Se avanza a pesar de los rentistas del sistema

Los diferentes gobiernos nacionales y locales de muchos países del mundo están invirtiendo —o prometiendo que lo van a hacer—  desde decenas a miles de millones de € —en función del parque de automóviles que tenga cada país— en instalar puntos de carga para los coches eléctricos y en crear los estímulos fiscales necesarios para promover las ventas de coches eléctricos.

Sin embargo, a pesar de la alta rentabilidad de dichas inversiones cuyo ‘payback’ se reduce a unos pocos años, gracias a las importaciones de petróleo que se evitan, todavía siguen los recelosos de siempre metiéndose con el futuro del coche eléctrico y marmarreando las mismas dudas que se decían cinco años atrás.

En efecto, sobre el futuro del coche eléctrico todavía los medios de comunicación recogen opiniones para todos los gustos, optimistas y pesimistas. Incluso hay ‘burros’ que se permiten el lujo de opinar aduciendo que, como todavía los coches eléctricos no están ampliamente disponibles para la venta, no se puede decir tampoco que luego habrá un mercado importante para el coche eléctrico. Está visto que, para estos creadores de opinión, el futuro es igual al presente. Son incapaces de imaginarse un futuro diferente. ¡Ver para creer!.

Para otros ‘listos’ que también se atreven a opinar, como el mañana es incierto por definición,  nada está claro. Para ellos, los fabricantes de coches eléctricos, al igual que los fabricantes de baterías eléctricas,  que se están gastando miles de millones de euros en producción, lo que están haciendo es muy arriesgado y si lo hacen es como un acto de fe. De nuevo, estos adoradores de la nada sacan la religión a la palestra y la confunden con lo que es una mera decisión estratégica empresarial.

Se trata de otro ataque de estupidez humana que hace que algunos seres con forma humana se vuelvan incapaces de comprender lo que no es más que una mera innovación que se desea introducir en el mercado. Una innovación que además será muy positiva y aportará grandes beneficios a la humanidad entera en su lucha contra el cambio climático.

La cuestión a plantear es más simple que todo este saco de torpes e interesadas dudas. Si los gobiernos y empresas invierten en instalar los cientos de miles de puntos de recarga y sus correspondientes redes eléctricas inteligentes y construyen los estaciones de servicio necesarias de intercambio rápido de baterías —‘Battery Swap Station’— como propone Better Place y cómo se está ya haciendo en Israel, Dinamarca y Australia, el lanzamiento del coche eléctrico será un gran éxito y las empresas automovilísticas que se arriesguen apostarán fácilmente a ganador.

De otro modo, tendremos que escuchar sandeces, una vez tras otra y sin parar. Como las que dijo hace muy poco, con ocasión del Salón del Automóvil de Ginebra, Takanobu Ito, presidente ejecutivo de Honda, cuando se lamentó de que su coche híbrido ‘Insight’ se hubiera vendido mal en Estados Unidos y añadió que tampoco les veía mejor futuro a los coches eléctricos.

Lo dijo en serio, con cierta cara de alelado pero sin turbarse, ignorando en todo que su coche híbrido es el doble de caro que los coches eléctricos que pronto sacarán Renault y Nissan. Serán coches —como el coche eléctrico ‘Leaf’— que podrán cumplir la legislación de California que requiere vehículos ‘cero emisiones’, cosa que su coche híbrido no podrá hacerlo, aunque ignoro si lo se lo han explicado bien o le cuesta entenderlo. ¿Será que es economista financiero y que la cabeza no le da más?

Felizmente, aparecen dos empresas fabricantes de automóviles, Renault y Nissan, que cuentan con presidentes inteligentes y que son capaces de innovar, asumir riesgos y concebir el futuro de manera diferente. Éstas son las personas que hacen que nos reconciliemos con la raza humana y creamos que es verdad eso del ‘homo sapiens’.

Estos dos fabricantes de automóviles tienen previsto la producción de ocho coches eléctricos diferentes, en los próximos cuatro años. Con diferencia, la alianza franco japonesa representa la mayor línea de fabricación de automóviles eléctricos que cualquier otro grupo importante de fabricantes de coches.

La Alianza Renault-Nissan, al apostar fuertemente por el coche eléctrico —cuando precisamente los mercados sufren uno de los momentos peores y más difíciles de su historia— ha dado una lección al resto de fabricantes, sabiendo encarar los retos de futuro con valentía pero también con inteligencia. También hay que añadir que muchas de las compañías competidoras no han jugado limpio. Por supuesto, también se han encargado de que sus propios países tampoco lo hagan.

Se han comportado como verdaderos rentistas del sistema —algunos dirían mafiosos— presionando fuertemente a sus gobiernos para que no apoyaran al coche eléctrico, ni a las soluciones que aportan Renault-Nissan y Better Place y que harían que el coche eléctrico fuera totalmente competitivo desde el inicio de su puesta en el mercado.

Una vez más, los intereses creados y la estupidez humana se encargan de frenar el progreso tecnológico y de acelerar, para nuestra irreversible desgracia, el calentamiento global que tanto nos amenaza, aprovechando la gran mediocridad de la clase política actual y sus altos niveles de corrupción.

Anuncios

2 Responses to Se avanza a pesar de los rentistas del sistema

  1. Iniciativa plus dice:

    Exacto a como está ocurriendo en la mayoría de los estados europeos de la Unión Europea donde se fabrican coches. La gran culpable es Alemania que es donde están las sedes centrales de la mayoría de las compañías automovilísticas y ha sido la que más se ha opuesto. Alemania ha impedido que la Unión Europea fuese la que liderara este cambio histórico que descarbonizaría la carretera . Ahora que lo de vehículo eléctrico es tan evidente, ahora que no hay otro remedio Mercedes Benz tiene que irse a pedir limosna a China donde los de BYD para aprender algo. Patético!

  2. perogrullo dice:

    Un artículo muy acertado que nos recuerda el creciente peso de las miserias humanas y el gran problema que tenemos con los políticos en España. Las últimas encuestas de opinión pública son un nuevo varapalo ciudadano a los partidos y los políticos. Es algo que está generalizado ya entre los españoles que con los políticos actuales nuestro futuro será desastroso. Necesitamos listas abiertas ya y acabar con la manipulación y la tiranía de los partidos políticos.

    La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realizada entre los días 5 y 14 de febrero, consolida a los políticos en la tercera posición en la lista de los principales problemas percibidos por los españoles y solamente superada por el paro y los problemas económicos en general.

    Esta situación en el conjunto de España está en línea con los resultados del último sondeo del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) que situaba como segundo problema para los catalanes la insatisfacción con la política.

    Ya podemos ir pensando en una revolución. Este no hay ya quien lo aguante. Más que políticos son funcionarios y vividores de la política. Unos vagos sin ideas y sin otro afán que lucrarse de la política robando por donde puedan. Lo de Matas no es más que la punta del iceberg.

    Un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: