Cuando el desierto se vuelve útil para la sostenibilidad (I)

El nudo que plantea la dependencia energética de Europa comienza a soltarse. Así, doce empresas europeas han aprobado la iniciativa de invertir unos 400.000 millones de euros en la construcción y explotación de enormes plantas solares en África y Oriente Medio para la producción de energía eléctrica y su posterior transporte a Europa.

Este consorcio de empresas que se ha creado con ocasión del apoyo a esta Iniciativa declaró que este colosal y gigantesco proyecto podría llega a suministrar hasta un 15% de las necesidades de electricidad de Europa para el año 2050.

Los gigantes de la ingeniería ABB y Siemens, las empresas energéticas E.ON, RWE y las instituciones financieras Deutsche Bank y la reaseguradora Munich Re se encuentran entre las empresas que firmaron, a mediados de julio de 2009, un protocolo ad-hoc en Munich.

‘Hoy hemos dado un gran paso adelante hacia la realización del proyecto’, declaró Nikolaus von Bomhard, jefe ejecutivo de la empresa gigante del mundo de los reaseguros, Munich Re, que fue la sede donde físicamente se desarrolló la firma del protocolo.

La Iniciativa ‘Desertec industrial Iniciative’ (DII) pretende construir plantas generadoras eléctricas en base a la energía solar en territorios situados desde Marruecos a Arabia Saudita y transportar luego la electricidad en corriente continua hasta Europa, a través de cables submarinos.

Las 4.800 horas de sol que recibe el desierto del Sáhara al año suponen un importante potencial para el desarrollo de la energía solar. La instalación de los paneles solares tan sólo afectará a un 1% del territorio. En concreto, en total, la superficie total a ocupar afectará a un área de unos 130 km2.

Según esta Iniciativa, con el desarrollo del proyecto también se cubriría una gran parte de las necesidades de energía eléctrica de los países productores, así como permitiría la desalinización de agua de mar para producir agua potable y agua de riego para cubrir las necesidades de las poblaciones locales.

Torsten Jeworrek, miembro del consejo de administración de Munich Re, declaró que las empresas europeas que participan en la Iniciativa se han comprometido a trabajar en un plano de igualdad  —y, a su vez, de un modo sincero y leal— con los países productores del norte de África.

Para el Príncipe de Jordania, Hassan Ibn Talal, gracias a las alianzas y a la oferta sincera de crear marcos de cooperación que se han establecido entre todos los países implicados, como consecuencia del proyecto Desertec, se abrirá también un nuevo capítulo sobre las relaciones entre los ciudadanos de la Unión Europea, Asia Occidental y África del Norte. (Continuará)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: