Esto del cambio climático tiene difícil solución ¿No?

Ésta es la clásica pregunta que a uno no le permiten nunca hacerla cuando acude a una conferencia internacional sobre el Cambio Climático— subrayó irónicamente un delegado asistente a la conferencia anual sobre el clima que, hace unos pocos meses, se celebró en Nairobi. Lo dijo con la misma indiferencia como se hacen comentarios sobre el tiempo, dentro de un ascensor. Sin embargo, esa es la pregunta que muchos nos hemos estado haciendo todo el tiempo durante la conferencia —subrayaba Richard Black, corresponsal de la BBC al preguntar: ¿Qué es lo que realmente se va a hacer para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero?. Tampoco habría respuestas esta vez.

Lo lógico sería pensar que ésta era la pregunta que se encontraba en la boca de todos. Sin embargo, no era así pues para la mayoría de las diferentes delegaciones políticas que acudieron a Nairobi, precisamente, esa era la pregunta a la que, por ninguno de los conceptos, había que responder. En esta conferencia marco sobre el clima lo que estaba de más era tomar acuerdos que sirvieran para hacer frente, internacionalmente y de manera comprometida, al cambio climático.

¡Qué triste conclusión a la que hemos llegado!. Y es que esto del cambio climático se ha convertido interesadamente en una cuestión tan compleja y donde concurren tantos intereses contrapuestos a la defensa del clima de la Tierra que ya ni tan siquiera se quiere hablar sobre cómo hacer verdaderamente frente al cambio climático. Son los intereses de las industrias que son grandes consumidoras de energía y de materias primas, de las empresas energéticas y eléctricas, de las promotoras y constructoras, de las inmobiliarias y de las instituciones financieras tan aferradas al desarrollo insostenible lo que prima.

En general, los diferentes gobiernos son fieros defensores de estos oscuros y creados intereses que luchan para que las medidas contra el Cambio Climático nunca se pongan en práctica. Hacen como si defendieran el desarrollo sostenible pero mienten más que hablan. En Nairobi, quedó claramente demostrado, por parte de los diferentes gobiernos, que no existían muchas ganas de hacer las cosas como se deberían hacer.

Podría influirles, y en algunos países es cierto, el hecho de la gran amenaza que se cierne sobre la humanidad entera. Los gobiernos que se dicen concienciados podrían establecer por decreto la energía limpia, prohibiendo la generación de electricidad producida en base a los hidrocarburos fósiles, limpiando los centros de las ciudades de coches contaminantes, forzando a los constructores a adoptar normas rigurosas en materia de ahorro y eficiencia energética.

Obligando a conseguir que la producción y consumo de energía eléctrica en base a las fuentes de energía renovable represente, a medio plazo, el 25%. En base a la fiscalidad sostenible, penalizando el despilfarro, el consumo excesivo y la producción de residuos, etc. Desgraciadamente, frente a todo esto, las voces de los rentistas del sistema que son las que más se escuchan nos dicen:
—”¡Cuidado con tomar ese tipo de medidas pues dañarían la competitividad de nuestras empresas!”. Y así es como, año a año, emitimos más CO2 y perjudicamos más a nuestro clima, sin importarnos sus graves consecuencias. En general, se sigue con la consigna de engañar y seguir con el desarrollo consumista e insostenible. Luego se califica a todo lo que se hace de sostenible para maquillar que, en realidad, se sigue haciendo más de lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: