Las metas de Obama en materia de energía y de lucha contra el Cambio Climático

Las metas u objetivos estratégicos principales que persiguen las políticas de Obama, con respecto a la energía y a la lucha contra el Cambio Climático, implican una enorme y audaz transformación de la política energética de Estados Unidos. Suponen un impresionante esfuerzo por reducir el consumo de energía y de combustibles fósiles que actualmente representan más del 80% del mix de energía primaria de Estados Unidos. La transición hacia otras alternativas energéticas más limpias no sólo requerirá el compromiso firme de la Administración Obama sino también la aplicación de diversas formas de intervención económica —en especial, una aplicación importante de la fiscalidad sostenible— de manera que faciliten la superación de la actual dependencia energética con respecto a los combustibles fósiles. Este esfuerzo habrá de realizarse durante un periodo prolongado de tiempo.

Este cambio significativo hacia la sostenibilidad en la política energética será una de las principales prioridades del Gobierno Federal durante décadas. Obama sabe perfectamente que es imposible caminar hacia una economía sostenible sin lograr que la generación y el consumo de energía se realice principalmente en base a las energías renovables, de manera que todo vaya en consonancia con el logro de los objetivos sostenibles, en materia de energía, y que se concretan en las metas que su plan persigue, tal como se explica a continuación:

A) Con respecto al mix de energía eléctrica, estas metas persiguen la implantación masiva de las energías renovables en el ámbito de la generación de electricidad y establecen un objetivo que se concreta en lograr que las energías renovables representen, como mínimo, el 10% del total de la producción de electricidad para el año 2012, y el 25% para el año 2025.

Actualmente, excluyendo la energía hidroeléctrica, nos encontramos con que la electricidad que produce Estados Unidos, a partir de las fuentes de energía renovables, representa algo menos de un 3% del total de electricidad generada. Durante la era de la administración Bush, las previsiones más optimistas realizadas por la Agencia de Información de la Energía, EIA —agencia perteneciente al Departamento de Energía de Estados Unidos— consideraban que el peso de la generación eléctrica, en base a las energías renovables, solo representaría el 12,5%, en 2030. En conclusión, el reto que persigue Barack Obama requerirá un formidable esfuerzo para lograr que el peso de las energías renovables, dentro del mix de la energía, sea casi dos o tres veces más alto que el actual.

B) En lo referente al sector del transporte, las metas se corresponden con diferentes objetivos bien concretos a alcanzar. El primero de ellos persigue contar, para el año 2015, con un millón de coches híbridos en las carreteras, como mínimo. Son coches híbridos que tendrán que ser enchufables —‘electric plug-in’—y capaces de recorrer más de 60 km por cada litro de combustible que se consuma. Además, se persigue que, para finales de 2013, todos los vehículos nuevos, sean del tipo ‘combustible flexible’ o ‘flex-fuel’ capaces de utilizar gasolina/diesel, bioetanol/biodiesel, biocombustibles o electricidad).

El segundo objetivo consistirá en poder doblar, para el año 2025, los niveles de eficiencia de los coches que consumen combustible. Ello supondrá un notable esfuerzo por incrementar en un 4% al año, los estándares de ahorro medio de combustible de los vehículos. El ahorro medio que se podría obtener sería de casi 200.000 litros de gasolina al año, así como seis millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero que se evitarían de emitir a la atmósfera.

También se persigue proporcionar garantías de préstamo para las plantas nacionales de fabricación de automóviles y para los fabricantes de piezas de automóviles que se comprometan con la construcción de nuevos coches que incorporen un uso eficiente del combustible. Este objetivo podría integrarse, fácilmente, dentro del plan de rescate del Gobierno para la industria del automóvil. La integración podría realizarse a medida que el plan de estímulo de la economía va evolucionando durante la fase inicial de la presidencia de Obama.

Por último, Obama se ha fijado un nuevo objetivo consistente en producir para el 2030, 230.000 millones de litros al año de biocombustibles avanzados, como el bioetanol celulósico. Para el año 2013, se espera producir unos 7.600 millones de litros al año de bioetanol celulósico. Este objetivo también implica que, para el año 2012, el 10% del suministro de combustible del país deberá realizarse a partir de biocombustibles como el bioetanol y biodiesel y que la producción de biocombustibles para el año 2025, deberá cubrir el 25% de la demanda total de carburantes. De este modo, es como se hará posible el cumplimiento de la meta propuesta para las energías renovables en el futuro mix de electricidad, del año 2025.

C) La tercera meta esta relacionada con el ahorro y la eficiencia energética. En una gran medida, el logro de esta meta depende de la consecución de todos los objetivos mencionados en los apartados referentes a las dos anteriores metas. Este meta persigue aumentar la eficiencia energética global, para 2030, en un 50%. Incluye un aumento de la eficiencia energética de los nuevos edificios en un 50% y, a su vez, incrementar  la eficiencia de los edificios existentes un 25%, durante el transcurso de la próxima década. Este objetivo último incluiría la rehabilitación energética de un millón de hogares, junto con la aplicación de otras medidas que habrían de ponerse también en marcha  para que, antes del año 2030, la intensidad energética quedase reducida a la mitad.

De este manera, gracias al cumplimiento de estas tres metas, es como se lograría el cumplimiento de otros dos importantes objetivos estratégicos. El primero de estos dos objetivos estratégicos se refiere a la dependencia energética exterior y a la percepción que se tiene acerca de la “seguridad energética”. Es un objetivo que persigue la eliminación de todas las importaciones de petróleo que Estados Unidos, de no hacer nada que lo evitara, realizaría de Oriente Medio y de Venezuela, dentro de 10 años.

Este hecho supondría un ahorro de, por lo menos, 2,5 millones de barriles al día, mb/d. Estados Unidos consume actualmente más de 20 mb/d e importa el 60% de este volumen de petróleo —unos 12 mb/d— para atender su demanda interna. Es innegable que el logro de este objetivo implicará también una fuerte electrificación de la carretera. Lo que, a su vez, conllevará un crecimiento importante del parque de automóviles híbridos y eléctricos y una enorme expansión del uso de la electricidad y de los biocombustibles en el sector transporte.

De igual modo, y atendiendo al año-horizonte 2050, es mediante el logro de estas metas como se podrá reducir las emisiones de CO2 y que éstas se sitúen en un 80% por debajo de sus niveles de 1990. Durante el año pasado, las emisiones de CO2 aumentaron en un 2,5%. Es decir, lo hicieron cuatro veces más rápido que hace una década, y más rápido que en el peor de los escenarios previstos anteriormente. Estos aumentos se han debido principalmente al, cada vez más rápido, crecimiento de las emisiones de CO2 de China y la India.

Anuncios

One Response to Las metas de Obama en materia de energía y de lucha contra el Cambio Climático

  1. soil dice:

    Obama ha elegido a John Holdren como jefe de su oficina de política científica y tecnológica. Dentro de unos días tendra que comparecer ante el senado para que acepten su nombramiento, que lo harán. No es cualquier cosa Holdren. Se doctoró en física de plasmas y a partir de ahí se hizo campeón en el pronóstico de catástrofes que no se cumplen.

    ¿Es broma? No, no es broma. Las catástrofes son lo que le molan, y lleva 40 años en ello.

    * En 1971 predijo que sufriríamos una ecocatástrofe, si no la guerra nuclear, antes del final del siglo pasado. ¿Ande está la catástrofe?
    * En 1986 proclamó que para 2020 morirían más de mil millones de personas debido al cambio climático. Mucho cambio tienen que haber en 11 años para que se cumpla.
    * En 1998 afirmó que si seguíamos como hasta ahora en política energética el futuro sería con seguridad tan problemático, económica, ambiental y políticamente, que no se podría seguir así ni aunque se quisiera.
    * En 1969 decía que si no se empezaban inmediatamente medidas de control de la población mundial, no había tecnología que nos salvara de una enorme miseria. Tal cual. (ahora la miseria es menor que entonces)
    * En 1973 aseguraba que en USA se necesitaba un descenso de la natalidad muy por debajo de la tasa de reemplazo porque “280 millones en 2040 es probable que sea demasiado”. (En USA ahora hay 304 millones)
    * En 1983 criticó la política de Reagan del rearme y la “guerra de las galaxias”, diciendo que no era cierto que esa política fuera a perjudicar a la economía soviética más que la de USA. Ya se ve lo que pasó, que la URSS no pudo seguir.
    * En 2006 afirmaba que el nivel del mal podría subir hasta 4 metros para final de siglo. Por poder, podrá pasar cualquier cosa, pero de momento sube 3,3 mm/año, la tasa está bajando, y eso solo serían 33 cm a final de siglo si la tasa no sigue bajando.

    Algo sabemos ya de Obama: le van los asnos.

    http://cei.org/cei_files/fm/active/1/William%20Yeatman%20-%20Holdren%20WebMemo.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: