La tecnología al rescate

En general, los asombrosos desarrollos que hemos conocido nos han llegado a convencer de que el progreso tecnológico es algo gratuito, que nos viene por inspiración divina, y hasta lo hemos llegado a asumir como si fuera una nueva ley de naturaleza que maneja el desarrollo de nuestras vidas. Sin embargo, cada vez es más difícil innovar y, la mayoría de las veces, se trabaja en la mejora de lo ya innovado. Así, las innovaciones de Microsoft siempre están trabajando sobre una versión mejorada de Windows. Hoy en día, Nokia hace lo mismo con lo suyo. Habrá dejado anticuado el teléfono móvil que produjo ayer, al igual que lo ha hecho Apple, Nike o Gillette con sus productos estrella, pero sus innovaciones rupturistas se van limitando con el paso del tiempo. Por otra parte, no utilizamos adecuada y sabiamente aquello que innovamos.

Así, los avances científicos que endulzan los progresos tecnológicos permiten que nuestros coches cuenten con la tecnología apropiada para consumir menos por Km pero preferimos utilizar dichas ganancias en aumentar la potencia, el tamaño y el peso de los coches. De este modo, el consumo de los coches por cada 100 kilómetros que éstos recorren, lejos de disminuir, sigue aumentando, al igual que los consumos de petróleo y las emisiones de CO2, y aumenta también el consiguiente Calentamiento Global. Cuando se endurezcan los efectos debidos al Cambio Climático, pediremos milagros que, obviamente, no mereceremos.

En efecto, sin acabar con nuestra insana adicción al petróleo es absurdo esperar nada. Su consumo, si bien nos permite hacer todo lo que hacemos, también determina el modo como vivimos. Sustituir el petróleo por otras fuentes de energías renovables es la mejor inversión que podemos hacer hoy. Además, el petróleo y el gas natural se agotan y van a ser cada vez más caros. En base a las proyecciones más optimistas, hay sólo 30 a 40 años de reservas de petróleo.

También hay proyecciones más pesimistas, como la de la Universidad de Upsala de Suecia, que dice que las reservas mundiales están enormemente exageradas y que el petróleo sobrepasará su cenit de producción mundial y, por tanto, comenzará a agotarse en menos de diez años. Si ello fuera cierto sería prácticamente inconcebible pensar que hubiera muchos aviones volando impulsados por queroseno o muchos coches circulando por las carreteras impulsados por los derivados del petróleo. Podrán llegar combustibles sustitutivos fósiles para el sector transporte como CTL (Coal to Liquids) o GTL(Gas to Liquids) o, en el mejor de los casos, el ecológico BTL (Biofuel to Liquids) pero, casi con seguridad, que llegarán tarde si no adecuamos las tecnologías y las infraestructuras que permiten el transporte sostenible y de las que estamos tan alejados.

En realidad, mucho antes de que el petróleo se agote, sus derivados como el gasóleo y las gasolinas se habrán vuelto demasiado caros como para utilizarlos, de una manera tan masiva, como carburantes en el sector automoción. La gente intuitivamente asume que cuando se agrave la crisis energética será la tecnología la que acudirá al rescate y nos saque de todos los apuros. Pensamos que nuestros ingenieros, que cada vez son menos, sabrán encontrarnos nuestra salida a la crisis energética gracias al uso del hidrógeno de la biomasa, de la energía nuclear, de la energía solar, de la energía eólica, de la energía geotérmica o de la energía del mar, la debida a la olas o undimotriz. Poco se sabe que ninguna de estas tecnologías se ha desarrollado lo suficiente como para que, a medio y largo plazo, podamos pensar que sustituirán al petróleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: