Estereotipos falsos

El maniqueísmo, aún en su versión más culta, es un gran productor de estereotipos falsos. Llega a convertir la realidad en un mundo simple donde sólo hay lugar para los buenos y, sus antagónicos, los malos. Sólo aprecia los colores blancos y los negros, menospreciando la belleza que aportan los matices grises. El resto de colores quedan prohibidos en un mundo que tampoco está para perder el tiempo endulzándose de poesía. Es incluso hasta una manera de pensar machista que huye de toda forma de tacto y de cortesía.

Tal simplismo provoca una serie de aberraciones en la realidad que más tarde nos impedirá distinguir entre lo que es verdad y lo que es mentira. Además, conlleva que tengamos que trabajar con un razonamiento muy poco inteligente por lo reducido y escaso que resulta. Lo más grave es que esta forma de pensar tan simple nos hace errar mucho en nuestras apreciaciones acerca de los hechos que ocurren. Cuando se yerra en las apreciaciones de los hechos también se suele errar en los juicios y/o diagnósticos que hagamos, lo que influirá seriamente en el mayor o menor acierto de nuestras apuestas estratégicas.

Por otra parte, Euskadi es una país, pequeño en territorio y en población, que forzosamente debe intentar lograr el éxito en sus apuestas estratégicas si quiere mantener sus señas de identidad y su propia cultura. Para ello, debe dotarse del máximo retorno de experiencias, aprendiendo de los países que, en su lucha contra el cambio climático, lo hacen bien y con éxito. Debe recurrir constantemente al “benchmarking” o análisis comparativo con otros países. Pero, para no equivocarnos en nuestras apuestas, debemos evitar caer en estereotipos falsos como los que cometemos a la hora de enjuiciar a Estados Unidos con respecto a la lucha que hace contra al cambio climático.

Siempre se suele criticar a Estados Unidos, y en eso soy el primero en hacerlo, porque no firmó el Protocolo de Kyoto y porque su gobierno no apoya la lucha firme contra el cambio climático pero no podemos confundir lo que piensa el actual ejecutivo con lo que piensa la sociedad norteamericana. La administración Bush podrá estar poniendo todos los frenos posibles pero ello no impide que se haya desarrollado una gran contestación a su planteamiento antiKyoto.

De hecho, por todo lo largo y ancho de este gran país, están surgiendo innumerables iniciativas que impulsan el compromiso y la acción de empresas, ciudades y estados enteros —como California y los Estados del nordeste— para reducir su impacto sobre el clima. Nosotros, en cambio, somos unos grandes hipócritas porque no hacemos casi nada en la lucha contra el cambio climático y encima criticamos a los que hacen mucho más que nosotros.

Estados Unidos es el país que más invierte actualmente en energías renovables. Muchas empresas y ciudades hace tiempo que están reduciendo sus emisiones de CO2 y se preparan para el nuevo paradigma energético y además, uno de los mayores defensores de la lucha contra el cambio climático, es el senador John McCain. Con gran probabilidad, este senador será el próximo candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos. A su vez, el partido demócrata hace tiempo que un partido convencido de actuar drásticamente en contra del cambio climático. En conclusión, es muy posible que después del 2008, el próximo gobierno USA actuará comprometidamente en la lucha contra el cambio climático. ¡Cuánto me gustaría que en Euskadi, el Gobierno Vasco se comprometiera igual!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: