Cuando el desierto se vuelve útil para la sostenibilidad (y II)

Aunque se haya firmado el Protocolo para poner en marcha la Inciativa ‘Desertec Industrial Iniciative’, todavía quedan por resolver muchos detalles. Incluso, cuando las instalaciones de las plantas ya estén realizadas y completadas, cuando la energía empiece a producirse y ello se consiga a un coste determinado, habrá que llegar a acuerdos sobre los beneficios potenciales, sobre la necesaria estabilidad política que habrá que dotar a algunas zonas y, por supuesto, sobre la financiación total del proyecto.

Dentro del marco del protocolo firmado, antes del próximo octubre, se establecerá una oficina de estudios de la Iniciativa ‘Desertec Industrial Iniciative’ que dispondrá de tres años para elaborar los planes energéticos necesarios sobre los que se basará la creación de la red de granjas solares. Fue muy significativo el hecho de que representantes de la Liga Árabe y del Ministerio de Energía de Egipto acudieran también a la firma del protocolo.

Otras empresas concernidas con la firma del Protocolo fueron la empresa española Abengoa Solar y la argelina Cevital junto con varios bancos alemanes y diversas empresas de ingeniería. Según el periódico alemán ‘Sueddeutsche Zeitung’ la electricidad podría comenzar a transportarse hacia Europa dentro de 10 años.

Un portavoz de Siemens manifestó que las granjas solares podrían generar hasta 100 GW de electricidad, el equivalente a la capacidad de 100 centrales eléctricas convencionales.

Max Schoen, presidente de la asociación alemana del Club de Roma, declaró que el establecimiento de la Iniciativa ‘Desertec Industrial Iniciative’ era un gran salto cualitativo que había dado el sector industrial apostando por una producción que garantice la vida humana de manera duradera.

El proyecto, tras la firma de Protocolo, ya está en marcha. Pero se trata de una iniciativa que no está exenta de críticas. Así, aunque tanto la Canciller alemana, Angela Merkel, como el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, elogiaron esta Iniciativa, sin embargo, también hubo otros políticos que expresaron sus críticas.

Así, algunos políticos contrarios al proyecto llegaron a manifestar que no consideran necesario ir a África del Norte para recoger los rayos del sol ya que se podrían invertir los 400.000 millones de euros en otras regiones asoleadas, situadas en el sur de Europa, y que, además, coincide con que son regiones donde más está impactando la actual recesión económica.

Otros opiniones críticas añaden el convencimiento de que, con respecto al futuro eléctrico de Europa, sería preferible crear un sistema eléctrico formado por una red mallada descentralizada que contara con diferentes operadores y que produjera electricidad a partir de muchas fuentes de energía renovables, en lugar de tener un proyecto clave que quede en manos de las grandes corporaciones.

Por último, otras críticas se centran en el hecho de que, a pesar de lo que se afirme sobre los beneficios que recibirán los países productores del norte de África y de Oriente Medio, tienen serias dudas de que los países productores se beneficien plenamente de un plan que será diseñado desde un enfoque europeo.

El diario de negocios más importante de Alemania, Handelsblatt, en sus críticas al proyecto, llega hasta advertirnos de un potencial ‘colonialismo ecológico’. En suma, esto no es otra cosa que el comienzo de una nueva fase que se abre ante nosotros. Sin embargo,  no es cierto que la implantación de esta fase sea un camino de rosas. Lo que sí es cierto es que la carrera por la sostenibilidad y las energías renovables ya se ha iniciado. El futuro nos pertenece en clave de sostenibilidad y, aunque muchos rentistas del sistema se esfuercen en impedirlo, hay otros rentistas más inteligentes que han decidido apostar por ello.

Anuncios

One Response to Cuando el desierto se vuelve útil para la sostenibilidad (y II)

  1. Dalmata 102 dice:

    Las doce empresas que ha suscrito el Memorándum de Entendimiento para la Iniciativa Industrial Desertec (DII) en Munich son ABB, Abengoa Solar, Cevital, Deutsche Bank, E.ON, HSH Nordbank, MAN Solar Millennium, Munich Re, M+W Zander, RWE, Schott Solar y Siemens.

    La iniciativa sería respaldada inicialmente por 1.000 millones de euros como financiación de la UE para alcanzar unos 4.000 millones de euros adicionales para financiar el proyecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: