Los obstáculos a la implantación de la edificación sostenible

Existen varios obstáculos o frenos que se interponen en el camino de lo que pudiera ser un progreso rápido de la edificación sostenible. Los frenos van desde los fallos del mercado y los errores de las políticas urbanísticas, pasando por el insuficiente conocimiento y nivel de comprensión de los profesionales que trabajan en el sector de la Edificación, hasta el muchas veces negligente comportamiento de los usuarios de los edificios.

Algunos estudios efectuados sobre lo que está pasando, tanto en el sector residencial como en el sector comercial y de servicios, han identificado qué inversiones son más útiles en eficiencia energética. Entre estas inversiones se encuentra el aislamiento de los edificios que representa unos gastos de inversión relativamente bajos, que se amortizan fácilmente durante la vida útil de la inversión realizada y, a su vez, que contribuyen a una reducción importante del consumo energético.

Otros estudios sugieren que al ser tan grande el potencial de ahorro y eficiencia energética que encierra el diseño y la tecnología utilizada bastaría un ligero incremento del precio de las emisiones de CO2 a la atmósfera — bien sea por medio de un impuesto directo sobre las emisiones de carbono, o bien sea a través de la implantación de un sistema de comercio de emisiones de carbono— para que el coste de las inversiones adicionales fuera rentable.

Sin embargo, la realidad es bastante más diferente de lo que indican las conclusiones de estos estudios. En efecto, estas conclusiones que se extraen de ambos estudios pecan de ser excesivamente optimistas puesto que no tomaron en cuenta diferentes razones económicas y estructurales que influyen decisivamente a la hora de apostar con fuerza por la edificación sostenible.

Estos estudios también son un tanto ingenuos cuando presuponen que la eficiencia energética del edificio es una tarea que se considera como algo importante y urgente en nuestra sociedad. Interesadamente o no, pretenden ignorar que se trata de una mentalidad o una forma de pensar que todavía no existe más que a niveles minoritarios, cuando no, solamente testimoniales.

Por muchas vueltas que le demos, ni las empresas, ni la sociedad están por al ahorro y la eficiencia energética si es que ello cuesta dinero. Y no existe esa mentalidad de ahorro de energía porque, a pesar de lo que digan los políticos, no existen planes serios para impulsar y desarrollar  políticas de edificación sostenible, ni se aplica la gran herramienta que representaría la fiscalidad sostenible.

Más bien podríamos pensar lo contrario pues, de manera extremadamente mayoritaria, se sigue haciendo más de lo mismo en materia de ahorro y eficiencia energética. Además, las pocas medidas que existen y que, sobre el papel, deberían tener un impacto sustancial sobre el ahorro y la eficiencia energética de los edificios es muy poco probable que lleguen a cumplir los requisitos normales que exige toda inversión financiera y, por lo tanto, es también poco probable que, en la práctica, sean medidas que vayan a aplicarse.

Además, hoy por hoy, las oportunidades de inversión en ahorro y eficiencia energética que pudieran justificarse, en base a unos mínimos criterios financieros, es probable que llegaran a reducir el consumo total de energía del edificio pero sólo lo harían marginalmente.

La razón de ello es que, según los casos, se necesitaría el transcurso de bastantes años para amortizar la inversión realizada y la gente quiere solamente aquellas inversiones que se amorticen de inmediato porque el sector financiero carece de créditos para este tipo de inversiones en ahorro y eficiencia energética.

En este sentido, no es de extrañar que las decisiones de realizar inversiones en ahorro y eficiencia energética, en edificios residenciales y comerciales, se basan normalmente en valoraciones que sólo toman en cuenta el corto plazo.

En efecto, se considera como muy importante —y muchas veces es el único elemento de valoración para la toma de decisiones— el coste de la inversión que hay que hacer en el momento.

Esta regla de decisión es particularmente importante para todas aquellas inversiones que se realizan en el sector residencial. Los costes de utilización y mantenimiento y el impacto que tiene la tendencia al alza de los precios de las energías fósiles apenas se tienen en cuenta en las evaluaciones de estos proyectos.

Es más, ya desde los datos que maneja la Administración pública se falsean los datos de contraste de precios de las energías. El truco consiste en establecer absurdas, pero interesadas, hipótesis que plantean que, por ejemplo, en el año 2015, los precios del petróleo serán de 50 dólares/barril.

Además, el engaño se traslada a fechas remotas como es el ejemplo de que, en el año 2030, las hipótesis oficiales del escenario tendencial de la energía plantean crecimientos tan ridículos del precio del crudo de petróleo estableciendo que conocerán incrementos inferiores al 100%.

Se trata de un gran cinismo o de una verdadera tomadura de pelo, máxime si tenemos en cuenta que este aumento ya casi se ha producido transcurridos tan sólo estos últimos dos años.

Por lo tanto, ante tanta información falsa o ante tanta carencia de formación e información, es difícil que las inversiones en ahorro y eficiencia energética se hagan como debieran. Y todo esto ocurre a pesar de que, año a año, suban los precios de las energías y de que sean inversiones que podrían amortizarse fácilmente a lo largo de la vida útil del proyecto de ahorro y eficiencia energética.

Anuncios

One Response to Los obstáculos a la implantación de la edificación sostenible

  1. Dalmata 102 dice:

    Todo lo que dices Juanjo, es rigurosamente cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: