Un importante paso hacia adelante, a nivel local

Me refiero a las Jornadas Internacionales “BAI. Caleidoscopio de la Innovación para la Sostenibilidad” que recientemente ha organizado la Sociedad de Estudios Vascos-‘Eusko Ikaskuntza’ y que han reunido en Bilbao, durante los días 2, 3 y 4 de diciembre de 2006, a algunos de los mejores expertos europeos en Cambio Climático, Economía, Movilidad, Dinámica de Sistemas y Energía. Durante los tres días que han durado las jornadas, los asistentes a las mismas han tenido opción de escuchar, de primera mano, las aportaciones—a modo de ponencia— de estos expertos y han podido participar en los debates llevados a cabo sobre los temas expuestos. Además, se ha utilizado el método ‘Social Work Cafe’, SWC, como técnica de trabajo en grupo para indagar —de una manera más profunda y realizada a través del debate— en la problemática expuesta.

pep-2-003

De esta manera, las jornadas han resultado muy fructíferas y de ellas se han podido extrapolar conclusiones que, indudablemente, ayudarán a establecer nuevas líneas de trabajo. Estas son, por bloques, las conclusiones que nos han dejado estas interesantes jornadas participativas:

Es hora de ocuparse, el anterior modelo de vida se acaba
“Si tenemos el conocimiento, la tecnología, el modelo y la capacidad económica por qué nos falta el corage para abordar la necesaria innovación”
“El actual modelo socio-económico se agota .Vamos a intentar vivir mejor: cambio cultural. Tenemos el conocimiento, sabemos cómo hacerlo y sin embargo no lo hacemos. Es hora de innovar socialmente”

Cambio climático.
El cambio climático es un hecho. Los científicos han apuntado que a veces se les acusa de alarmistas, pero una cosa es ser alarmista y otra disponer de información y datos alarmantes.
Si empezamos a tomar las decisiones adecuadas hoy es posible que podamos llegar a tiempo. Si miramos a largo plazo se pueden bajar las emisiones de CO2 sin que ello afecte negativamente a la economía ni acarree una bajada de PIB de los países.
Las soluciones tienen que ir más allá del ámbito económico o del ambiental. Hay fórmulas y soluciones como el avanzar hacia un nuevo tipo de ciudad o incluso la transformación y reurbanización de barrios o polígonos industriales completos.

Dinámica de sistemas
Hay que huir de las viejas tecnologías para adaptarnos al nuevo modelo económico, las nuevas tecnologías tienen un importante papel acelerador que nos permite de la innovación, sólo centrándonos en nuevas tecnologías saldremos del bloqueo que nos someten la viejas tecnologías.
Hay que avanzar hacia un nuevo modelo de gobernanza para lo que se precisa crear nuevas convenciones económicas, coordinar nuevas actividades, mirar con atención la metamorfosis que va a conocer la economía y enfatizar paulatinamente las nuevas capacidades profesionales requeridas.
Existen modelos dinámicos en los que se explica la importancia de los diferentes sectores y la forma de medir el papel acelerador del cambio de cada uno de ellos con diferentes estímulos, proponiendo reorientar así el progreso tecnológico.
La crisis económica y el cambio climático nos llevan a un cambio necesario para el que es importante reclamar se haga con participación social, pedagogís social sin enzarzarnos en guerras absurdas.
Para todo ello va a ser fundamental hacer un gran esfuerzo en el lenguaje a utilizar, integrándolo en la resolución de problemas, no darse cuenta de ello puede puede suponer que muchos esfuerzos no lleguen a buen fin.
Es preciso además aprender a fijar unos objetivos transformadores y utilizar narrativas integradoras, porque el problema radica en cada uno de los individuos que tenemos que educarnos para la transformación necesaria, para lo que son necesarios cuatro factores: comprensión, incentiv os, desarrollo de capacidades y espacios de interacción, también en las instituciones.

Movilidad
La Gestión de la Demanda de Movilidad son medidas orientadas al software del sistema, que promueve distintas estrategias para impulsar y fomentar hábitos de movilidad más responsables y sostenibles, con la finalidad de:

  • Crear las condiciones necesarias para reducir la movilidad (p*km / t*km) y su impacto en accidentabilidad, contaminación, congestión y cambio climático.
  • Favorecer el traspaso a los modos de movilidad más sostenibles (la marcha a pie, la bicicleta y el transporte colectivo).
  • Mejorar la eficiencia propia de cada modo de transporte alternativo y recursos de transporte existentes (automóvil y optimización de las infraestructuras).
  • Mejorar la accesibilidad a municipios, centros de actividad económica (empresas, comerciales), centros educativos, lugares de ocio, etc.
  • Evitar costes innecesarios a nivel colectivo e individual.

Se identifica la necesidad de formular herramientas y medidas que resuelvan los cambios estructurales que presenta la actual sociedad, con cada vez mayores tendencia hacia hábitos de vida individualistas, pero también con hábitos colectivos al trabajo, a los estudios, a las compras y el ocio que representan el 80% de los motivos de desplazamientos. Ante los cuales no existen soluciones mágicas y maravillosas, si no que requieren una combinación medidas innovadoras y creativas, además del compromiso, el consenso y la colaboración entre los distintos agentes implicados.

La movilidad de las personas se origina a partir de la necesidad de acceder a distintos destinos, y en consecuencia, para impulsar una accesibilidad sostenible, es imprescindible la integración de la movilidad con la planificación territorial y urbana.

En este sentido, para promover la accesibilidad sostenible, se precisará proyectar las distintas redes (peatón, bicicleta y el transporte colectivo), con la misma calidad y rigor que existe sobre la carretera, e introducir dichas medidas en la fase de diseño de la planificación del territorio y el urbanismo. Asimismo se considera relevante, unir zonas y desarrollos tractoras de movilidad con líneas de transporte colectivo.

Finalmente, la visión de combinar la Gestión de la Demanda de Movilidad junto con los instrumentos económicos (fiscalidad y tarificación), obedece a una política de “palo” y “zanahoria” como práctica complementaría a las demás medidas aplicadas. A efectos de impulsar medidas para inducir comportamientos de movilidad más responsables, reducir e internalizar los costes reales que se generan debido a la movilidad, así como generar recursos para potenciar nuevas alternativas y medios de transporte sostenibles.

Energía
Todos los ponentes han coincidido en reconocer la insostenibilidad del modelo actual de producción y consumo de energía, tanto a nivel local como mundial.

La mayoría de los participantes reconoce el cenit de extracción mundial de petróleo y sus consecuencias en los mercados energéticos a través de desajustes entre la oferta y la demanda como el elemento nuclear de la crisis que estamos viviendo.

Los ponentes no institucionales han demandado a las administraciones la realización de un diagnóstico sincero, público y participativo sobre la inminente y cada vez más grave crisis energética. Los ponentes académicos han subrayado cómo estos diagnósticos están siendo ya realizados en administraciones de otras naciones y Estados de la comunidad internacional.

Los ponentes no institucionales, varias intervenciones del público e incluso algunos ponentes institucionales han reclamado la necesidad de preparar y poner en marcha planes de actuación en el medio y largo plazo para hacer frente a la inminente crisis. En opinión de los asistentes, estos planes deben tener un enfoque integral y transversal, con los siguientes elementos:

  1. Deben fomentar y nutrirse de una rica participación social.
  2. Deben realizar una clara apuesta por el ahorro y la eficiencia energética.
  3. Apuestan decididamente por las energías renovables y por la I+D de las tecnologías que las explotan.
  4. Apuestan decididamente por todas las políticas de gestión de la demanda, y especialmente de la energética y de la movilidad.
  5. Deben perseguir un nuevo modelo de desarrollo socioeconómico, sustentado en nuevos valores y en un nuevo concepto de bienestar.
  6. Por todo lo anterior, estarán también orientados a educar a la sociedad, y tendrán un clara componente de innovación social.

Una vez más, y a nivel local,  asistimos a un ejemplo de cómo la sociedad civil —en nuestro caso, a través del Instituto Vasco de Estudios Vascos/’Eusko Ikaskuntza’— ha sabido afrontar la construcción de su futuro de manera coherente y  responsable, encarando con valentía todos los retos y amenazas que nos deparan, tanto las crisis múltiples  como los miedos e incertidumbres sobre nuestro futuro, y que comienzan a producirnos un marcado desasosiego.

Las jornadas celebradas han sido también un buen ejemplo de cómo una sociedad civil que se plantea interrogantes sobre su propio futuro es más capaz de asumir cambios drásticos, no exentos de sacrificios y renuncias. Es un sociedad más viva, que desarrolla un mayor dinamismo e, incluso, puede llegar a ser un fuerte acicate que sacuda el inmovilismo de muchos gobiernos, empecinados, fatalmente, en continuar haciendo más de lo mismo.

La sociedad civil puede convertirse también en una iniciativa más comprometida y más avanzada que los propios gobiernos, sujetos muchas veces a los intereses creados y cortoplacistas de los rentistas del sistema. Ese es el ejemplo de BAI/’Eusko Ikaskuntza’, una institución surgida desde la sociedad civil vasca y que trabaja en todos los territorios de Euskal Herria,  en cuyo ámbito impulsa y desarrolla su apuesta por la economía sostenible. Desde este blog, invito a otros pueblos y países para que, desde la sociedad civil, dinamicen e impulsen eventos similares al protagonizado por ‘Eusko Ikaskuntza’.

El futuro se construye mejor, y de manera más sólida y comprometida, si se hace de abajo a arriba. De este modo, es como la sostenibilidad adquiere un sabor genuino y duradero que es capaz de movilizar a los diferentes actores de un país, en especial, a las empresas y a los ciudadanos y, poco a poco, hasta a aquellas administraciones públicas que son rescatadas del inmovilismo y/o de la corrupción política para ponerse al servicio de la construcción del futuro de los ciudadanos —recuperan, así, el arte de la política. Finalmente, todo se convierte en una apuesta de largo aliento, llena de esperanza, que cuenta con la movilización de todas las generaciones de un mismo país y que se desarrolla también en solidaridad con el planeta entero. El futuro —nuestro futuro— será sostenible o no será.

           


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: