Japón, un país al borde de la quiebra (y IV)

El estado de cuentas de Japón no es nada bueno. Japón es el país desarrollado que mayor deuda tiene con diferencia y, a nada que ésta crezca, no es difícil que se avecine algo más que una crisis. Es decir que ocurra un “default”, una quiebra soberana que tendrá sus graves consecuencias a nivel mundial. No en vano, estamos hablando de la quiebra de la tercera economía más importante del mundo, situada por detrás de Estados Unidos y de China.

El Fondo Monetario Internacional, FMI acaba de publicar, este mes de abril, un informe en el que se ha actualizado una tabla sobre las necesidades brutas de financiación de algunas economías avanzadas para los años 2010 y 2011 que reproduzco arriba y que creo que recoge fielmente toda la esencia de lo que representa la difícil situación a la que se enfrenta actualmente el mundo desarrollado. Se trata de “crecer económicamente o morir” pero la economía de los países desarrollados ya no está para grandes crecimientos por lo que sólo queda esperar lo peor.

Del análisis de este cuadro, surgen varias conclusiones importantes. La primera es que solamente la financiación total de las necesidades de los gobiernos soberanos, que son la mayoría de las llamadas “economías avanzadas”, crecen de manera importante entre 2010 y 2011, pasando de representar el 25,8% del PIB al 27.0% del PIB. Este hecho significa que incluso con el supuesto una recuperación económica —para muchos, y en muchos aspectos, sólo se trataría de un puro espejismo estadístico— las necesidades de financiación de la deuda aumentarían.

En el año 2011, tres países tendrían déficit fiscales superiores al 10% del PIB como son los casos de Japón, Estados Unidos e Irlanda, mientras que el Reino Unido quedaría cerca, con un déficit del 8,6%. Obviamente, y a unos precios que sean razonables, no es muy lógico apoyar las enormes necesidades de préstamos de dinero que tienen estos países y, mucho menos, sin la garantía de que pronto tendrán un notable crecimiento económico.

En el caso de Estados Unidos e Irlanda este crecimiento económico es dudoso pero posible pero, en el caso de Japón, el crecimiento económico es una tarea imposible, al menos por mucho tiempo. Prestar dinero a Estados Unidos es arriesgarse mucho pero prestar dinero a Japón es perderlo con toda seguridad.

Los participantes autónomos que actúan en la Bolsa de Nueva York llegaron a esta misma conclusión y por eso vendieron la totalidad de sus participaciones del Tesoro. Los únicos participantes que todavía querían seguir haciéndolo de manera plena, en este juego de pagar de más por la deuda soberana que lo que vale, son los propios bancos centrales.

En Wall Street, se conoce a los bancos centrales como los participantes “no económicos”, ya que compran instrumentos de deuda por razones distintas de lo que es la obtención de un mero beneficio, que es lo que, sin ninguna duda, ahora están haciendo. Pero los bancos centrales tampoco compran nada con dinero real sino que es dinero que imprimen electrónicamente a cambio de nada y con este dinero compran deuda.

Se trata de una huida hacia adelante por parte del obsoleto modelo económico actual. Una huida hacia adelante que nos está indicando que el fin de esta ficción económico-financiera está más próxima de lo que nos pensamos. El hecho de poner en marcha la máquina de fabricar dinero sin que haya activos que respondan al valor monetario es extremadamente peligroso por cuanto distorsiona el mercado. Es como jugar con fuego sobre un depósito de gasolina.

Cuando crear dinero no cuesta nada, los precios pierden todo su verdadero significado y si ello ocurre, se pierde la confianza en los mercados y es entonces cuando, en el transcurso de poco tiempo, los mercados se derrumban estrepitosamente, produciéndose un crack financiero de consecuencias muy graves e imprevisibles.

Anuncios

Una respuesta a Japón, un país al borde de la quiebra (y IV)

  1. M. Spot dice:

    Esta noticia es gravisima y a nadie le preocupa porque a la mafia que es dueña de los medios de comunicacion no les interesa que se publique. FUEGO VINE A PONER EN LA TIERRA Y QUE QUIERO SINO QUE ARDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: