La nacionalización obligada del sector eléctrico

El sector de las empresas de servicio público se encuentra en el centro de las diferentes economías, tanto a nivel mundial como a nivel local. Estas empresas son las que nos suministran y cubren nuestras necesidades básicas de agua, transporte, electricidad y calor, entre otras. Muchas veces lo hacen a partir de recursos naturales que cada vez son más escasos y que, a su vez, también son las principales causas del cambio climático. Por ello, los desafíos a los que estas empresas se enfrentan no son fáciles de superar pues implican respuestas muchas veces rupturistas con el pasado. Por otro lado, las oportunidades que se les presentan a estas empresas son muy significativas y de alto valor estratégico. Tanto es el valor estratégico que están llamadas a tener, en especial el sector eléctrico, que mejor será que pensemos en nacionalizar a este último sector cuanto antes. Nos va en ello nuestro futuro.

En efecto, dentro de este sector de las empresas de servicio público, son las empresas eléctricas las que más destacan por los cambios radicales que tienen que efectuar. Las eléctricas se enfrentan a una serie de problemas que mayoritariamente —mejor diríamos que de manera abrumadora— tienen mucho que ver con el gran consumo que hacen de combustibles fósiles en la generación eléctrica. Ello hace que sean consideradas entre las principales actividades que más contribuyen al cambio climático. Las eléctricas se enfrentan a un gran reto. En el total de la energía final, están llamadas a ser más del 60% del total de las energías debido a la masiva electrificación que debe operarse en el sector transporte, sustituyendo así a los hidrocarburos fósiles.

El reto se agrava porque las centrales térmicas de ciclo combinado no valen —su funcionamiento sale supercaro— como tampoco valdrán las térmicas de carbón sin captación y almacenamiento de carbono, lo cual saldría también muy caro pero no hay otra opción posible. Hoy en día, los ciclos combinados ya no son rentables debido a los altos precios del gas natural y porque no trabajan más de 5.000 horas/año. Además, en una década, a medida que vaya aumentando el porcentaje de las energías renovables en el total de la energía primaria, el tiempo de funcionamiento de estas centrales térmicas apenas llegará a las 1.300 horas al año. En consecuencia, su viabilidad técnico-económica es del todo imposible.

En estas condiciones, los ciclos combinados nunca podrán ser económicamente viables por lo que convendría no construir más ciclos combinados —estén programados o no. Mejor sería desmantelar los que tenemos y vendérselos a países que tengan reservas de gas natural abundante como Rusia. Los ciclos combinados han sido la peor inversión que, en materia de generación eléctrica, se ha podido efectuar. Ya lo dije también en su día. Denuncié que se habían falseado las previsiones ya que los precios del gas natural, indexados a los del petróleo, se habían previsto para un petróleo que según algún que otro instituto de energía iría a costar tan sólo 25 dólares/barril el año 2020.

Que cada uno juzgue lo que quiera pero el hecho de no haber aplicado la prospectiva estratégica en la planificación energética nos hará pagar con creces la moratoria anunciada de los ciclos combinados. Se demostrará con ello, hasta qué punto estamos rodeados de ineptos planificadores que aplican enfoques cortoplacistas a instalaciones cuyo ciclo de vida supera los treinta años. Añadiré también que, desgraciadamente, estos planificadores forman parte también de muchas instituciones, empresas y consultoras que consideran, absurda y neciamente, que el futuro es una extrapolación del pasado.

Las otras centrales térmicas suelen ser de fuelóleo o de carbón. Del fuel olvidémonos y ocupémonos del carbón. Señalaré que este hidrocarburo fósil es el más sucio de los combustibles fósiles, pero es también el más barato y el que se encuentra, por ahora, más disponible. Actualmente, y a nivel mundial, su consumo va creciendo debido a que, en zonas políticamente inestables, los suministros de petróleo y de gas natural están bastante limitados. Los precios del carbón también van aumentando y aunque no están indexados a los precios del crudo de petróleo como el gas natural, en los últimos años, tampoco están dejando de crecer.

Si bien es cierto que, durante la última década, el sector de la energía ha estado luchando contra el aumento de los precios energéticos ya poco puede hacer por evitarlo. En 1998, el precio del petróleo estaba en 20 dólares el barril. Hace unas semana, ha estado a punto de alcanzar el valor máximo de 140 dólares/barril y se prevé que esté a más de 200 dólares/barril para comienzos del año 2009. A mi juicio, existen muchas probabilidades de que el Peak Oil ya se haya producido hace dos años y no se quiera admitir para evitar el pánico comprador que podría ponernos los precios por encima de las 400 dólares el barril.

Por si fuera poco todo esto, el sector eléctrico está sujeto a una reglamentación ambiental cada vez más estricta y lo será mayor a medida que se acelere el Cambio Climático. En Europa, las empresas eléctricas están sujetas al régimen de comercio de emisiones de la UE, y tienen que comprar derechos de emisión para cubrir las emisiones de CO2 producidas por la generación de electricidad, a partir de fuentes de energías fósiles. Además, es muy probable que se les obligue pronto a invertir en sistemas de captura y almacenamiento de carbono.

En suma, mi opinión es que este sector cada vez va a estar expuesto a mayores regulaciones. Es absurdo e inmoral que, en estas nuevas condiciones, las empresas eléctricas trabajen en un régimen de tarifas pretendiendo maximizar beneficios. La única solución de estas empresas —nunca lo olvidemos— de servicio público es que pasen de la esfera de lo privado a la esfera de lo público. El futuro se inscribe en un marco donde no debería haber lugar para el negocio en empresas de servicio público, a menos que estemos trabajando en un sistema eléctrico que permita que muchos generadores se relacionen con muchos consumidores, tal como ocurre en la red de internet.

Para ello, tenemos que modificar por completo las características de la red eléctrica de distribución actual que está diseñada para que hubiera un sólo productor de electricidad por área geográfica de servicio: Iberdrola, Endesa, etc., y muchos clientes a los que facilitar el consumo de electricidad. Las inversiones para que se realicen los cambios necesarios en la red serán los que también nos condicionarán el desarrollo futuro de las energías renovables. Mi consejo es que, bajo ningún pretexto, permitamos que las presiones lobbistas de las actuales empresas eléctricas hipotequen nuestro futuro energético, frenándonos un desarrollo óptimo de la generación eléctrica distribuida. Como dudo de que eso no ocurra, y para curarnos en salud, lo más sensato y estratégico sería nacionalizarlas.

Anuncios

3 respuestas a La nacionalización obligada del sector eléctrico

  1. Sirenita dice:

    Que ilusión me ha dado leer lo que has escrito. Además me he aclarado mucho el panorama y creo también que no hay otro remdio.
    No sabes las ganas que tengo que Iberdrola deje de mangonear a su antojo lo que es un servicio de interés general. Apoyo la nacionalización de Iberdrola y de Endes y del resto de eléctricas en un ciento por ciento.

    Saludos

  2. Lluis de Luna dice:

    La verdad es que me parece una idea brillante. Por aquí tenemos a Endesa y pienso igual que Sirenita. Nunca entendí eso de que siendo un monopolio natural pudieran ser empresas privadas con beneficios escandalosos. Espero que el PSOE no se deje corromper y esté a la altura de las circunstancias. Ahora sabremos si está con los ciudadanos o con las empresas oligarcas.

  3. Iniciativa plus dice:

    Además. las eléctricas son empresas que mañana pueden depender de París como de Berlín o Roma.

    A por ellas……………………

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: