El aceite de jatropha resultará una materia prima básica para la aviación. Sí pero…

El progresivo encarecimiento de los precios de los combustibles fósiles y el incremento de los efectos negativos debidos al Cambio Climático son vientos favorables que soplan en beneficio de la producción del aceite de jatropha. Los actores implicados empiezan a mover ficha. Así, Airbus y la compañía brasileña de aviación civil, TAM Airlines, se han unido a un grupo de empresas especializadas en la fabricación del biocombustibles, al objeto construir una planta de producción de bioqueroseno en Brasil. El grupo está liderado por Curcas, una empresa que se ha especializado en el desarrollo de proyectos de energías renovables y por el productor de biocombustibles, Brasil Ecodiesel.

Al mismo tiempo, Airbus y AirBP —servicio de distribución de combustible de aviación de BP— están prestando apoyo al proyecto. Airbus también está patrocinando los estudios de sostenibilidad. Se espera que la nueva planta comience a funcionar en 2013, con una capacidad de fabricación inicial de 80.000 toneladas —alrededor de 100 millones de litros de bioqueroseno o biocombustible de aviación al año.

Hace tres meses, TAM realizó un vuelo con un avión Airbus A320 utilizando jatropha como combustible que fue un éxito. El combustible utilizado para el vuelo fue una mezcla que contenía un 50% de bioqueroseno de jatropha y un 50% de queroseno fósil. Sólo uno de los dos motores CFM56 fue alimentado con el biocombustible. Airbus estima que los biocombustibles sostenibles podrían suministrar el 30% de la aviación comercial ya en 2030. En mayo, 10 organizaciones brasileñas, incluyendo TAM y tres de otras compañías aéreas, formaron la Alianza Brasileña para el uso biocarburantes de Aviación y así, promover iniciativas de consumo de biocombustibles en el país sudamericano.

Airbus está juntando a agricultores, a refinerías de petróleo y a compañías aéreas en un proyecto que pretende liderar la comercialización de la producción de biocombustibles tanto en Brasil como en el resto del mundo. Paul Nash, director de Nuevas Energías de Airbus, comentó que, además de analizar la idoneidad de los biocombustibles potencial para la aviación, Airbus también está apoyando proyectos de evaluación de sostenibilidad y de análisis del ciclo de vida.

Estos estudios persiguen asegurar que las soluciones que más reducen las emisiones de CO2 en la aviación tengan, a su vez, un impacto social positivo y no compitan con los recursos locales, incluyendo la tierra, los alimentos o el agua.

El proyecto utilizará diversas fuentes de biomasa como materia prima, con un interés especial en la planta de jatropha, cultivada tanto por los pequeños agricultores como por las grandes plantaciones de Brasil.

En este momento, TAM está desarrollando una serie de pruebas con la jatropha en su Centro de Tecnología de São Carlos. El objeto de estas pruebas es el de evaluar la sostenibilidad de diferentes modelos de producción con el fin de identificar las mejores técnicas y el material genético. Los estudios patrocinados por Airbus para evaluar la sostenibilidad serán llevados a cabo por la Universidad de Yale de Estados Unidos.

De igual modo, se está trabajando en base a una colaboración integral que busca asociar empresas fuertes de la aviación con empresas fabricantes de biocombustibles con el fin de desarrollar una “cadena de valor” completamente integrada en Brasil.

Una cadena de valor que vaya desde la botánica y la ingeniería agraria y el desarrollo de materias primas a la distribución del biocombustible en los aeropuertos. En esta fase inicial, se llevarán a cabo todos los estudios necesarios para verificar la sostenibilidad y la viabilidad económica de la producción de bioqueroseno. Este proyecto refuerza el liderazgo de Brasil en biocombustibles, lo que le aportará importantes beneficios tanto ambientales como sociales.

El presidente de Brasil Ecodiesel, José Carlos Aguilera, afirma que el mercado del bioqueroseno es una realidad que promete un significativo potencial de crecimiento, sobre todo desde que la Unión Europea ha incluido a la aviación como un sector de actividad importante a la hora de impulsar una fuerte reducción de emisiones de CO2, a nivel mundial. En coherencia con ello, Brasil Ecodiesel considera que su participación en este proyecto pionero está alineado con los planes que tiene para diversificar su cartera de biocombustibles.

Se espera que dentro de los próximos meses, se obtenga la aprobación definitiva y su certificación dentro de las normas ASTM International que permitan la utilización comercial del bioqueroseno en mezclas del 50:50. Hace dos meses, Lufthansa anunció que, a partir de abril de 2011, iniciaría sus primeros vuelos regulares diarios con aviones Airbus A321 que utilicen bioqueroseno dentro de una mezcla de combustibles de avión.

Como puede apreciarse, se trata de unos hitos muy importantes para la fabricación de aceite de jatropha que es necesario aprovechar. Tanto el agravamiento del Cambio Climático como el encarecimiento de los precios del crudo de petróleo juegan a favor del uso del bioqueroseno. El agotamiento del actual modelo neoliberal de producción y consumo económico tampoco dan más de así y es necesario apostar, cuanto antes, por la economía sostenible. Al menos eso es lo que parece pero…podría no ser  cierto.

Mi consideración final es que el aceite de jatropha, aunque todo indica que está llamado a tener un futuro muy prometedor para su empleo como biocarburante en la aviación civil, podría conocer un fracaso por no amarrar los contratos a largo plazo como hacen las centrales nucleares o las centrales térmicas de gas y de carbón. Hemos de  asumir que el camino hacia el futuro esta lleno de emboscadas y que muchas veces éstas son debidas a malos manejos y corruptelas. La puñalada trapera suele ser moneda de cambio cuando el negocio es importante.

Debemos pensar que pueden surgir contendientes entre los aceites de algas —y que además producen torta que es muy aprovechable y la jatropha no la produce— que compitan seriamente con el aceite de jatropha. Las algas sirven para producir omega 3, omega 6 y otras sustancias fármaco-químicas de valor. En cambio, la jatropha sólo sirve para la producción de bioqueroseno. Ni tan siquiera puede ser comestible. Tendría que emplearse para producir jabón, cirios, etc.

Si el aceite de jatropha falla porque no es competitivo, la quiebra de los agricultores es inmediata y a las multinacionales como Airbus eso les importa muy poco. Por eso, les rogaría a los países que tienen oportunidades de producir bioqueroseno, a partir del aceite de jatropha, que utilizaran la prospectiva estratégica para planificar el futuro desarrollo de la producción de aceite de jatropha. Se trata de una innovación tanto de producto como de mercado, al menos en el sector de la aviación. El riesgo no puede ser sólo para los agricultores.

De la mano de la prospectiva estratégica, es cómo conseguirán reducir las dosis de riesgo e incertidumbre inherentes a todo proceso de decisiones que afectan tanto al corto plazo como al medio y largo plazo. Tanto el largo plazo como el corto plazo hay que tener controlados  desde el principio. Sin asegurarse el largo plazo es muy difícil invertir en la producción del aceite de jatropha ya que entonces las condiciones de riesgo podrían llegar a ser excesivamente altas, máxime si la producción de bioqueroseno arroja amplios márgenes de ganancia que incentivarían la competencia de otros aceites vegetales.

Anuncios

4 Responses to El aceite de jatropha resultará una materia prima básica para la aviación. Sí pero…

  1. Totalmente de acuerdo con su dictamen doctor.

    Un cordial saludo

  2. Dalmata 102 dice:

    Me preocupa mucho cómo las multinacionales de la alimentación engañan a los agricultores. Es denunciable que ahora que los alimentos se están encareciendo las multinacionales Cargill, ADM, ConAgra, Bunge y Dreyfus, que controlan más del 80% del comercio mundial de cereales, se repartan miles de millones de beneficios.

  3. Jose Coll dice:

    Buenas, la forma que los agricultores se encuentren protegidos es trabajar en ASOCIACION con el transformador, piensen que el transformador de las semillas a los Bioquerosenos invierte mucho dinero, en mi caso ( soy transformador) nuestra inversión es de 173.000.000 €, como comprenderá doctor hemos estudiado toda la viabilidad de la Jatropha, y hemos invertido en lograr que la torta sea utilizables una vez procedido a su descontaminación, que con nuestros equipos ya en planta piloto (200 Tm/ día) ya hemos logrado. Si algún agricultor quiere podemos estudiar su caso y trabajar con él en sus tierras, garantizando la adquisición a precios estables y rentables durante 45 Años. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: