamos a peor pero también es cierto que el lugar donde anida la esperanza está creciendo pues se aproxima el entorno donde las grandes revoluciones han tenido su propio caldo de cultivo.

Anuncios

One Response to Se anuncia una fuerte recaída de la crisis financiera mundial (y IV)

  1. jmi dice:

    ¿pero es que nadie tiene el mínimo poder para condenar por genocidio colateral, a todos estos deshonestos ladrones podridos de dinero, que viendo el fracaso del capitalismo americano de los últimos 25 años, aún siguen especulando cada día para seguir empobreciendo más a los pobres? Basta ya. Que cierren todas las bolsas del mundo durante un mes para pensar en ello a nivel de gobernanza mundial y que abran un debate ideologico con economistas como Stiglitz, Krugman, los franceses, etc., con ideas para refundar un capitalismo que reparta prosperidad y solidaridad a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: