China se prepara para comerse a una estúpida Europa (y II)

Seguramente, cuando China nos invada con sus coches eléctricos y se hunda el sector del automóvil en Europa habrá muchos imbéciles que digan que era algo que nadie predijo. Solamente la corrupción tan extensa como imperante, el cortoplacismo de las políticas en curso y, sobre todo, la estupidez humana son capaces de explicar esta incapacidad que muestra Europa para hacer frente a su futuro. La única salida que tendría Europa sería la de impulsar el despliegue del modelo que propone Better Place, al igual que lo está haciendo China.

Durante años, Better Place ha ido llevando a cabo extensas investigaciones y pruebas con la tecnología que permite el cambio rápido de baterías en los coches eléctricos, combinada con la gestión misma de la carga de baterías. Esta tecnología que ha de tener también en cuenta, tanto las características y necesidades de la red eléctrica como el rápido crecimiento que la fabricación de coches eléctricos está llamada a experimentar en China. La infraestructura de la red eléctrica es algo que resulta fundamental para permitir que la carga de las baterías no resulte un proceso muy costoso y/o que consuma mucho tiempo el hacerlo.

El modelo de coche eléctrico que incorpora la posibilidad de cambiar las baterías en dos minutos —tal como lo propone Better Place— tiene grandes posibilidades de llegar a ser un modelo dominante en China, y también diría que en el mundo. El Centro de Demostración de Better Place ayudará mucho a promover la adopción de coches eléctricos en China, al permitir que los clientes potenciales conozcan de primera mano la experiencia que representa esta innovadora solución.

Los coches eléctricos representan una gran oportunidad para China y su aplicación masiva es fundamental para lograr una economía de bajo consumo de carbono. Las autoridades chinas Guangzhou son muy conscientes de ello y van a apoyar con fuerza el desarrollo de este sector industrial de rápido crecimiento, fomentando la producción de coches eléctricos en la región y promoviendo su utilización masiva. En base a ello, la cooperación entre ‘China Southern Grid’, CSG y Better Place se considera como un importante paso estratégico que cuenta con todo el apoyo institucional.

El Acuerdo Better Place-CSG establece que ambas empresas van a trabajar de manera con los organismos pertinentes del gobierno chino y con otras partes interesadas, para asegurarse el apoyo de la políticas gubernamentales y para promover normas técnicas que posibiliten acelerar, de un modo aún más rápido, el crecimiento del sector de automóviles eléctricos de China. En el Centro de Demostración de Better Place, tanto las diferentes empresas como las organizaciones gubernamentales implicadas educarán a los consumidores chinos acerca de los beneficios del coche eléctrico.

El Centro de Demostración de Better Place incluirá exhibiciones interactivas, salas de reuniones, luna flota de coches eléctricos que los visitantes podrán probar y una estación de cambio de batería automático. La instalación está previsto que abra antes de finales de este año en el mismo centro de Guangzhou. En la actualidad, Better Place cuenta con centros similares en Tel Aviv, Copenhague y Toronto. Son centros que ya reciben cerca de 100.000 visitantes al año y que van en aumento.

En la medida que CSG y Better Place desarrollan aún más su relación, ambas empresas también están estudiando la posibilidad de formalizar una operación comercial conjunta basada en el sistema de intercambio de baterías —Battery Switch Station— y su correspondiente modelo como operador de la red. Estos proyectos piloto y otras actividades conjuntas están estudiando los beneficios que representaría el modelo Better Place en el supuesto de ofrecer un servicio a millones de coches eléctricos con baterías intercambiables y una infraestructura de red eléctrica que soportara la carga de las baterías dentro del área territorial donde CSG presta sus servicios. Una área que se extiende a lo largo de cinco provincias chinas que representan un millón de kilómetros cuadrados y 230 millones de personas del sur de China.

CSG, que ocupa el puesto 156 en la lista de Fortune Global 500 que establece la posición jerárquica de las mayores empresas mundiales, forma parte de la Alianza ‘Electric Vehicle Industry Alliance‘ que está liderada por la Comisión Estatal, SASAC. El gobierno chino fue el que creó la Alianza que reúne a los sectores de fabricantes de automóviles, de pilas, así como a empresas eléctricas y a las compañías petroleras, con el objetivo final de alcanzar una alta competitividad internacional en el emergente sector de los vehículos eléctricos.

El Gobierno chino ha declarado recientemente que el sector del coche eléctrico es uno de los siete sectores estratégicos emergentes y que, por ello, está apostando por convertirse en el mayor desarrollador y fabricante de coches eléctricos a nivel mundial. Hasta la fecha, el Gobierno chino ha ofrecido un fuerte apoyo a la inversión y ha creado fuertes incentivos para que el país deje atrás, cuanto antes, la tecnología de los motores de combustión y reduzca así la creciente dependencia del petróleo.

A finales de este año, Better Place tendrá estaciones de intercambio de baterías en el despliegue de su modelo, en países situados en cuatro continentes, incluyendo, además de Israel, Dinamarca y Canadá, Estados Unidos, Europa, Australia y China. El modelo Better Place es el único modelo que ofrece un despliegue que permite que los coches eléctricos sean más asequibles y totalmente competitivos con los insostenibles coches actuales dotados con motores de combustión interna. El modelo Better Place también ofrece a los gobiernos de todo el mundo una solución eficiente y eficaz para reducir la dependencia del petróleo y para evitar, tanto la aceleración del Cambio Climático global como la contaminación atmosférica local que habitualmente soportan las ciudades, al tiempo que crea miles de empresas y puestos de trabajo sostenibles.

Anuncios

One Response to China se prepara para comerse a una estúpida Europa (y II)

  1. Marina dice:

    Juanjo, muy interesante la publicación…el coche eléctrico ya es una realidad pero sin duda muchos pasos aún deben ser seguidos para que su implantación sea exitosa en Europa. El libro “El vehículo eléctrico. Desafíos tecnológicos, infraestructuras y oportunidades de negocio”, de Librooks, nos cuenta que Las grandes marcas de la automoción europea hicieron tímidas apuestas en los coches eléctricos en el siglo XX: Renault construyó su primer vehículo eléctrico en 1928 y en 1941 Peugeot fabricó 400 coches eléctricos. Sin embargo, no ha sido hasta esta última década que las empresas han desarrollado en profundidad este tipo de propulsión, sea en forma de vehículo eléctrico puro o híbrido. Te invito a visitar la dirección http://vehiculoelectrico.librooks.es/, donde publicamos contenido exclusivo sobre el tema. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: