¡Sálvese quien pueda!

¡Que viene la crisis de la economía del ladrillo!, ¡Que viene y bien deprisa!, ¡Sálvese quien pueda de la burbuja inmobiliaria!. Son los graves avisos para navegantes que nos envía hace tiempo la economía de Estados Unidos y que han comenzado a agudizarse desde hace dos días. La razón reside en el hecho de que los temores hipotecarios se están cumpliendo: Las empresas dedicadas al préstamo de créditos para viviendas se están desplomando en la bolsa de Wall Street. Así, ayer, Acreddited Home cayó un 45% en menos de un santiamén. Hace dos días, la que se derrumbó fue New Century, una de las mayores empresas prestamistas de hipotecas en Estados Unidos. New Century también tuvo problemas muy graves de solvencia, así como fuertes desajustes contables, lo cual confirmaría el estallido de la burbuja inmobiliaria en los Estados Unidos.

Actualmente, los mercados crediticios internacionales extreman la vigilancia sobre España donde la burbuja inmobiliaria es muchísimo más importante que en Estados Unidos. Se teme que el estallido en el mercado español sea estrepitoso ya que el efecto dominó que producen los mercados americanos sobre el resto suele ser importante. Así que no es de extrañar que entre los inversores que quedan en el sector inmobiliario los nervios estén a flor de piel.

Tras el derrumbe anterior de Metrovacesa, Astroc ha caído en más de un 40% desde la zona de máximos. Esta situación favorece posiciones largas o de compra en los mercados de bonos del Tesoro. Además, los miedos se han extendido desde el sector construcción-inmobiliario a la mayoría de los mercados de renta variable. Al comenzar las crisis se suele mentir mucho porque los rentistas del sistema compran el alma de muchos medios de comunicación al objeto de evitar inútilmente una caída que resulta inevitable.

Al final, es el veredicto del mercado y la evolución del precio de los activos quienes colocan la verdad en su sitio. Actualmente, los mercados de bonos sitúan el riesgo o probabilidad de una recesión económica en el 50%. La fórmula se basa en las diferencias de rendimientos de los instrumentos del Tesoro. La experiencia acumulada nos dice que en seis de las siete ocasiones en las que Estados Unidos entró en recesión, desde 1960, las tasas de interés a corto plazo sobrepasaron los rendimientos de los bonos a largo plazo, tal como ocurre actualmente.

Las consecuencias económicas del estallido de la burbuja financiera, después de un auge de más de cinco años y que terminó el año pasado, pueden ser muy graves y de hecho afectarán al Estado español —incluida la CAPV y Navarra— pegándole en la línea de flotación, como ya lo han pronosticado repetidas veces y sin éxito diferentes organismos tantos estatales como internacionales. A nivel de la CAPV, el mutismo impuesto por la omertá imperante silenciaba cualquier advertencia sensata sobre las que contaré ejemplos algún día.

Nos aguardan momentos muy críticos que serán aún peores que en Estados Unidos donde se espera que cerca de 1,5 millones de estadounidenses podrían llegar a perder sus casas. Unos 100.000 trabajadores de los sectores de la construcción e inmobiliario podrían ser despedidos. Incluso, unas cien empresas crediticias de menor rango, que suelen conceder hipotecas a personas que cuentan con crédito limitado, podrían sucumbir con la crisis. En nuestro caso, ahora que ha caído de una manera tan significativa la venta de pisos y los grandes fondos de inversión del sector inmobiliario han huido ya de la quema, mi preocupación se centra sobre todo en nuestras cajas de ahorro. ¿Llegarán a salvarse y, si lo hacen, a qué precio?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: