Masdar City: la ciudad sostenible

Abu Dhabi City es la capital y la segunda ciudad más poblada de los Emiratos Árabes Unidos, EAU, después de Dubai. También es la sede del gobierno del Emirato de Abu Dhabi, uno de los mayores productores mundiales de petróleo. Abu Dhabi está situado en un isla situada en el Golfo Pérsico. En 2008, en el Emirato viven, aproximadamente, unas 850.000 personas y está gobernado por el Califa Bin Zayed Al Nahyan, presidente de los Emiratos Árabes Unidos.

Este año, Abu Dhabi, que ha estado tratando de diversificar su economía en los últimos años por medio de inversiones en los sectores financiero y turismo, ha realizado una fuerte y revolucionaría apuesta por la sostenibilidad y su preparación proactiva para la era post-petróleo. La creación, en el Emirato de Abu Dhabi, de la primera ciudad sostenible del Mundo, Masdar City, representa un hito de máximo valor, no sólo urbanístico, sino también estratégico, a nivel mundial.

A comienzos de este año, el 13 de enero de 2008, el Fondo Mundial para la Naturaleza, ‘World Wild Foundation’ WWF —una de las mayores y más eficaces ONGs independientes que se dedican a la conservación de la naturaleza, a nivel internacional— y Masdar, la empresa eléctrica ‘Abu Dhabi Future Energy Company’, lanzaron un “Plan de Acciones para la Sostenibilidad” para crear la ciudad más sostenible de todo el mundo: Masdar City.

Esta nueva ciudad se ubicará cerca de del aeropuerto internacional de Abu Dhabi y a unos 20 kilómetros, al sureste de Abu Dhabi City. Masdar City será la primera ciudad con cero emisiones de CO2, cero desechos, y cero coches, con el fin de cumplir con los diez principios de la sostenibilidad que propugna  “One Planet Living” —una iniciativa mundial lanzada por WWF y la consultoría ambiental BioRegional. Para financiar este proyecto Abu Dhabi piensa invertir hasta 10.000 millones de euros en la primera fase de desarrollo de la Iniciativa Masdar.

La electricidad que se vaya a consumir en Masdar City será generada por paneles fotovoltaicos, mientras que la refrigeración se realizará, gracias a unas torres eólicas que recogerán las brisas del desierto y expulsarán el aire caliente de la ciudad al exterior. El agua de consumo se producirá a partir de una planta de desalinización que funcionará en base a la energía solar. Las técnicas de ahorro y eficiencia en el consumo de agua tendrán una amplia y rigurosa aplicación. Los jardines y espacios verdes dentro de la ciudad, así como los cultivos que se realicen en el exterior, se regarán utilizando aguas grises y aguas residuales tratadas —es decir, una vez que éstas hayan sido depuradas en la planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad.

Masdar City es una parte integrante de la Iniciativa Masdar que se encarga de múltiples facetas de inversiones que también se ha de encargar de la exploración, desarrollo y comercialización de las futuras fuentes de energía y de las soluciones limpias tecnológicas. La ciudad de tan sólo seis kilómetros cuadrados, acogerá a 1.500 empresas y a 50.000 habitantes. A su vez, será la sede de un gran número de negocios internacionales y líder mundial, en lo que se refiere al desarrollo de las energías alternativas.

Gracias a esta apuesta tan visionaria como trascendente, Abu Dhabi se está embarcando en un viaje que le llevará a convertirse en la capital mundial de la revolución energética, en base a las energías renovables. Subrayaré también que Abu Dhabi es el primer país productor de hidrocarburos fósiles que ha dado este importante paso hacia un modo de vida sostenible.

El Sultan Al Jaber, director ejecutivo de la Iniciativa Masdar, declaró, hace unos pocos meses, que Masdar City cuestionará las pautas convencionales de lo que se conoce por desarrollo urbanístico y establecerá unos nuevos parámetros para la sostenibilidad y un diseño que, a su vez, será muy respetuoso con el medio ambiente y con la productividad de los recursos —los estudiantes, profesores y empresas ubicadas en Masdar City no sólo serán capaces de ser testigos principales de las innovaciones que se introduzcan sino que también participarán en su mejora y desarrollo.

  • Cero emisiones de CO2: 100% de la energía suministrada a partir de fuentes de energía renovables: solar fotovoltaica, solar termoeléctrica, eólica, etc.
  • Cero residuos: el 99% de desviación de los residuos de los vertederos (incluye medidas de reducción de residuos, la reutilización de los residuos, siempre que sea posible, el reciclado, el compostaje, residuos energéticos, etc.)
  • Transporte sostenible: no existencia de coches, utilización exclusiva de trenes ligeros y taxis eléctricos, movilidad muy reducida, cero emisiones de CO2 procedentes del transporte dentro de la ciudad;

La elegante y moderna capital de los Emiratos Árabes Unidos, Abu Dhabi, acogerá, cerca de ella —a unos 20 kilómetros— a la primera ciudad con cero emisiones de CO2 y cero residuos. Está ciudad, que una vez fuera conocida exclusivamente por las perlas y el petróleo, destaca, hoy en día, por su fuerte apuesta por la sostenibilidad, siendo la ciudad pionera, en su apuesta por la sostenibilidad, de Oriente Medio.

El proyecto de Masdar CIty implica que en tan sólo una superficie de seis kilometros cuadrados se lleguen a  combinar los principios de la planificación urbanística tradicional  —en concreto, del urbanismo que representa una ciudad amurallada árabe en medio del desierto— con las tecnologías actuales  existentes que permiten, a su vez, que el desarrollo sea sostenible. Por ello, el desarrollo urbanístico que se ha planificado perseguirá construir una ciudad de alta densidad, sin coches, apostando por la electrificación en el transporte y persiguiendo unos altos niveles de eficiencia energética. La ciudad sostenible se construirá en dos fases.

Los edificios se apiñarán como en una ‘Kasbah’ —ciudad árabe amurallada típica. Ningún edificio superará las cinco plantas de altura; y la ciudad estará orientada de noreste a suroeste para obtener un equilibrio óptimo entre la luz solar y la sombra.

En esta ciudad, se construirán murallas, que actuarán como pantallas acústicas, para protegerla tanto de los vientos calientes del desierto como de los ruidos del aeropuerto. Según el diseño que ha elaborado la firma de arquitectos ‘Foster & Partners’ —una empresa de Londres que es la principal proveedora de diseños arquitectónicos para el ahorro de energía— tampoco se utilizarán coches en el interior de la ciudad. Masdar City será algo más pequeña que la parte histórica de Venecia. Tendrá calles peatonales angostas similares a las de la ciudad italiana, pero cubiertas por techos fabricados con paneles fotovoltaicos. La ciudad producirá casi toda su energía a partir de la energía procedente del sol.

El agua será suministrada desde una planta desalinizadora de agua de mar que funcionará también con energía solar. Las frutas y las verduras se cultivarán en invernaderos cercanos, mientras que se reciclarán todos los desechos siguiendo los principios de la economía circular. En cierto sentido, Masdar City se parecerá a numerosas ciudades construidas en las épocas en las que se utilizaban  los carruajes tirados por caballos para el transporte. Así, la mayoría de las carreteras tendrán sólo tres metros de ancho y 70 metros de largo. Para poder lograr que en el interior de la ciudad se cree un microclima que mantenga el aire en movimiento, los techos permitirán que entre el aire y protegerán el interior del fuerte sol en verano. Nadie residirá a una distancia superior a los 200 metros del transporte público y todas las calles darán paso a plazas que contarán con abundantes columnatas y fuentes.

De igual modo, y tal como ya hemos visto antes, el diseño de la ciudad pretende evitar que la radiación solar caliente demasiado el ambiente ya que la zona de Abu Dhabi se caracteriza por padecer tres meses de calor extremo, durante el verano, y una notable humedad, todo el resto del año. A su vez, se construirá una gran planta de energía solar fotovoltaica para suministrar energía a la ciudad y se localizará cerca de las infraestructuras de transporte con enlaces a las comunidades circundantes, así como al centro de Abu Dhabi y al aeropuerto internacional, por medio de la red de carreteras existente, el nuevo ferrocarril y las líneas de autobuses del transporte colectivo.

El concepto de ciudad sostenible, creado por ‘Foster & Partners’, es el primer proyecto que ha surgido como resultado de la Iniciativa Masdar. Según su sitio web, la Iniciativa Masdar identificó una evolución en la tecnología al uso y un cambio a las nuevas fuentes de energía, a nivel mundial. En base a ello, la iniciativa pretende desempeñar un papel único en lo que se refiere a la proactividad sostenible. De igual modo, se pretende que Abu Dhabi, uno de los principales países productores de petróleo de Oriente Medio, reúna a los mejores cerebros, empresas y organizaciones de todo el mundo, en la noble y trascendente tarea de imaginar y hacer posible un futuro más limpio y más sostenible.

Además, se espera que esta Iniciativa atraiga a empresas dotadas de los más altos niveles de experiencia comercial, a nivel internacional. Para mí, la mayor belleza del concepto de sostenibilidad elaborado es que, en lugar de centrarse, exclusivamente, en el diseño urbanístico sostenible y la gestión de residuos, la idea abarque también un enfoque integral, que incluya el transporte, donde no se necesite recurrir a los coches. Los residentes sólo tendrán que caminar una distancia máxima de 200 metros para acceder a un medio de transporte colectivo y, así, satisfacer sus necesidades de movilidad. Por otra parte, la densa red de calles sombreadas y frescas que antes he descrito con cierto detalle, también animará a que la gente salga a pasear por ellas.

La idea de Masdar City surgió en 2006, cuando el Emirato de Abu Dhabi tomó la firme decisión de apostar por las energías renovables y las tecnologías energéticas sostenibles como base del nuevo paradigma energético emeergente. A resaltar, que esta idea es abrazada por un país que también es uno de los mayores productores de petróleo del mundo, lo que demuestra que también tuvo una gran visión de futuro en relación con el agotamiento del actual modelo energético basado en las energías fósiles y que algunos actores como las petroleras —incluidas sus influencias en los gobiernos— se encargan de que, a pesar de que dominamos la tecnología que nos permitiría vivir sin carbón, petróleo y gas natural, sigamos dependiendo del paradigma que marcan las energías fósiles para que los rentistas del sistema obsoleto continuen dominando el juego.

Para el gobierno de Abu Dhabi, con el califa a la cabeza, la visión es que Masdar llegue a desempeñar un papel decisivo en la transición de Abu Dhabi, pasando de una tecnología de consumo a una tecnología de producción que permita que la ciudad sea completamente autosostenible. En este sentido, el objetivo final no es sólo la sostenibilidad del medio ambiente, sino también la creación de un sector económico totalmente nuevo y basado en las energías renovables.

Hace tan sólo unas semanas, ‘Masdar Initiative’ en colaboración con Alemania, se comprometió a construir pronto una planta de fabricación de células solares de película o capa fina PV, cuya primera fase costará unos 150 millones de euros. El total de la inversión será de 1.300 millones de dólares —una de las mayores inversiones que jamás se hayan hecho en energía solar. La planta se abrirá en 2009, y tendrá como objetivo alcanzar una producción anual de una capacidad de 70 MW, así como la  creación de más de 180 puestos de trabajo.

La célula de película o capa fina PV es mas barata que los tradicionales paneles de silicio ya que este mineral es caro, debido a los altos costes del silicio. Al mismo tiempo, el hecho de que la película fina utilice capas extremadamente finas de silicio —menor coste— y que su proceso de fabricación sea sensiblemente más económico favorecen sus niveles de competitividad. En efecto, todo ello abarata mucho los costes, si bien he de reconocer también que este tipo de paneles solares tiene la desventaja de ser menos eficientes que los paneles solares tradicionales.

Este hecho implica que se necesitará un panel que ocupe una superficie mayor para producir la misma cantidad de energía eléctrica. Una innovación práctica que se ha desarrollado en este campo son las tejas solares. Estas tejas están cubiertas de película o capa fina fotovoltaica, de manera que permite aprovechar todo la superficie del tejado, eliminando, así, la necesidad de los paneles solares PV de silicio tradicionales. De igual modo también se reduce sensiblmente los costes de instalación.

En conclusión, la fotovoltaica de película o capa fina tiene ventajas en sus precios y su rango de aplicaciones. Insistiré en que no es tan eficiente como los paneles de energía solar de silicio. Sin embargo, se trata de una tecnología que se está desarrollando rápidamente y, de hecho, es muy probable que las células de película o capa fina PV pudieran superar a los tradicionales paneles de silicio, en un plazo corto de tiempo. En Masdar City, se producirán los módulos fotovoltaicos más grandes del mundo —5,7 m2— y, a su vez, de mayor capacidad de producción de energía eléctrica. Se trata de reducir los costes para hacer que la energía solar PV sea una realidad asequible por todos.

Además, Masdar está promoviendo que esta inversión fomente el I+D en energía solar PV, al tiempo que se fortalecen los vínculos y las alianzas estratégicas con empresas y organizaciones alemanas, entre ellas: Siemens, RWTH Aachen University y el Centro Aeroespacial Alemán (DLR). 
Para el Sultan Al Jaber, el hecho de que Alemania, conozca un alto desarrollo de las tecnologías limpias, cuente con una mano de obra altamente cualificada, goce de un clima atractivo para las inversiones y favorezca el acceso directo al mercado europeo, hacen que el país germano sea un socio ideal para Masdar.

Masdar es un ejemplo más del cambio paradigmático que el Planeta necesita. Sin embargo, es un ejemplo caro y poco exportable, en nuestro caso. Existen mejores soluciones que podríamos desarrollar para aplicar a nuestras ciudades cargadas de historia. De todos modos, hemos de reconocer que llevamos perdiendo mucho tiempo sin decidirnos a apostar por la transición al nuevo modelo energético emergente. Quizás el ejemplo de Masdar City llegue tarde y hasta pueda parecernos muy costoso pero es algo que merece la pena. Lo que es irresponsable —y no tiene ningún perdón— es que nosotros no hayamos empezado a hacer nada para que nuestras ciudades, en tan sólo una década, se conviertan en unas ciudades sostenibles del siglo XXI. Algunos sabemos muy bien lo que habría que hacer, disponemos del dominio de las tecnologías que lo permiten y hasta podríamos gozar de los necesarios recursos sostenibles si lo deseáramos.


Personalmente, creo que, si contáramos con el liderazgo y la voluntad política de los diferentes gobiernos y con la colaboración entusiasta de las empresas y entidades financieras, así como con la movilización de la sociedad civil en torno a un proyecto de Sostenibilidad, no sería nada difícil diseñar y construir ciudades cuyos costes de adaptación a la sostenibilidad fueran más económicos y, además, resultaran ciudades más sostenibles todavía que Masdar City.

Con todo, la visión estratégica del Gobierno de Abu Dhabi sigue siendo un caso de estudio en el liderazgo mundial. Espero que Masdar City llegue a demostrar que la vida sostenible puede ser asequible y atractiva en todos los aspectos de la vida humana —desde las empresas y los centros de producción a las universidades y a las viviendas privadas o públicas. Pero también nos toca convertir nuestras ciudades en sostenibles  y ello hemos de hacerlo cuanto antes.

El problema del cambio de paradigma energético y productivo, así como urbanístico, es a nivel mundial. Nosotros también tenemos que cambiar —y bastante más que Abu Dhabi— porque somos importadores netos de petróleo y de gas natural. Si Abu Dhabi lo ha hecho, con mayor razón debemos hacerlo nosotros. Porque, de no hacerlo o de retrasar mucho más las decisiones, lo que sí es seguro es que cada vez iremos más de mal en peor. Demasiado tiempo hemos perdido ya como para que sigamos haciéndolo.

Desgraciadamente, estamos muy lejos de asumir estos planteamientos de ciudad sostenible. Para muestra un botón, y tengo la experiencia de más de ocho municipios vascos y que he recogido de primera mano. Hace menos de un año, les propuse a estos ocho municipios elaborar este tipo de planes de sosteniblidad y pude comprobar que tenían una sensibilidad nula por este tipo de proyectos de futuro sostenibles. Al menos, la prioridad que le daban a la sostenibilidad era muy baja. Aunque de boquilla pudieran aparentar todo lo contrario. Con alcaldes así, poco hay que hacer en materia de sostenibilidad y de preparación anticipativa de nuestras ciudades al nuevo modelo energético y productivo. ¿Seguiremos así por mucho tiempo o tendrá que llegarnos el agua al cuello para que empecemos tarde y mal a reaccionar?. Desgraciadamente, eso es lo que me temo que ocurrirá.

Anuncios

22 Responses to Masdar City: la ciudad sostenible

  1. Sirenita dice:

    Cuando leo reportajes como éste, me siento mal. No entiendo porqué hemos de tener los políticos peores y más mediocres de Europa. Ya hasta los árabes nos aventajan…¡País!… 😦

  2. Dalmata 101 dice:

    Me horroriza pensar que tienes toda la razón Sirenita. Yo lo veo en Euskadi. Aquí cada alcalde va a lo suyo y lo más que ve son cuatro años de mandato. No quieren problemas, ni complicaciones. La sostenibilidad para ello es un cuento que está de moda, como me lo ha dicho el de mi pueblo que tiene menos cultura que una lechuga. La verdad es que los alcaldes serán lo que son los máximos representantes de su Comunidad Autonoma y a Ibarretxe la sostenibilidad de las ciudades le resbala por la entrepierna y mucho más desde que el que fuera presidente de su partido, Josu Jon Imaz, ahora trabaja para las petroleras. Aqui mandan Iberdrola, Repsol, las kutxas y MCC y el resto a cascarla. Aqui no hay ni ciudadanos vascos ni puñetas. Y el politico que diga lo contrario es un cínico. Con estos amigos para que queremos enemigos.

    Saludos cordiales

  3. nombre dice:

    Tenemos lo que merecemos, al fin y al cabo son la gente que escogemos.

  4. Sirenita dice:

    Creo que aquí, nombre, el término de escoger es un eufemismo. Votamos en función de las listas cerradas que deciden tres personas de cada partido, Es decir, que unas 15 personas deciden todo lo que podemos “escoger” el resto. Si tuviéramos listas abiertas estaría de acuerdo con lo que dices. En nuestro caso diría que entre quince tios nos están robando la democracia. 😡

  5. nombre dice:

    Desde luego, tienes toda la razón, Sirenita, las cartas están marcadas, como en todas partes pero esto es un excusa para tirar la toalla si no estaríamos dando la razón a ETA.

    En esta vida puedes lamerle el culo a los que mandan y vivir más o menos bien o esforzarte por conseguir que las cosas sean de la manera que te gusta que sean, esto último suele salir bastante mal y el coste personal suele ser altísimo pero si te ha tocado ser de los que no se conforman con lo que hay, no te queda otro remedio.

    En España la democracia está bastante secuestrada pero hay espacio y posibilidades de proponer, convencer y conseguir. No creas que las listas abiertas son la solución, el poder siempre encuentra la manera de reforzarse (si no no sería poder) y los mecanismos con listas abiertas son otros pero también tienen sus inconvenientes las listas abiertas.

  6. Sirenita dice:

    Ya sé que las listas abiertas no son la solucion perfecta pero al menos no nos quedara la cara de ser idiota 😦 y de ser timado cuando votamos a siglas mas que a personas. Yo, y creo que la mayoria de la gente tambien, nunca solemos saber quien va despues del primero en la lista. El PSOE o el PP podrian colocarnos en quinto lugar a Blancanieves y es casi seguro que saldria elegida. Me gusta mucho mas el modelo ingles ya que los electos no quedan luego en la Camara de los comunes sometidos a ninguna disciplina de voto.

    A mas, a mas, yo creo que a los hombres no os interesa las listas abiertas porque entonces dudo que salieran muchos hombres elegidos por cada circumscripcion donde nos presentaramos mujeres preocupadas por el futuro de nuestros hijos. jajajajaja 🙂

  7. Es muy bonito que los abudabienses construyan una ciudad así, con el dinero que pagan los anafabetos acológicos: 99,99% de la población. Y somos así , porque Torquemada se encargó de liquidar a los think tanks de la época y desde entonces no nos hemos recuperado. Asi que los “deboradores de ladrillos” que somos, tenemos que tragarnos estos sapos que Mr. Zampapollas nos tira al plato. Algunos “Pijos” se toman esto con celtiberica resignación, Parece una broma pesada que los antiguos “deportados” se pongan a la última con nuestro dinero. Parece la venganza de Don Mendo. Como resultado de estas villanías ahora todo aquel que pretenda escapar de estos entuertos tiene que “autodeportarse” y ofrecer sus servicios a la corte del Califa.

  8. Evaristo Piernaabierta Zás dice:

    Querido amigo pienso que esta es una muy buena ocasion para decirle que la boina no le favorece!!!

  9. Cinnthyaa dice:

    I like the idea of masdar city because it will have many benefits and it is a very good example to all the people because we need to care more about our planet, maybe it is a little late to do it but we can try to do something, after all we live in it and if it stops existing we stop existing too. 🙂

  10. QIQE dice:

    es muy bueno que hagan esto y espero que este proyecto salga bien 🙂

  11. andy dice:

    i think that here in my city can be make something like that, It could be interesting to live in one ecologist city 😀

  12. juan pablo dice:

    querido amigo estoy igual de ansioso como tu de ver masdar city la nueva ciudad ecologico creada de cosas ecologicas y se ve realmente interesante este proyecto.
    vinvestigalo y pon un comentario de la nueva ciudad.

  13. QIQE dice:

    i hope this proyect goes good and that all the planet stay safety

  14. Cinnthyaa dice:

    me gustaria vivir en esa cuidad con zin-tia y adan de colado porque……….
    el punto esq me gustaria jaja por cierto haria mal tercio=s

  15. alejandro isai ramirez higareda dice:

    por favor deja que la gente normal que puede pagar la casa entre pero con sus papeles y sus antecedentes

    soy un alumno del instituto patria mexico aguascalientes

  16. alejandro isai ramirez higareda dice:

    mexico gano 2-0 a francia

  17. David dice:

    http://www.thevenusproject.com/es es una propuesta similar pero enfocada al mundo entero.

  18. cyllan dice:

    La ciudad del fututo en una de las sociedades más arcaicas de la Tierra en cuanto a mentalidad… ¿los burkas también son sostenibles?
    Creo que, siendo mujer, viviré mucho mejor en mis “viejas y sucias” ciudades europeas.

  19. franco pereyra dice:

    HOla Juanjo recién encuentro tu trabajo en la web. Me pareció mas que interesante y te felicito por ello. Me quede pensando en que pueden hacer los municipios al respecto (ya que comentaste que hiciste una propuesta a varios municipios). Me gustaría que me enviaras un mail al respecto. Soy de Villa Dolores, Córdoba, Argentina. Saludos.

  20. Cristyna Vega dice:

    Saludos Juanjo. Estaba yo indagando por la red en busca de información sobre la posible y necesaria evolución de las energias renovables porque me dispongo a comenzar un grado en sistemas biológicos en mi ciudad, Barcelona. Decirte que considero tu trabajo una síntesis exquisita sobre la Iniciativa Masdar y darte las gracias por aportarme nueva información. No dudes que le echaré un vistazo a tus publicaciones. Me alegra que haya gente que se preocupe por lo realmente importante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: