La generación eléctrica distribuida

La generación eléctrica distribuida representa un cambio en el paradigma de la generación de energía eléctrica centralizada. Aunque se pudiera pensar que es un concepto nuevo, la realidad es que tiene su origen, de alguna forma, en los inicios mismos de la generación eléctrica.

De hecho, la industria eléctrica se fundamentó en la generación en el sitio del consumo. Después, como parte del crecimiento demográfico y de la demanda de bienes y servicios, evolucionó hacia el esquema de generación centralizada, precisamente porque la central eléctrica se encontraba en el centro geométrico del consumo, mientras que los consumidores crecían a su alrededor. Sin embargo, se tenían restricciones tecnológicas de los generadores eléctricos de corriente continua y su transporte máximo por la baja tensión, que era de 30 a 57 kilómetros.

Con el tiempo, la generación eléctrica se estructuró como se conoce hoy en día, es decir, con corriente alterna y transformadores, lo que permite llevar la energía eléctrica prácticamente a cualquier punto alejado del centro de generación. Bajo este escenario, se perdió el concepto de generación centralizada, ya que las grandes centrales se encuentran en lugares distantes de las zonas de consumo, pero cerca del suministro del combustible y el agua.

Durante los años setenta, la concurrencia de factores energéticos (crisis petrolera), ecológicos (cambio climático) y de demanda eléctrica (alta tasa de crecimiento) a nivel mundial, planteó la necesidad de alternativas tecnológicas para asegurar, por un lado, el suministro oportuno y de calidad de la energía eléctrica y, por el otro, el ahorro y el uso eficiente de los recursos naturales. Una de estas alternativas tecnológicas consiste en generar la energía eléctrica lo más cerca posible al lugar del consumo, precisamente como se hacía en los albores de la industria eléctrica, incorporando ahora las ventajas de la tecnología moderna y el respaldo eléctrico de la red del sistema eléctrico, para compensar cualquier requerimiento adicional de compra o venta de energía eléctrica.

A esta modalidad de generación eléctrica se le conoce como Generación In-Situ, Generación Dispersa, o más cotidianamente, Generación Distribuida. De este modo, si alguien en mi comarca decidiera generar electricidad a partir de las energías renovables cualquiera la podría comprar, contratando directamente al generador y pagando tan sólo una tasa de paso por utilización de las redes eléctricas

En base a estimaciones realizadas por la Agencia Internacional de Energía, para el año 2020, los países desarrollados podrían ser responsables del 50% del crecimiento de la demanda de energía eléctrica mundial equivalente a 7 millones de MW, donde el 15% de esta demanda sería debido a la generación eléctrica distribuida. Algunos países, como Dinamarca y Holanda, son líderes a nivel mundial en generación eléctrica distribuida ya que el porcentaje de la potencia instalada de generación distribuida representa más del 40% en relación con la capacidad total instalada.

En el Estado español se está bastante por debajo de estos niveles de desarrollo de la generación eléctrica distribuida y somos muchos los que nos tememos que los administradores de las trabas en connivencia con los poderes públicos nos lo van a hacer cada vez más difícil. ¿No vamos a hacer nada para impedirlo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: