Los fabricantes japoneses, junto a Renault, líderes en coches sostenibles

La economía mundial podrá seguir inmersa en la crisis tan profunda en la que está metida e, incluso, a nivel mundial, el sector del automóvil podría hacer entrado en un bache de difícil salida, pero para el vicepresidente de Toyota Motor, Takeshi Uchiyamada, también existen algunas buenas noticias cuales son las apuestas por coches que no tengan porqué consumir derivados del petróleo.

Después de meses de recortar producciones de vehículos, de cerrar plantas de fabricación y de despedir personal en la medida que las exportaciones de coches se desplomaban, al igual que la firma francesa Renault —en base a la alianza que mantiene con Nissan— le está pasando con la fabricación del coche eléctrico —un coche intermedio entre el Megane y el Laguna— el mayor fabricante de automóviles del mundo, Toyota, ha impulsado con nuevos bríos la producción de su nuevo Prius híbrido.

En el mes pasado de mayo, una encuesta del sector del automóvil recogía que, por primera vez, los coches de bajas emisiones de CO2 encabezaban el ratio mensual de ventas de automóviles de Japón, a nivel nacional. En dicha encuesta también aparecía que Toyota derrotaba a su principal rival, el Insight híbrido de Honda, desde el primer momento.

Mientras los fabricantes de coches de Estados Unidos como General Motors están luchando por su supervivencia, intentando librarse del peso muerto que representan sus despilfarradores vehículos utilitarios deportivos y las empresas europeas, a excepción de Renault, siguen deshojando absurdamente la margarita para saber si deben decidirse por el coche eléctrico o no. Sin embargo, Renault  y Toyota, que saben bien que el futuro será sostenible o no será, comienzan a tararear la melodía de lo que supondrá en poco tiempo el himno de la próxima generación de tecnologías aplicadas en la automoción.

En cierto modo, ante la grave crisis que padece el sector, Japón se ha convertido en la esperanza de los grandes fabricantes de automóviles. En el país del sol naciente, en plena recesión mundial, se han incrementado las ventas internas, al tiempo que, como en todo el mundo, se desarrolla una tendencia consistente en la aplicación de normas más estrictas sobre emisiones de dióxido de carbono. Esta tendencia se ha constituido en una referencia básica en sector del automóvil con respecto al futuro.

La planta de fabricación Tsutsumi de Toyota —donde su maquinaria viene a ser alimentada, en parte, por los enormes paneles solares que tiene colocados sobre el tejado de la planta— produce cerca de dos terceras partes de los automóviles Prius que, hoy en día, se fabrican en Japón —alrededor de 50.000 unidades al mes. En total, son cuatro las líneas de producción de híbridos Prius que se encuentran ahora en pleno funcionamiento.

Como se sabe, los coches híbridos conocieron un lento comienzo hace más de una década.  Sin emebargo, desde que, en 1997, Toyota, de manera totalmente pionera, comenzara a producir en masa la primera generación de Prius hasta nuestros días, las ventas anuales en todo el mundo han alcanzado un volumen de 1,8 millones de vehículos.

Los coches híbridos funcionan con motores eléctricos, pero pueden utilizar su motor de gasolina cuando las baterías del coche se agotan. Asimismo, estos coches permiten el ahorro de energía mediante la conversión de la energía cinética de frenado en energía eléctrica. También son coches que apagan el motor cuando el coche se encuentra en punto muerto, como cuando ocurre cuando se espera en un semáforo. Sin embargo, son extremadamente costosos aunque serán útiles en tanto no se instalen redes eléctricas inteligentes e innumerables puntos de recarga eléctrica de manera que permitan la carga masiva de  coches eléctricos.

A su vez, otros fabricantes de automóviles se están uniendo a la carrera por construir el coche sostenible del futuro. Así pues, Mitsubishi Motors anunció el mes pasado que comenzaría este mes a vender su minicar japonés eléctrico, iMiEV, a los clientes corporativos y gubernamentales, liderando, de este modo, la comercialización de vehículos de cero emisiones.

Por su parte, el presidente de Mitsubishi, Osamu Masuko, ha dejado bien claro el sendero a seguir en lo que se refiere a al sector de la automoción. Masuko declaró que, a largo plazo, el vehículo eléctrico será el único coche que pueden responder tanto al reto que supone la contaminación atmosférica como a la escasez y/o altos precios que se avecinan del petróleo.

Anuncios

2 Responses to Los fabricantes japoneses, junto a Renault, líderes en coches sostenibles

  1. Sirenita dice:

    De nuevo es Asia el continente que responde antes de que lo hagan America y Europa. Cada vez estoy mas persuadida de que el futuro se escribira desde oriente y nosotros no tendremos mas remedio que imitar lo que en aquella gran region se emprenda y desarrolle. Perderemos competitividad y acometeremos cada vez mas tarde la reconstruccion de nuestra decadente economia. Que pena de final que nos aguarda. Pero por ello hay que luchar mas todavia y espero que ganemos los que depositamos nuestra confianza en la economia sostenible. A pesar de todo soy optimsita.

    Sl2 🙂

  2. Dalmata 102 dice:

    Según la web de Soitu, la tecnología de los coches eléctricos avanza que es una barbaridad. Nissan va a presentar el próximo 2 de agosto un nuevo coche eléctrico que no necesita cables para recargarse porque utiliza la inducción magnética para ello. Ver para creer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: