Las energías alternativas como trampolín para el desarrollo económico futuro

Los planificadores chinos son muy conscientes de que deben apostar por las energías alternativas si es que quieren reducir el excesivo consumo de hidrocarburos fósiles que tienen. Por eso, durante mucho tiempo han estado presionando para que salieran adelante costosas medidas para desarrollar las energías renovables, así como para reducir el despilfarro de energía en base a la mejora de la eficiencia energética.

Pero la tarea no es fácil. Se sabe que el consumo de carbón seguirá creciendo en términos absolutos, a pesar de que las nuevas centrales térmicas de carbón sean mucho más eficientes y, por consiguiente, menos contaminantes. Sin embargo, se estima que, para el 2020, la participación del carbón en la producción total china de electricidad caerá del 75% al 65%.

La energía hidroeléctrica aumentará en más de la mitad pero su participación en el total se reducirá un poco y pasará del 21% al 20%. La energía eólica será una energía renovable que conocerá una gran expansión y pasará de tener una cuota del 3% al 7%. la energía nuclear pasara de representar el 1% al 5%. El resto de la energía eléctrica provendrá de otras fuentes como la energía solar y la incineración.

El gobierno chino está muy animado pues espera beneficiar enormemente al país de las tareas de construcción de infraestructuras que está realizando para aumentar significativamente la producción de energía. De esta transición hacia una sociedad abundante en energía, el gobierno espera sacar también provecho suficiente como para impulsar fuertemente el desarrollo económico de China.

Muchas empresas fabricantes de equipos eléctricos, que están controladas por el Estado, como Shanghai Electric, Harbin Power Equipment y Dongfang Electric están ya recibiendo un número desmesurado de contratos para la compra de equipos eléctricos por parte de empresas generadoras de electricidad que también son de propiedad estatal. El gran volumen de pedidos está produciendo unas importantes economías de escala que han permitido que la empresa Dongfang haya obtenido unos rendimientos espectaculares.

Suzlon Energy, un fabricante indio de turbinas eólicas, en una gran medida, se ha quedado bloqueado por la gran venta que supone el mercado en auge de China. Sin embargo, esta empresa ha decidido, sin dudarlo siquiera, fabricar sus turbinas en China porque las ganancias en eficiencia son similares debido a que un gran número de grandes contratos han sido ganados por empresas locales que han tirado los precios de los componentes.

Hong Kong, CLP, es una de las pocas empresas de generación eléctricas no locales que están autorizadas a operar en China. Esta empresa ha declarado que el coste de construcción de las plantas de generación eléctrica se ha reducido a la mitad en la última década, sobre todo, gracias a la fuerte caída de los costes de los bienes de equipos eléctricos.

Cuando se autoriza a los proveedores extranjeros a vender en China es porque se considera que son necesarios para la transferencia de tecnología a las empresas locales. La expansión masiva de la energía nuclear en China es un buen ejemplo. Durante los próximos diez años, las autoridades chinas planean gastar unos 150.000 millones de dólares en aumentar nueve veces su capacidad instalada de producción eléctrica a partir de la energía nuclear. El país cuenta con ya con 21 reactores nucleares que están en construcción, mucho más que cualquier otro país.

Naturalmente, por el camino China espera adquirir un montón de conocimientos acerca de centrales nucleares de nueva generación. La mitad de las partes y componentes integrantes de una unidad de la planta nuclear de Lingao, en Guangdong —donde la construcción se inició en 2005 y se prevé que concluirá a finales de este año— se fabricarán en China. La siguiente unidad, que se completará el próximo año, el porcentaje de lo que fabricará a nivel local representa el 70%.

Para el año 2020, el objetivo de China es el de ser enteramente capaz de construir reactores nucleares avanzados por sí mismo. Esta gran mejora de sus niveles de competencia nuclear le permitirá exportar su know-how al extranjero. Las empresas chinas ya han construido un reactor nuclear en Pakistán, están trabajando en otro y tienen previsto construir otros dos reactores más.

Se sabe que los combustibles fósiles no podrán cubrir gran parte de la demanda de energía en muchos países, China piensa ofertar energías alternativas a precios económicos en todo el mundo. De este modo, es como piensa aprovechar sus esfuerzos por aumentar su capacidad de generación eléctrica convirtiéndolos en un know how que le permita incrementar su poder económico.

En el nuevo paradigma socioeconómico emergente se tendrá que poner en valor de nuevo toda la economía, despojándola de parásitos como son las operaciones especulativas. China prepara su futuro y pretende seguir siendo una economía más competitiva todavía, ofreciendo una generación de energía que sea de calidad y a costes reducidos. Si no queda atrapada por una fuerte dependencia energética de gas y petróleo y unos excesos de consumo energético, el éxito lo tendrá asegurado.

Anuncios

5 Responses to Las energías alternativas como trampolín para el desarrollo económico futuro

  1. Dalmata 102 dice:

    En España, los planificadores que tenemos no les llegan ni a la suela de los zapatos de los planificadores chinos. Ni Rajoy y Zapatero se huelen la que nos viene encima y cuidado que algunos como tú Juanjo lleváis tiempo advirtiéndonos. Desde que expulsamos a los judíos, los españoles hemos actuado como un auténtico rebaño de necios gregarios y perdimos el tren del progreso. Llevamos recibiendo sopas con onda más de seis siglos y todavía ni nos enteramos porqué. El motivo es que trabajando somos un desastre e inventado peor todavía y así no hay país que salga adelante. Gastamos lo que no teníamos y ahora a pagar con sangre los 1,6 billones de euros que debemos.

  2. snk dice:

    En ese mismo país que citas Dalmata 102, a excepción de los trabajos de SWPI que dirige Juanjo Gabiña, nunca se ha hecho prospectiva. Para la inmensa mayoría de los planificadores españoles la prospectiva no existe y, cuando existe para ellos, confunden lo que es un simple planificación o programación con la prospectiva. Son incapaces de elaborar planes a largo plazo en base a la evaluación y contraste de los diversos escenarios de futuro por lo que se sustrae el debate y la discusión acerca de la diferentes alternativas de futuro y así nos luce el pelo. Nunca acertamos porque el planificador de turno es un inútil que dice lo que sus estúpidos jefes quieren oir. Por lo tanto, agárrate al asiento del inodoro de tu casa y ponte cómodo porque la salida a la crisis económica será larga, caótica y traumática para todos. Con tanto incompetente no nos queda sino..¡A sufrir sea dicho!…

  3. Marqués Silva de Balboa dice:

    Hablando de España, aquí en Chile donde empresas españolas promueven el aniquilamiento total de nuestra Patagonia con un proyecto hídrico gigantesco que dejará bajo agua casi el 40% de la zona de reserva biósfera del sector vírgen del área.
    Endesa España, y el señor Botín (siempre he considerado pintoresco que un banquero se apellide Botín) forman un grupo que se dirige a encontrar magnas utilidades en esta total destrucción.
    Entonces tenemos un caso concreto y preciso, y sobre esto debemos poner mucha atención, ya que esto perfila al Reino de España como el primer depredador como única forma de enriquecimiento y “progreso”.

  4. jmi dice:

    Conforme con los anteriores comemarios. Quién alinea en España las actuaciones energéticas con 17 comunidades que se cierran cada una al mundo como Korea del Norte para ser omnidecisores en su colectivo autonómico?

  5. snk dice:

    El Reino de España siempre ha sido un gran depredador. Esa fue precisamente la razón de su existencia hasta que España perdió las colonias, Ahora, casi dos siglos más tarde, hace años que ha vuelto a las andadas, pero esta vez no lo hace solo, gobernando desde la Corte de Madrid, sino con el permiso y el beneplácito de los gobiernos de los diferentes países de América Latina. Que Chile necesita más energía es una posibilidad muy creíble. Pero el verdadero debate que necesitamos sería el de definir cómo, de dónde y a qué precio se quiere obtener la energía.

    Considero que la falta de debate público sobre los temas de futuro es el principal problema de Chile, el de España y el de muchísimos más países que se dicen democráticos. Tanto durante el despotismo ilustrado como durante la democracia, el futuro de cualquier país lo han decidido entre unos pocos. En este caso, tanto en Chile como en España, Botín y unos pocos pocos más son los que deciden aunque lamentablemente ninguno de ellos es ilustrado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: