Nos siguen tomando el pelo

En Nairobi, los pocos acuerdos que se lograron fueron también como hacer un brindis al sol. Es cierto que se llegó al compromiso de comenzar, en el año 2008, las negociaciones sobre las emisiones post Kyoto de GEIs -gases de efecto invernadero que incluye el CO2, CH4 (metano), etc- pero ello se hizo sin establecer ninguna fecha límite en la que deberían quedar concluidas estas conversaciones y, a pesar de que existía ya el acuerdo de que, en un futuro próximo, las emisiones tendrían que reducirse en un 50%. Sorprendentemente, y tal como lo exigía el guión oficial, se acordó también que constara que, durante el transcurso de esta conferencia, el Protocolo había sido revisado.

Lo paradójico del caso es que ello originó que bastantes de los asistentes salieran pensando que se debieron perder esta revisión en uno de los momentos que parpadearon sus ojos. Comenzaron los rumores, y para evitar que alguien protestara por ello, se adquirió el compromiso de realizar una revisión completa del Protocolo de Kyoto, en los próximos dos años.

También se admitió una consideración para que se impulsara la transferencia de tecnologías limpias a los países en vías de desarrollo, pero sólo durante el periodo de un año(sic). Esta absurda limitación produjo la consecuente condena de la delegación china. Se llegó igualmente a un acuerdo para que Bielorrusia pudiera aplicar el comercio de emisiones que establece el Protocolo de Kyoto, permitiéndole así beneficiarse económicamente sin necesidad de reducir emisiones. A su vez, se tomó una decisión sobre los proyectos de secuestro y almacenamiento de CO2 (CCS) para que todavía no pudieran ser comercializados en el marco de los Mecanismos de Desarrollo Limpio (CDM).

En cuanto a las ayudas económicas a países en vías de desarrollo, se produjo un singular acuerdo para que los Fondos de Adaptación se aplicaran de manera que estos países pudieran prepararse mejor para hacer frente a los impactos debidos al cambio climático y, a su vez, para que todo ello se pudiera desarrollar bajo el control y la supervisión también de los países más afectados por estas medidas.

Es decir, para evitar protestas de los países africanos que jugaban en casa, se aceptó –sobre el papel- que el control de estos fondos lo realizaran los países en vías de desarrollo. Además de estos acuerdos, se anunciaron también otras iniciativas más, aunque también de poca importancia. Y esto es todo lo que dio Nairobi. Una conferencia más, del todo intrascendente, y donde tampoco se llegaron a adquirir compromisos para reducir las emisiones de CO2 que es, precisamente, lo más grave y lo que más importa.

En conclusión, podemos decir que los escasos compromisos que se asumieron en Nairobi fueron otra tomadura de pelo más. Esta vez, este hecho creó un no disimulado malestar entre muchos de los asistentes a la conferencia hasta el punto de encrespar al lobby que conforman las agencias de medio ambiente y de desarrollo.

Cada agencia, a su manera, criticó seriamente los resultados de la Conferencia sobre el Clima celebrada en Nairobi, resultados que fueron calificados de “terriblemente tibios”, lo que suponía, a nivel mundial, una grave ausencia de liderazgo y hasta la prueba palpable de la hipocresía y de la falta de voluntad política de gran parte de los países más desarrollados, entre los que nos ubicamos nosotros

Anuncios

One Response to Nos siguen tomando el pelo

  1. Begoña dice:

    La solidaridad no es un valor hoy día, tristemente. Somos capaces de mirar a otro lado en todo aquello que no nos interesa. Pero incluso vamos más allá también somos capaces de no querer mirar de frente nuestros problemas y seguir emitiendo co2 sin importarnos el futuro y sobre todo el futuro de los hijos de nuestros hijos.
    Un abrazo Juanjo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: