La crisis crediticia golpea al petróleo

Por el momento, los diferentes gobiernos se ocupan sólo de ayudar a la economía que se dedica al lucro y/o a la especulación. La economía real, de la que vivimos el 99% de los mortales, parece que les importa mucho menos, siendo la más importante y de la que comemos todos. Para muestra el botón de las actividades de E&P del petróleo. Pues bien, según el informe ‘oilwatch monthly’, de octubre de 2008, que publica ‘ASPO Netherlands’, la crisis financiera que se está desarrollando en los últimos meses, a nivel mundial, se está extendiendo a la economía real. No está de más comentar que las actividades relacionadas con la producción, refino, transporte, suministro y consumo de petróleo también forman parte de la economía real.

Los nuevos suministros de petróleo, que deberían entrar en funcionamiento en los próximos años, también se están resintiendo y, dentro de dos o tres años, cuando más se necesite este petróleo de más, para garantizar el suministro, no estará. Una gran culpa de ello la tiene también nuestra excesiva visión cortoplacista. Otra la tienen, la nefasta combinación entre lo que es la disminución de los precios del petróleo, por un lado, y lo que es el rechazo a invertir capital, debido a las grandes dosis de riesgo que comporta la actual crisis financiera, por el otro. Todas estas razones están llamadas a pasarnos factura.

Tras los graves acontecimientos que, durante las últimas semanas, se han sucedido en los mercados bursátiles del mundo, varias empresas petroleras que trabajan en explotaciones difíciles como representa el tener que trabajar con las arenas bituminosas de Alberta, Canadá, para producir petróleo no convencional, han decidido aplazar sus inversiones. Además, la inseguridad que algunos países representan para los inversores, debido a los conflictos armados que se desarrollan en sus territorios, entre ellos Nigeria, también está suponiendo que las inversiones se vean penalizadas por una tasa adicional de riesgo a la que tendrían, si solamente tuvieran el problema de la escasez de crédito.

Este comportamiento, tan nocivo como demoledor, se traducirá en que, a medio plazo —más bien, en los próximos 2 a 5 años— los niveles de producción de petróleo serán significativamente menores que los niveles que se hubieran alcanzado, si no estuviéramos ahora sufriendo los efectos derivados de la escasez de crédito. La cantidad de producción afectada, y que no se realizará en un futuro, podría ser superior a los 3 mb/d —millones de barriles de petróleo al día.

En cuanto a la producción de los próximos años, se espera que se incorpore una producción de unos 3,5 millones de barriles/día que se añadirá a la oferta corriente, en un par de años. Este importante caudal de petróleo se debe a la producción de 70 nuevos proyectos que veremos empezar a funcionar, durante el transcurso del año 2008. A descontar los 3,5 – 4,5 mb/d que perdemos anualmente, debido al agotamiento de los pozos de petróleo maduros que son la inmensa mayoría. Un dato, también a tener en cuenta, es que si ahora la producción de crudo de petróleo convencional no llega a los 76 mb/d y cada vez se produce más líquidos de gas natural es porque el agotamiento de muchos yacimientos maduros está muy avanzado.

Lo que ahora inyectemos de más en los flujos de producción se debe a que las inversiones de estos proyectos petrolíferos ya tuvieron lugar. A estos proyectos, el impacto de la escasez y carestía del crédito apenas les afectó, y, si lo hizo, fue éste pequeño e insignificante. Sin embargo, cuando se miran los tipos de proyectos que habría que iniciar para los años 2009 y 2010 —de los que esperaban producciones similares a los flujos de petróleo que se obtengan de los proyectos que se iniciaron este año, antes de que llegara la crisis crediticia— se constata que, al menos, un 20% de estos proyectos es muy probable que se aplacen. El aplazamiento puede ser de uno a dos años. Todo depende de cuando la crisis crediticia actual comience a superarse.

La escasez y carestía del crédito tiene tanta importancia que, incluso si los precios del petróleo rebotaran en el corto plazo, ello podría conducirnos a resultados parecidos. Según Rembrandt Koppelaar, presidente de Aspo de Holanda, las expectativas de recuperación consideran que, a finales de octubre, podría empezar la recuperación del precio del crudo de petróleo y que, más tarde, podría dar lugar a un precio de 90 a 100 dólares por barril, a finales de año.

Estos precios serían originados por la combinación de un importante recorte de producción de la OPEP y la propia dinámica de la demanda. A la vista de cómo va discurriendo la economía mundial, personalmente tengo serías dudas de que una debilitada economía pudiera hacer frente a precios del crudo de petróleo por encima de 70-80 dólares/barril. Por lo que, si no se producen cambios importantes es muy posible que, a finales de este año, los precios apenas lleguen a los 90 dólares el barril.

La crisis crediticia conlleva también un problema de confianza y de aversión al riesgo. No sólo porque tenemos muy poca seguridad en que esos precios de 90 a 100 dólares por barril se vayan a poder mantener por un largo periodo de tiempo —sobre todo, si se agrava la recesión económica en los mercados actuales— sino también porque la inversión, en sí misma, es un riesgo mucho más importante, ya que es muy poco probable que la crisis crediticia se resuelva, durante el transcurso de unos pocos meses.

Y, así, en la medida que no hay fácil acceso para obtener créditos que representen grandes sumas de dinero, las inversiones, para proyectos de difícil realización, no llegan y, por eso, algunos proyectos están quedando aparcados. Lamentablemente, lo más probable es que está situación dure, por lo menos, algo más de uno o dos años, y, probablemente, si no se hacen las cosas bien y no se nacionaliza la banca, todo puede durar mucho más tiempo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: