Mientras no cambiemos sólo nos quedará sufrir la economía

Según se desprende de la lectura de los datos macroeconómicos del segundo trimestre de 2010, la desaceleración mundial aumentará en la segunda mitad del año. En teoría, los estímulos fiscales de ayuda deberían desaparecer a medida que los programas de austeridad se vayan afianzando en la mayoría de los países. Los ajustes de inventario que impulsaron el crecimiento económico durante algunos trimestres todavía continúan vigentes.

Los efectos de las políticas fiscales que, en gran parte, robaron la demanda futura, —como así hicieron los incentivos para la compra de coches y de viviendas— disminuirán a medida que estos programas vayan finalizando. Con todo, las condiciones del mercado laboral seguirán siendo débiles, la creación de empleo continuará siendo muy baja e insuficiente para absorber los incrementos de población activa lo que provocará una mayor sensación de malestar entre los consumidores.

Algunos expertos consideran que el escenario económico más probable que se prevé para las economías de los países de la OCDE es una endeble recuperación en forma de ‘U’. Sin embargo, a la vista de los datos últimos, según diferentes expertos, bien podría adquirir la forma de ‘W’. Lo más probable es que sea así en el caso de que se produjera —como se teme y parece que va a ocurrir— una segunda recaída de la recesión. Por de pronto, en Estados Unidos, la economía creció menos de lo que se había estimado previamente para el primer trimestre del 2010, al recortarse las proyecciones de gastos del consumidor y de las empresas.

También se prevé que el crecimiento económico anual se vaya a situar por debajo de la tendencia seguida durante el primer semestre de 2010 (2,7% en el primer trimestre. En realidad, aunque lo llegaremos a saber mañana, se estima un 2,2% para el segundo trimestre. Estos datos afianzan la hipótesis de que, durante el segundo semestre de este año y a lo largo del año 2011, el crecimiento económico está destinado a reducirse aún más, llegando a bajar hasta el 1,5% del PIB.

En el caso de Estados Unidos, Nouriel Roubini opina que sea lo que sea lo que nos venga encima, el impacto se sentirá como si fuera una recesión económica. Paul Krugman plantea que lo que, de verdad, nos va a llegar es una tercera depresión económica. Según Roubini, la creación neta de empleo será tan débil que no llegará a cubrir la demanda de los nuevos allegados al mercado laboral por lo que predice un nuevo aumento de las tasas del desempleo.

También pronostica un mayor déficit presupuestario cíclico, una caída de los precios de las viviendas y demás activos inmobiliarios. De igual modo, Roubini considera que se producirá un aumento de las pérdidas de las instituciones financieras debido al impago tanto de hipotecas como de créditos al consumo y otros préstamos. A todo ello, se debe añadir el riesgo de que el Congreso estadounidense adopte medidas proteccionistas contra las importaciones procedentes de China.

Para la Eurozona, los pronósticos de Nouriel Roubini —importantes por lo acertados que han sido hasta ahora en la actual crisis— son previsiones aún mucho peores que las de Estados Unidos. El crecimiento económico podría situarse en valores cercanos a cero para finales de este año, en la medida que las políticas de austeridad fiscal golpeen los mercados de valores.

Esta recaída de la recesión económica provocaría un aumento brusco de las preocupaciones del mercado por la solvencia y la liquidez soberana de la Eurozona, lo que podría conllevar a una verdadera crisis de endeudamiento. Esta recaída no sólo afectaría a la liquidez soberana sino también a la liquidez de las empresas y del propio sector financiero. Aumentarían los costes de capital y los niveles de aversión al riesgo y se crearía una fuerte volatilidad en los mercados. Este fenómeno erosionaría aún más la confianza de las empresas, de los inversores y de los consumidores.

Sin embargo, el debilitamiento del euro ayudaría a la balanza de pagos de la Eurozona, ya que se podría beneficiar de los daños causados a las exportaciones —y a las perspectivas de crecimiento— tanto de Estados Unidos como de China y de otros países asiáticos considerados dentro de las economías emergentes.

Actualmente, incluso China está mostrando señales de estar sufriendo una desaceleración importante debido a los intentos del gobierno para controlar el sobrecalentamiento económico. La desaceleración que se está produciendo en las economías avanzadas, junto con la debilidad del euro, hará una mayor mella en el crecimiento de la economía china, con lo que su tasa de crecimiento del 11% disminuirá hasta un 7% para finales de este año.

Este decrecimiento de la economía china afectará también a los países exportadores del resto de Asia y a los países que son ricos en materias primas y que cada vez dependen más de las importaciones chinas. En suma, que entramos en un círculo vicioso del que sólo saldremos realizando la transición al nuevo paradigma socioeconómico basado en la economía sostenible.

Sin embargo, estamos muy lejos de encarar el futuro con responsabilidad al no apostar con seriedad y rigor por la sostenibilidad. Seguimos estúpidamente anclados en la economía del despilfarro aunque, felizmente, haya países que ya han iniciado la transición hacia el nuevo paradigma emergente.

Anuncios

2 Responses to Mientras no cambiemos sólo nos quedará sufrir la economía

  1. Sirenita dice:

    Ya veo que irme de vacaciones y empezar con las pesadillas de la vuelta al trabajo se acompañan de malas noticias. Que me quiten lo bailado!

    Sl2 🙂

  2. Just bookmarked your site! I’ll be back to check out your future postings.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: