Un objetivo prioritario para alcanzar el nuevo modelo energético

Para muchos de vosotros podrá ser algo que os resultará sorprendente pero es bueno que lo sepáis. Los edificios de todo el mundo realizan el 40% del consumo mundial de energía. A su vez, la huella de carbono debida a la actividad de los edificios es significativamente superior a la que produce la suma de todos los tipos de transporte.

Existen grandes y atractivas oportunidades para reducir el consumo de energía de los edificios. Las inversiones a realizar son muy rentables pues suponen unos costes menores y unos rendimientos más altos que en otros sectores de la actividad económica. La reducción de un 40% del consumo energético de los edificios es un objetivo que tecnológicamente es totalmente plausible y representa una condición necesaria, aunque no suficiente, para realizar la transición con éxito hacia un nuevo modelo energético basado en el desarrollo sostenible.

De igual modo, estas reducciones de consumo energético de los edificios son una meta fundamental para el logro de otro objetivo de la Agencia Internacional de la Energía consistente en la reducción del 77% de la huella de carbono, objetivo que demanda el Panel o Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

El sector de la edificación debe reducir radicalmente el consumo de energía y debe empezar a hacerlo ya. Para ello, ahora que se ha producido el ‘Peak Oil’ y los precios energéticos están experimentando importantes subidas, los países deberán también esforzarse por garantizar la seguridad energética y gestionar el cambio climático. Algunos países desarrollados, considerados como grandes despilfarradores de energía, tendrán que recortar drásticamente los consumos de energía de los edificios hasta un 80% si quieren seguir siendo competitivos. Los altos precios de la energía que se avecinan apenas les dejarán margen de maniobra para encontrar otra salida.

Los países de alto crecimiento como China y la India también deberán desempeñar un gran cambio en materia de eficiencia energética. El trabajo y la inversión necesaria para esta tarea también contribuirá al crecimiento económico y a la creación de empleo, especialmente, en el sector de la edificación.

La reducción de los consumos de energía va a ser el medio de reducir tanto la dependencia energética como la emisión de gases de efecto invernadero a menor coste. Cada año podríamos reducir el consumo de energía relacionado con la utilización de los edificios en un 40%. Para los propietarios, el retorno de la inversión sería tan sólo de cuatro años y con tendencia a reducirse a medida que aumenten los precios del crudo de petróleo.

Estas significativas reducciones del consumo de energía en el Sector Edificación no son difíciles de alcanzar. Hemos de tener en cuenta que gran parte de la energía que se pierde o se desperdicia en los edificios es debido a un mal diseño, a que la tecnología utilizada es inadecuada y a que las conductas y comportamientos de los usuarios de estos edificios son inapropiadas.

Las empresas de la construcción y de la rehabilitación de edificios necesitan aplicar los conocimientos adecuados en materia de ahorro y eficiencia energética y en el uso de las energías renovables, de manera que el balance energético salga casi nulo. También es necesaria la aplicación de herramientas financieras que posibiliten el desarrollo y la promoción de nuevos enfoques con resultados de eficiencia energética más altos. Sin embargo, estas necesarias transformaciones no se lograrán si solamente es el mercado quien las empuja. Es obvio que el liderazgo de la Administración pública es imprescindible para el logro de estas transformaciones. (Continuará)

Anuncios

3 Responses to Un objetivo prioritario para alcanzar el nuevo modelo energético

  1. Muy interesante. Lástima de políticos que no se enteran de nada.

  2. snk dice:

    Y en España, los presupuestos públicos para gastos en Ahorro y Eficiencia Energética se irán recortando año a año del 2011 al 2015. Es decir que cuanto más se necesiten menos habrá. Si nuestros políticos no aprenden a discernir entre los gastos que sirven para construir nuestro futuro y salir de la crisis y los gastos que no sirven para nada más que para pagar sueldos de funcionarios y servicios inútiles, no tendremos solución. La fórmula del café para todos no es propia de personas supuestamente inteligentes.

  3. jmi dice:

    Profesionalmente estoy en sector del aislamiento exterior de las fachadas mediante una envolvente de material aislante. Esto es “AHORRO MUY SEGURO” de calefacción y aire acondicionado. Sin embargo seguimos montando andamios y arreglando fachadas para dejarlas solo pintadas por falta de sensibilización y conocimiento de la gente de a pie respecto de este ahorro de euros y naturaleza.
    Y la tendencia del precio futuro del KW es solo al alza: el KW fósil porque habrá menores reservas y el KW teóricamente gratuito (sol y aire) porque su producción y distribución es más costosa que la fósil. Los políticos no se enteran y los de a pie siguen aturdidos. Tenemos que seguir voceacndo a ver si alguién nos oye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: