Un nuevo y emergente sistema de transporte

El Transporte Rápido Personal, TRP, es un concepto emergente de transporte urbano que, hoy en día, está ganando cada vez más adeptos en todo el mundo y que además contribuye a la reducción de los consumos de petróleo y sus derivados. Es una forma completamente automatizada de transporte público que funciona de manera ininterrumpida. Su uso es muy cómodo y su utilización no produce estrés.

Además resulta muy agradable de ver cómo se mueve por las congestionadas zonas urbanas de hoy. Sus vehículos son inteligentes y funcionan automáticamente y sin necesidad de conductor, a través de un sistema ultraligero de carriles que suelen discurrir por tramos elevados, proporcionando así un rápido y directo servicio entre numerosas estaciones de la red que, a su vez, conectan con diferentes líneas o rutas de transporte.

Apenas genera ruido, utiliza poca energía y se puede construir rápidamente. De igual modo, durante su construcción provoca unas mínimas molestias e interrupciones de tráfico. En la mayoría de los casos, rápidamente genera beneficios y, en el peor de los casos, tan sólo necesitaría una pequeña subvención pública al inicio.

El sistema es muy rentable debido al reducido capital que se necesita para su inversión inicial y los bajos costes operativos. En algunas aplicaciones, TRP podría proporcionar un servicio de transporte competitivo al transporte en coche, sobre todo porque no requiere de numerosas y costosas estructuras de estacionamiento ni espacios de estacionamiento en superficie.

TRP es un sistema de capacidad de intermedia transporte que se puede utilizar para un gran número de aplicaciones en entornos urbanos congestionados. La mejor analogía del servicio que se ofrece es la de un ascensor horizontal. Es un sistema de transporte que podría funcionar las 24 horas, durante 7 días a la semana, y dar servicio a una sola persona, así como a grupos de 2, 3  ó 4 pasajeros como lo haría cualquier taxi.

El trayecto sería directo y sin paradas. En las áreas congestionadas metropolitanas, los tiempos de desplazamiento en TRP serían inferiores a los empleados por el resto de sistemas de transporte en competencia. Al igual que cuando se utiliza un tren o autobús como medio de transporte, mientras se viaja será posible leer, conectarse a internet e, incluso, trabajar, así como simplemente relajarse y disfrutar de las vistas.

El servicio de transporte sería muy fiable, seguro y sin producir el estrés que suele provocar tener que conducir durante ciertas horas en las que el tráfico resulta pesado. Ya no habría que preocuparse por los semáforos, las numerosas señales de prohibido girar a la izquierda y las señales de pasos cebra para cruces peatonales y zonas escolares que tanto limitan la velocidad de marcha.

Un sistema de transporte que se adelantó algunos años al TRP fue el STAR o Sistema Transporte Automático Reticular que también convendría apoyar con fuerza y sin demora. STAR es un sistema de transporte formado por conjuntos de elementos técnicos, mecánicos, eléctricos y electrónicos, que configuran las estructuras y que posibilitan el funcionamiento operativo de los procesos de servicio de movilidad a personas por todo el territorio, para trasladarse, moverse, desplazarse y acceder a los lugares apetecidos y/o si procede, para transportar y distribuir mercancías ligeras.

STAR es un sistema automático, cuya gestión operativa se realiza mediante software y hardware específicos, para permitir la interacción de todos los elementos, personas, vehículos, estaciones, cargas, que en tiempo real y de forma totalmente efectiva y segura. A su vez, es un sistema reticular debido a que la distribución en red de las estaciones se configura como nodos de conexión de las personas con el sistema general de transporte, cubre los espacios clave del territorio.

De este modo, se permite que la accesibilidad de las personas se realice en condiciones óptimas y de una manera mas competente que el coche privado, que es el elemento causante de la mayor parte de las complicaciones ciudadanas actuales: congestión, contaminación, accidentes, estrés, y todo tipo de ineficacias e ineficiencias por su utilización en espacios urbanos o periurbanos.

La configuración del STAR como sistema de transporte en red es mucho más eficaz y eficiente que las líneas universalmente utilizadas por los sistemas convencionales de transporte, permitiendo establecer opciones de desplazamiento para cada vehículo, fijando el recorrido por la red en función de las condiciones de operación del sistema, del destino solicitado y de las preferencias manifestadas por el usuario.

STAR funciona tan transparente como Internet, permitiendo al usuario la conexión en la estación de origen, desplazarse tranquilamente por la red física de infraestructuras —por el camino más eficiente— hasta llegar a la estación de destino dónde se desconecta a la espera de la solicitud de otro servicio de transporte, al igual que como lo hacen los taxis.

Anuncios

One Response to Un nuevo y emergente sistema de transporte

  1. Sirenita dice:

    ¿Podrias Juanjo indicarme donde podemos encontrar ejemplos de este modo de transporte tan atractivo?. Pienso que en el Area Metropolitana de Barcelona tendria una aplicacion ideal.

    Sl2 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: