La Edificación Sostenible en escorzo

Algunas empresas técnicas y constructoras del sector de la Edificación están viendo un gran negocio en el desarrollo de la Edificación Sostenible, a costa de hacer que los edificios sostenibles sean mucho más caros. La Administración pública debería combatir estos abusos porque, en la práctica, si se hicieran bien las cosas, debería ocurrir todo lo contrario.

La asequibilidad es una característica básica de la sostenibilidad. Si algo no es asequible por la mayoría de la gente no es sostenible. Los precios de los edificios sostenibles deberían ser asequibles y, por tanto, inferiores a los de las viviendas convencionales. Muchos expertos subrayan que la inversión en la edificación sostenible no tiene porque ser necesariamente mayor que la que se hace en los edificios convencionales ya que la mayoría del esfuerzo a realizar se concentra en la etapa de planificación, previa a la construcción real.

En consecuencia, la inversión adicional, si la hubiere, no debería ascender a más de 1-2% y, sin duda, es una cantidad de dinero que se podrá recuperar en un período razonable de tiempo, debido a los importantes ahorros en agua, residuos y energía que permite la Edificación Sostenible.

Por otra parte, puede ser un problema serio la falta de ofertas adecuadas de soluciones en ahorro y eficiencia energética que sean de calidad y, al mismo tiempo, asequibles, tanto para las nuevas edificaciones como para la rehabilitación de edificios viejos y menos viejos. También se requiere que sean soluciones que se adapten a los diferentes contextos locales.

Sería aconsejable también que se dividieran las ayudas e incentivos al ahorro y la eficiencia energética entre los propietarios y/o los inquilinos que usan los edificios. Ello quiere decir que el rendimiento de las inversiones en ahorro y eficiencia energética no debería ir solamente a parar a aquellos que realizan las inversiones, sino también a los que las hacen que éstas funcionen correctamente.

Otro problema grave es el hecho de que los profesionales del Sector de la Edificación —empezando por los arquitectos— desconocen lo que significa Edificación Sostenible. En diversos estudios, se ha constatado que es insuficiente, tanto el conocimiento como el grado de comprensión acerca de las tecnologías y aplicaciones para el ahorro y la mejora de la eficiencia energética que tienen los profesionales que intervienen en la construcción, uso y mantenimiento de los edificios.

Esta falta de conocimiento limita mucho la participación de estos profesionales en aquellas actividades relacionadas con la Edificación Sostenible. Lo que conlleva a que, finalmente, en las viviendas y edificios se instalen equipamientos que dejan mucho de desear, desde el punto de vista de la eficiencia energética.

El resultado de todos estos frenos u obstáculos estructurales no sólo se traduce en un escaso progreso en materia de eficiencia energética sino que conlleva un fracaso total en el fomento de los ahorros de energía. Actividades que son básicas y esenciales para salir de la actual crisis económica.

Lo más grave es que, si seguimos como parece, si seguimos haciendo más de lo mismo y sin tomarnos en serio las políticas de ahorro y eficiencia energética, las políticas energéticas actuales no impedirán que el consumo de energía debido al sector de la Edificación continúe creciendo, sobre todo en los países en vías de desarrollo y/o emergentes.

En conclusión, es cierto que algunos países se han tomado en serio el tema del ahorro y la eficiencia energética en el sector de la Edificación —y hasta es muy probable que vayan a apostar fuertemente por la Edificación Sostenible— pero ello no es, en absoluto, suficiente para cubrir las necesidades tan grandes que tenemos de recortar, al máximo, los consumos de energía y de recursos a nivel mundial.

La crisis energética está tocando a las puertas de una sociedad mundial que se encuentra debilitada ya por la crisis económico-financiera que padece. El tiempo juega en nuestra contra y necesitamos con urgencia poner en marcha las bases que nos permitan la transición no traumática a una economía sostenible. Una transición obligada donde a las políticas de ahorro y la eficiencia energética se les dé una máxima importancia estratégica.

Anuncios

One Response to La Edificación Sostenible en escorzo

  1. snk dice:

    Y en España, los presupuestos públicos para gastos en Ahorro y Eficiencia Energética se irán recortando año a año del 2011 al 2015. Es decir que cuanto más se necesiten menos habrá. Si nuestros políticos no aprenden a discernir entre los gastos que sirven para construir nuestro futuro y salir de la crisis y los gastos que no sirven para nada más que para pagar sueldos de funcionarios y servicios inútiles, no tendremos solución. La fórmula del café para todos no es propia de personas supuestamente inteligentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: