Los coches eléctricos condicionan el futuro de la automoción (I)

El Salón del Automóvil de Ginebra siempre se ha caracterizado por su apoyo a los vehículos eléctricos o híbridos a los que dejaba su propio espacio en el recinto de la Exposición conocido como “Papillon Vert” —mariposa verde— que solía alojar a los vehículos no contaminantes, preferentemente eléctricos e híbridos, durante las anteriores exposiciones anuales.

En el Salón de este año, “Papillon Vert” ha estado muy concurrido por vehículos eléctricos e híbridos de diferentes marcas automovilísticas. Sin embargo, ya no se trataba de una mera exposición estática donde cada uno podíamos observar el modelo o ‘concept’ que exhibían los diferentes fabricantes de automóviles pero que no iba más allá. Los fabricantes no se comprometían a una fecha determinada para la producción masiva de dichos vehículos eléctricos no convencionales. Mucho menos se comprometían en lo que referente a fijar fechas para las ventas al público de coches eléctricos.

Este año, podemos decir que todo ha sido diferente porque muchos visitantes pudieron probar algunos de los coches eléctricos más importantes del momento, incluyendo el Chevrolet Volt, Nissan LEAF, Tata Indica EV y, por supuesto, los modelos de Renault, Fluence y Kango. Así, en el Salón del Automóvil de Ginebra 2011, los coches eléctricos han jugado un papel más importante que nunca.

En especial, la empresa Renault —sobre todo, gracias al Fluence— fue uno de los principales protagonistas del Salón del Automóvil de Ginebra del presente año. El hecho de que también fabricara una gama de cuatro vehículos eléctricos corroboraba la seriedad de la apuesta de la empresa automovilista francesa por el coche eléctrico. Lo que levantaba cierta admiración entre los visitantes y envidias entre otros fabricantes más rezagados en la fabricación de grandes series de coches eléctricos.

Hace unos meses, tuve la oportunidad de conducir un Fluence eléctrico en Israel y me quedé maravillado. Me sentí que manejaba el volante de un coche inteligente que me llevaría en un viaje hasta el futuro, como así fue. La silenciosa vuelta que di por el recorrido trazado alrededor de su centro de exposiciones —‘Exhibition Center’— en Pi Glilot, Ramat Hasharon —un municipio situado al norte de Tel Aviv— me pareció lo suficientemente demostrativa como para captar con fuerza el gran potencial que tiene el coche eléctrico en un futuro bastante más cercano de lo que muchos piensan. Dudo mucho que alguien que visite un centro de exposiciones parecido no salga entusiasmado con el coche eléctrico.

Better Place pasó años preparando este centro de exposiciones que incluye un circuito de 1,5 kilómetros, una sala de información y demostración de los vehículos eléctricos que Renault va a suministrar masivamente a los clientes israelíes y una estación de servicio de intercambio rápido de baterías —‘Battery Switch Station’— para comprobar con detalle cómo se puede realizar tan fácilmente el cambio de baterías, y en tan sólo unos dos minutos.

Uno de los motivos por los que el Consejero delegado o CEO de Better Place, Shai Agassi, eligió Pi Glilot se debió a que el centro de exposiciones del sistema masivo de coches eléctricos a introducir en Israel que sustituirá a los actuales coches convencionales de combustión interna en diez años, podría ubicarse donde antaño hubo un gran depósito de gas. Este mensaje bien podría convertirse en un anticipo de la victoria, a medio y largo plazo, de la gran revolución iniciada en pro de la sostenibilidad del Planeta y en contra de los modos de transporte tan contaminantes y sucios y que tanto afectan al Calentamiento Global.

A pesar de que el trayecto fue corto, pues se trató de una vuelta rápida, saqué la impresión de que conducir un coche eléctrico por una autopista iba a ser la manera más bella de desplazarse por carretera. El circuito de Pi Glilot es uno de los pocos lugares donde se puede probar la aceleración y el frenado del coche eléctrico. Supone también la posibilidad de tomar algunas curvas cerradas y de realizar un montón de maniobras que te permiten comprobar cómo el coche eléctrico supera claramente en ‘perfomance’ a los coches de gasolina o de gasóleo que le sean similares. (Continuará)

Anuncios

4 Responses to Los coches eléctricos condicionan el futuro de la automoción (I)

  1. Dalmata 102 dice:

    La apuesta por el coche eléctrico es una muy buena noticia que desearía que influyera en las decisiones estratégicas de España

  2. Fernando dice:

    Yo lo mas seguro es que compre el Renault Zoe para 2012, por lo que he leido llegará a 200 km en ciclo mixto homologado NEDC y, aunque se que las baterias las alquilan, espero ahorrar 500 € por año con respecto a un DCI con mi kilometraje. El coche costará parece ser como un Clio.

    Creo que la gente cada vez esta mas concienciada con el tema del petroleo, contaminación, etc…. sobre todo si vives en Madrid, donde la capa de “mierda” es totalmente palpable.

    Por cierto, hoy 2/3/2011, litro de gasóleo a 1,29 €.

  3. Julio dice:

    Pues el futuro debería ser o la bicicleta o como mucho la moto eléctrica

  4. Hello, after reading this awesome post i am as well happy
    to share my experience here with colleagues.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: