El espejo acusador

Hace más de un año, Tony Blair comentaba que, con una gran probabilidad, el cambio climático era el mayor desafío a largo plazo que la raza humana debe afrontar hoy en día. Este pensamiento es compartido por muchos países de la Unión Europea y es por eso, por lo que en algunos países líderes en su lucha contra el cambio climático, como el Reino Unido y Suecia, sus gobiernos le han concedido una máxima prioridad a esta lucha, tanto a nivel nacional como internacionalmente.

Las evidencias científicas son ya aplastantes. Desde 1990, las temperaturas globales medias se han elevado en 0,2ºC y las concentraciones atmosféricas de dióxido de carbono han crecido de 354 ppm (partes por millón) a más de 380 ppm y todavía siguen aumentando. Si el crecimiento previsto de las emisiones continúa las temperaturas globales medias se podrían situar, para finales de este siglo, en valores que se sean 5,8ºC más altos, ocasionando un impacto devastador sobre la economía y el mundo natural, tanto del Reino Unido como de los países en vía de desarrollo que son todavía más vulnerables.

Tenemos que aceptar que algo del cambio climático lo estamos ya sufriendo y que, casi con toda seguridad, lo iremos sufriendo aún más, ya que son las consecuencias de un proceso iniciado hace años y que, por nuestra torpeza y egoísmo, debemos asumir ahora como inevitable. En consecuencia, si fuéramos inteligentes y tal como lo está haciendo el Reino Unido, deberíamos adaptarnos a estos impactos cuanto antes para no tener luego que sufrirlos y lamentarnos con esa expresión tan manida y cínica que acostumbramos a utilizar cuando nos vemos obligados a tomar decisiones tan tardías como traumáticas:

Lo siento, no hay más remedio que…, en lugar de declarar la verdad: Como en su día fui un estúpido irresponsable y no preví, ni fui prudente e hice caso sólo a los rentistas del sistema obsoleto anterior, ahora os tengo que fastidiar con unas medidas muy dolorosas para todos…

Londres ya siente los efectos debidos al cambio climático. En efecto, como consecuencia del derretimiento de los hielos del Ártico, el nivel del mar va subiendo allí a razón de 6mm/año, lo que afecta, sobre todo, al área metropolitana de Londres en marea alta y, sobre todo, cuando el río baja crecido. El desarrollo futuro de la capital inglesa se sitúa al este de Londres y este desarrollo podría quedar condicionado ya que esta área sufriría cada vez más peligro de inundaciones provocadas por los elevados prismas de marea.

Por consiguiente, será necesario tomar medidas preventivas que frenen los impactos negativos debidos a la subida de los niveles del mar que incluya la construcción de defensas apropiadas que eviten inundaciones en los nuevos desarrollos. Recientemente, el gobierno británico y el ayuntamiento londinense, junto a otras entidades públicas y privadas, se han comprometido y aprobado la realización de una serie de obras que eviten el riesgo de inundaciones.

En nuestro caso, como todavía vivimos en las antípodas de lo que resultaría actuar de manera responsable y solidaria con las nuevas generaciones, no nos preocupamos sobre los impactos que nos pueda ocasionar el cambio climático. Según se desprende de nuestras actuales políticas en curso, para los vascos el cambio climático, oficialmente, no existe. Sólo son tonterías de unos miles de científicos que investigan diariamente el clima del Planeta. Los mismos que cuando la mitad de Donostia quede bajo las aguas nos colocarán como ejemplo de lo que es la estupidez humana.

Anuncios

One Response to El espejo acusador

  1. ibai dice:

    no estoy puesto en esta materia, pero creo que el cambio climático es algo que ha existido siempre. Hay pruebas históricas de ello, entre las que podemos citar: glaciaciones, el diluvio, la desertización del sahara, la desaparición de los saurios, …ello lo hemos conocido por fuentes como la biblia, las pinturas rupestres, la arqueología, la paleontologia… por otra parte, el sol como toda estrella, tiene caducidad y por ende , también, el mundo y nuestra civilización…

    lo de ahora es distinto LO ESTAMOS VIVIENDO y somos testigos y me atrevería a decir corresponsables ,de como en aras de la beneficio por el beneficio, las pruebas nucleares o cualquier otra cosanos estamos cargando el planeta. Por cierto evoluciones políticas al márgen, ¿la distensión nuclear no ha venido , también, exigida para intentar no machacar más el medio ambiente?

    lo que me gustaría plantear, jugando a un poco no sé si a ciencia ficción , como puede
    afectar este tema respecto a la evolución de las especies , ¿aparecerán especies propias de de otras latitudes en otrasa ahora menos calurosas?, ¿desaparecerán otras? ¿que impacto tendrá sobre la vegetación y por ende sobre la atmósfera? y con el ser humano que va a pasar, se producirán nuevas enfermedades, un habitat inahabitable que conlleve hambrunas que arrastren a migraciones.

    finalmente, no sé qué podemos hacer para evitar este tema que parece un tsunami que nos va sepultar y que lentamente nos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: