El delta del río Mekong se enfrenta a dos grandes amenazas

En esta región del sudoeste asiático, estas dos grandes amenazas no son otras que aquellas que afectan al clima y al desarrollo socioeconómico de la región. Una de las causas que ha dado origen a las amenazas ha sido una devastadora sequía que se ha producido en el sudeste asiático y que ha generado innumerables controversias sobre las ocho grandes presas —cuatro de ellas ya están terminadas— que China está construyendo en el río Mekong para la producción de energía eléctrica.

De este modo, una vez China haya construido las cuatro presas que le faltan de su cascada de embalses hidroeléctricos se habrá apoderado de un mayor control del caudal del río Mekong. Un río que, con el agua que transporta, abastece a 60 millones de personas que viven aguas abajo, todas ellas residentes en cuatro naciones diferentes: Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam.

Hoy en día y tras la construcción de las presas, el río se encuentra en su nivel más bajo, desde los últimos 50 años. Si continúa la sequía como se espera, el conflicto se agravará y se plantearán preguntas que serán muy difíciles de contestar

Incluso sin que se hubieran construido toda esa cascada de embalses en el río Mekong, a su paso por China, la intensificación de la temporada de sequía y las inundaciones hubieran alterado inevitablemente los caudales de los ríos y establecido cambios en la vida de los productores de arroz y de los pescadores de los seis países que comparten el río: China, Myanmar, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam.

Los tres últimos países, Tailandia, Camboya y Vietnam, son especialmente los más vulnerables porque al ocupar el delta del Mekong, sus costas y zonas ribereñas que se encuentran casi al nivel del mar se sentirán muy amenazadas por la invasión y filtraciones de agua salada que se originarán.

La Comisión del Río Mekong —un organismo intergubernamental creado en 1995 y encargado de la realización de acuerdos, entre los diferentes países, sobre la gestión de este río de más de 3.000 kilómetros de largo— se encuentra totalmente desbordada. De hecho, sólo acuden los cuatro países situado en la cuenca baja del Mekong. China, situada en la cabecera del río, casi nunca acude a las reuniones pues tendría que dar excesivas explicaciones al resto y no está por la labor.

El viernes, día 10 de abril de 2010, la Comisión del Río Mekong emitió su segundo informe acerca del Estado de la cuenca del río. Desde el primer estudio que se hizo en 2003 hasta el día de hoy las cosas han cambiado mucho y todas han ido saliendo mal e irán todavía a peor.

Por si todo lo que está pasando fuera poco, en la actualidad, Laos, Tailandia y Camboya también están planeando construir al menos once nuevas presas más. Serán las primeras presas que se vayan a construir en el tramo por donde pasa la corriente principal del río Mekong y se sumarán a las ocho presas que comprenderá la cascada china de embalses hidroeléctricos. En total, en unos poco años más el río Mekong contará con diecinueve embalses. El futuro del delta de río se encuentra en grave peligro.

Así pues, esta avalancha de presas que se van a construir y ubicar sobre la corriente principal del río Mekong plantea nuevas y graves amenazas para los agricultores y pescadores que viven río abajo. Las presas bloquean las migraciones de peces y redistribuyen el caudal de agua entre las estaciones seca y lluviosa y es bien seguro que también afectará muy negativamente a la inmensa productividad que tienen las actividades agrícola y piscícola de la pesca que se desarrollan en esta región del sudeste de Asia.

El delta del Mekong se enfrenta a su propia desaparición. Al menos, ya nunca más será como lo hemos conocido hasta ahora. En muy poco tiempo comenzarán a sentirse fuertemente los efectos negativos de las presas construidas aguas arriba y la sequía y la escasez de alimentos comenzarán a afectar seriamente a la población del delta. Por utilizar un símil, podríamos decir que la cuenca del río Mekong tiene riesgo de infarto. Un ataque de corazón no sobreviene cuando se cierran las venas pequeñas sino cuando se produce un bloqueo en la arteria principal.

Anuncios

2 Responses to El delta del río Mekong se enfrenta a dos grandes amenazas

  1. Alejo Ziordia dice:

    Siempre pensé que los chinos eran muy insolidarios y egoístas y estos hechos no han hecho más que ratificármelo. En lo único en que han pensado ha sido en su producción hidroeléctrica y les ha importado muy poco las consecuencias para con los demás.

    Si los damnificados fueran chinos también lo harían y como no lo son, mejor que mejor. Pero no creo que los vietnamitas que viven en el delta del Mekong sigan siendo amigos de los chinos por mucho tiempo, por muy comunistas que también sean.

  2. Rufus dice:

    Hello it’s me, I am also visiting this site regularly, this web site is in fact nice and the viewers are really sharing pleasant thoughts.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: