La energía eólica marina gana adeptos (II)

31 octubre, 2010

El proyecto del cable eléctrico submarino de la costa atlántica de Estados Unidos es más ambicioso de lo que parece. Se diseñará para que también se pueda aprovechar esta infraestructura eléctrica desde el principio. Así, incluso antes de que los parques eólicos marinos lleguen a construirse, el cable eléctrico podría canalizar los suministros existentes de electricidad del sur de Virginia —donde la electricidad es barata— y transportarlos al norte de New Jersey —donde la electricidad resulta muy costosa.

Lee el resto de esta entrada »


La energía eólica marina gana adeptos (I)

27 octubre, 2010

Google y una firma financiera de Nueva York se han comprometido a invertir fuertemente en una red submarina troncal de transporte de electricidad de 5.000 millones de dólares cada uno para que se puedan construir futuros parques eólicos marinos a lo largo de la costa atlántica que, presumiblemente, podría transformar el mapa eléctrico de esta populosa región estadounidense.

Lee el resto de esta entrada »


La caída del neoliberalismo (y VI)

24 octubre, 2010

El sistema que conforman las sociedades actuales se encuentra en plena batalla interna. En medio de esta profunda crisis económica en la que vivimos, esta batalla se nos muestra aún más encarnizada. En todos los países, en unos más que en otros, existe una fuerte tensión dinámica entre dos principios antagónicos: un principio que abarca el individualismo, el egoísmo, el despilfarro consumista y las desigualdades sociales, por una parte; y el principio que abarca a la comunidad, la solidaridad, la sostenibilidad y la equidad social, por la otra. Las formas que adopta un determinado sistema socioeconómico se encuentran siempre en movimiento en base a las relaciones de poder.

Lee el resto de esta entrada »


La caída del neoliberalismo (V)

20 octubre, 2010

La doctrina del liberalismo que enseñara Adam Smith estaba destinada a demostrar que una sociedad podía existir sin la omnipotencia del Estado absoluto. Era una doctrina revolucionaria dirigida contra el poder del absolutismo, del Leviatán de aquellos tiempos. Sin embargo, en ningún momento, Adam Smith se imaginó que una sociedad podría vivir sin contrato social.

Lee el resto de esta entrada »


La caída del neoliberalismo (IV)

17 octubre, 2010

El nuevo Leviatán también creó estereotipos falsos. La interpretación ideológica de la globalización, disfrazada de mundialización, se vendía como el triunfo de la economía de mercado y del neoliberalismo. Ello implicó tener que interpretar el verdadero sentido de la globalización. Para muchos expertos, el sufrimiento social no provenía de la globalización en sí, sino del regreso de una ideología que postulaba la no intervención del Estado, en lo que afectaba a los mercados, y el abandono de los más débiles a su propia suerte. De este modo, el Estado quedaba casi impotente y atado de pies y manos. Debía ser sordo y ciego para no oír y no ver cómo actuaba esa ‘mano’ no tan invisible del capitalismo.

Lee el resto de esta entrada »


La caída del neoliberalismo (III)

13 octubre, 2010

Los trabajadores no cualificados de los países desarollados se encuentran en competencia directa con los trabajadores de los países en vías de desarrollo que suelen estar, a su vez, superpoblados. En el nuevo Leviatán y en los países desarrollados, los trabajadores no cualificados son los más amenazados por la apertura de los mercados. Un trabajador no cualificado sale de ocho a diez veces más caro que otro que trabaje en un país emergente como, por ejemplo, China.

Lee el resto de esta entrada »


La caída del neoliberalismo (II)

10 octubre, 2010

La globalización que hemos ido experimentando también podría analizarse desde diferentes enfoques. Es cierto que no es lo mismo hacerlo en relación exclusivamente con las transaciones de bienes y servicios que hacerlo desde un enfoque meramente financiero. Pero aunque hagamos el análisis desde cualquiera de los enfoques siempre nos encontraremos que la globalización conlleva diferentes categorias de desigualdades.

Lee el resto de esta entrada »