China se prepara para comerse a una estúpida Europa (I)

El pasado mes de abril, tuvo lugar en Israel la ceremonia de la firma de un acuerdo entre Better Place y representantes del ayuntamiento de Guangzhou, China, que cuenta con más de seis millones de habitantes y es también la capital de una enorme área metropolitana que representa una población de casi 25 millones.

El acuerdo firmado, en realidad, persigue fortalecer y apoyar otro acuerdo estratégico subscrito entre China Southern Power Grid Co., CSG y Better Place para impulsar el despliegue masivo del coche eléctrico. CGS es la octava empresa eléctrica mayor del mundo, según el ranking Fortune Global 500.

El acuerdo, que se centra en el desarrollo conjunto de los coches eléctricos y de los proyectos de infraestructura en las áreas territoriales donde opera CSG, contribuirá al progreso de los coches eléctricos dotados de baterías intercambiables en China.

El acuerdo obliga a las empresas a instalar una estación intercambiadora de baterías —‘Battery Swicht Station’— y, antes de que finalice el año, la creación de un centro educativo y de exhibición sobre el desarrollo y utilización del coche eléctrico en Guangzhou.

Mientras tanto, se trabajará en la formalización de una empresa joint-venture para el despliegue masivo del coche eléctrico en dicha área metropolitana, donde se encuentra la sede central de CGS.

El acuerdo de Guangzhou compromete al ayuntamiento chino a animar a los fabricantes locales de coches, tales como Guangzhou Automobile Industry Group, para que produzcan coches eléctricos con baterías intercambiables.

También se compromete a que la ciudad promueva la adopción de coches eléctricos en aquellos segmentos donde existen flotas de coches, incluidas tanto las flotas de vehículos del sector público como las flotas del sector privado, tales como los taxis.

Para Better Place, China Southern Grid es un socio muy importante que no sólo le abre las puertas un mercado enorme sino que también contribuye decisivamente a un rápido desarrollo del mercado masivo de coches eléctricos y a la instalación de estaciones intercambiadoras de baterías como principal medio de expansión del coche eléctrico.

De este modo, se están creando nuevas oportunidades para que los coches eléctricos de batería intercambiable puedan ser fabricados en China tanto para el mercado interno como para la exportación.

Naturalmente, aunque los europeos vivan en la inopia y se desentiendan de impulsar el despliegue masivo del coche eléctrico, como si tuvieran yacimientos de petróleo en cada hectárea, es una realidad imparable y lo será aún más, a medida que los precios de los combustibles fósiles vayan subiendo.

Este estúpido freno a la expansión masiva del coche eléctrico que se está dando en la Unión Europea, a excepción de Dinamarca, pretende poner puertas al campo por decreto. Son las decisiones u omisiones de unos gobiernos irresponsables y cortoplacistas al servicio de los lobbies energéticos y de algunas compañías automovilísticas que pretenden seguir viviendo de las rentas del pasado.

Aprovechando la estupidez europea, China se prepara para invadir Europa con coches eléctricos a unos precios y a un nivel de calidad y prestaciones que ni tan siquiera la empresa automovilística europea moderna y más eficiente podrán competir con los coches eléctricos chinos.

Si no cambian mucho las apuestas de futuro, en relación con el tan importante sector de automoción europeo y la fabricación en grandes series del coche eléctrico —un sector que siempre dice que está haciendo por el coche eléctrico pero lo hace tan a cámara lenta que todo parece una foto fija—, el declive de Europa está servido.

En efecto, sin infraestructuras de apoyo al uso masivo del coche eléctrico y sin ninguna voluntad por parte de los gobiernos europeos para recortar fuertemente la dependencia  de hidrocarburos fósiles, la estúpida y corrupta Europa construye su propia fosa.(Continuará)

Anuncios

2 Responses to China se prepara para comerse a una estúpida Europa (I)

  1. Europa, añeja y anquilosada, no se percata de su propia crisis terminal, ni de los nuevos equilibrios que sus propias contradicciones generan. Si China fuera la única amenaza estaríamos algo consolados, por lo que son tantas, que los tiempos se agotan. No contentos ” los europeos españoles ” con destruir allá, viene Endesa España a destruir nuestra Patagonia en Chile.
    No contentos con haber destrído milenarias culturas en complicidad con la Iglesia, ahora deben destruír el futuro.

  2. Arturo dice:

    It’s hard to come by well-informed people for this topic, but you seem like you know what you’re talking about!
    Thanks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: