Israel, un Oasis fértil de Innovaciones (I)

Con frecuencia, los medios de comunicación, a nivel internacional, se hacen eco de los grandes progresos e impresionantes innovaciones que se logran, año tras año, en Israel. Una país que desde hace años se ha convertido en un oasis fructífero en innovaciones de alta tecnología. Algunas de estas noticias sobre nuevas innovaciones son muy impactantes como la que, recientemente, se ha difundido acerca de la empresa israelí CompuLab y su innovador producto estrella, consistente en un asombroso mini-ordenador PC del tamaño de un llavero.

Sin embargo, estas innovaciones no nacen de la noche a la mañana. Son fruto de arduas y trabajosas investigaciones y descubrimientos previos que no siempre son bien conocidos, a pesar de ser noticias igualmente divulgadas. Tal es el caso de la investigación sobre las simples y, a su vez, sofisticadas células del sistema nervioso de la mosca de la fruta.

Los resultados de esta interesante investigación están siendo utilizados como modelo para mejorar el funcionamiento de las redes inalámbricas de sensores y otros sistemas informáticos distribuidos. Como bien recoge el periódico israelí, Aurora, los Investigadores de la Universidad Carnegie Mellon de Estados Unidos, la Universidad de Tel Aviv y el Instituto Weizman han detallado sus conclusiones sobre este tema en el artículo titulado: ‘A Biological Solution to a Fundamental Distributed Computing Problem’, que se ha publicado en la revista Science.

Copiar de la naturaleza es un forma de copiar inteligente que nos provee de tecnologías limpias. En este caso, las células nerviosas de la mosca de la fruta y las diminutas cerdas con las que se comunican para sentir y oír las moscas ofrecen una tecnología que podría ser aplicada en la optimización de las redes informáticas.

Las células del sistema nervioso de la mosca de la fruta se comunican entre sí, sin necesidad de entrar en contacto directo, ni saber sus respectivas ubicaciones. Ya se sabe con precisión cómo funciona este sistema nervioso. Ahora corresponde pasar a la fase de aplicación a las redes informáticas, en base a esta tecnología.

Con una alta probabilidad de conseguirlo, dentro de uno o dos años, Israel habrá encontrado una mejora sustancial de las telecomunicaciones que circulan a través  de las redes distribuidas y, de manera especial, de las redes de sensores inalámbricas.

Por su parte, el logro de CompuLab al fabricar el más pequeño mini-ordenador portátil del mundo, conocido como TrimSlice, es un hito en la historia del harware informático que bien podría considerarse como una verdadera obra de arte de la miniaturización.

Pero el éxito de CompuLab no viene de ahora. CompuLab es un fabricante líder de placas CoM —Computer-on-Module— y sistemas PC en miniatura. Los productos de CompuLab cuentan con un avanzado conjunto de características que los hacen sobresalir por su excelente nivel de integración, fiabilidad y precios asequibles.

La tasa de producción anual de la fábrica es de más de 100.000 placas y sistemas que posicionan a CompuLab como un actor clave en el mercado embebido (integrado). Hoy en día, CompuLab suministra equipos informáticos a más de 500 empresas ubicadas en 50 países diferentes. A su vez, sus productos son utilizados por empresas internacionales como Sierra Nevada, General Dynamics, McDonalds y Roshe.

El mini-ordenador portátil TrimSlice está llamado a ser su producto estrella, ya que, a pesar de su tamaño liliputiense, es un ordenador muy potente. Además de contar con un poderoso chipset Tegra 2, el resto de sus propiedades tampoco desmerecen elogios. En efecto, el mini-ordenador israelí cuenta con HDMI (dos puertos), un par de USB, Bluetooth, WiFi, SSD con una capacidad de hasta 64GB, e, incluso, dos slots para tarjetas SD.

Todo queda bien embutido y, en su diseño, se aprovecha hasta el último milímetro de su minúsculo chasis, en el que, dicho sea de paso, no es necesario el uso de un ventilador, por lo que encima de todo, el TrimSlice resulta la mar de silencioso.

Los usos potenciales del TrimSlice de CompuLab son múltiples. Lo más normal es que se utilice —podrá llevarse en el bolsillo y abultará bastante menos que una cartera—como sustituto de los portátiles debido a su pequeño peso y tamaño. Con seguridad, debido a que es un dispositivo perfecto para los usuarios que viajan, se convertirá en el ordenador preferido de los que diariamente han de acarrearlo de un lugar a otro.

Igualmente, el TrimSlice podría ser también una excelente alternativa utilizado como media center, para reproducir películas, música e incluso fotos en cualquier lugar. En suma, se trata de un novedoso mini-ordenador —sin olvidar tampoco su bajo coste de unos 300 euros— que está llamado a tener un gran éxito. ¡Enhorabuena! (Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: