Prospectiva eléctrica 2025 (y III)

Los mercados eléctricos, al igual que el resto de mercados energéticos, son extremadamente necios y solo responden si existen señales de precios. Todo aquella estrategia que no sea traducida a señales de precios será inútil. Ello implica que debemos ayudar y subvencionar fuertemente a las energías renovables y a las actividades relacionadas con el ahorro y la eficiencia energética.

Según la Agencia Internacional de la Energía con una tasa de crecimiento anual histórico del 15%, los modelos fotovoltaicos alcanzarían el umbral de rentabilidad alrededor del año 2025, pero si se duplicara la tasa de crecimiento, el umbral de rentabilidad se adelantaría 10 años; exactamente, al 2015.

En consecuencia, si queremos disponer de tecnologías renovables que sean rentables, que reduzcan las emisiones de CO2 durante la próxima década, hay que darles a estas tecnologías la oportunidad de aprender dentro del mercado actual.

En otras palabras, necesitamos algo nuevo y lo necesitamos ya, las energías solar, eólica, termosolar, undimotriz, mareomotriz y geotérmica ya las tenemos y funcionan. Debemos seguir estimulando e impulsando la demanda de estas energías renovables. Si no lo logramos indudablemente será pan para hoy pero hambre para mañana.

7.- Reconocer que el coste de puesta en práctica de la tecnología varía sustancialmente entre los Estados miembros de la UE y que los efectos de distribución variarán también

La transición a un sector de producción de electricidad que sea neutro en carbono necesitará realizar grandes inversiones en el sector energético. Aunque los resultados se presentan sólo a nivel europeo, el coste de puesta en práctica de las tecnologías de bajas emisiones de carbono y los impactos sobre las comunidades locales pueden variar de manera significativa. Los responsables políticos deben reconocer que la asignación de costes y beneficios no se darán incluso a través de Europa y, por lo tanto, deberán tomar las medidas necesarias para mitigar estos efectos.

8.- Facilitar la electrificación del transporte por carretera y las electro-tecnologías eficientes para la calefacción y la refrigeración

Tanto la electrificación del transporte por carretera como de la calefacción y de la refrigeración tiene muchos beneficios, tales como:

  • Permite que el consumo de energía en Europa sea más eficiente,
  • Reduce las emisiones de CO2 aguas abajo (‘downstream’),
  • Mejora la calidad del aire en zonas urbanas,
  • Facilita la electricidad suministrada por fuentes de energía renovables,
  • Facilita la promoción de programas gestión de la demanda.

Sin embargo, el sector de la electricidad, por sí sola, no será capaz de conseguir este cambio de ritmo en la sociedad. Para ello, los responsables políticos deberían:

  • Desarrollar asociaciones conjuntas con todas los actores interesados —stakeholders—más importantes para promover un cambio de paradigma en el uso de la energía;
  • Eliminar las barreras que dificultan una rápida electrificación del transporte por carretera y facilitar el cambio de combustible mediante el uso de las electro-tecnologías eficientes;
  • Reconocer los beneficios de las electro-tecnologías. En particular, en lo que se refiere al contenido de carbono de la electricidad se prevé una disminución continua durante el período 2010-2050;
  • Con respecto al transporte por carretera, adoptar políticas para promover los vehículos eléctricos (incentivar el I+D+i, la puesta en práctica de la tarificación de las infraestructuras, etc);
  • En el sector de la calefacción, adoptar medidas para internalizar los costes de las emisiones de carbono por la utilización directa del gas y del petróleo y sus derivados.

9.- Asegurarse de que los presupuestos europeos y nacionales, de una manera radical, se reorientan hacia el apoyo a una nueva economía de energía inteligente, ‘smart energy’

La I+D+i en energía debería tener prioridad en el gasto total de los presupuestos de I+D. El apoyo debería centrarse únicamente en las tecnologías que tienen una posibilidad razonable de alcanzar una viabilidad de mercado prevista, de acuerdo a un régimen de reducción de emisiones de carbono. Por lo tanto, debe darse prioridad a las tecnologías que puedan dar lugar a las reducciones de carbono más altas —por ejemplo, nucleares, CCS, energías renovables, redes eléctricas inteligentes y el transporte eléctrico. Los fondos deberán ser distribuidos, de forma transparente, para garantizar beneficios para el conjunto de la sociedad.

Anuncios

Una respuesta a Prospectiva eléctrica 2025 (y III)

  1. Urge cambiar el modelo energético y reducir las emisiones de CO2. Es muy de agradecer la contribución que hace tu Blog en un tema tan crucial. Yo en mi Blog abordo el problema del cambio climático desde otras perspectivas, pero es evidente que donde más puede hacerse es en el cambio del modelo energético.

    Permíteme que te ofrezca una página con el listado de algunos de mis artículos sobre el Cambio Climático

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: