No somos tan responsables

Me refiero a los vascos pero también me podría haber referido tranquilamente a los españoles, a los franceses, a los italianos, etc. Prosigo; hace más de cuatro años que muchos de nuestros dirigentes fueron advertidos sobre la crisis energética que padecemos y ya se vaticinaba lo que está pasando con los precios del crudo y del gas natural. Así, es como se financian actividades insostenibles en un contexto en el que, si nos hubiéramos preparado a tiempo, hubiéramos podido prepararnos mejor iniciando la reconversión de las flotas de barcos y camiones con la vista puesta en la mejora de la eficiencia energética y el desarrollo del transporte de mercancías por barco o ferrocarril. Hemos entrado en una crisis energética permanente a nivel mundial. Las implicaciones que de ello se derivan son enormes.

Se podrían poner en peligro muchos negocios y la propia cohesión social. En efecto, los datos sobre el agotamiento progresivo del actual modelo productivo y energético en base al petróleo barato son cada vez más abundantes e incontestables. El modelo actual se presenta insostenible, al no ser extensible en el espacio (toda la humanidad) y el tiempo (siglo XXI). Presenta también un gran volatilidad debido al escaso margen de capacidad de cobertura de la demanda y de la especulación. Y, aunque a medio plazo, mejoren precios del crudo por la entrada en línea de macro-inversiones en E&P (Exploration & Production) de crudo y gas, sus efectos serán sólo durante un tiempo. A medio y largo plazo, después del 2012, los precios del petróleo y del gas natural es muy probable que lleguen a ser inasequibles. La prudencia aconseja prepararse con anticipación.

La aceleración del Cambio Climático antropogénico es otra de las grandes constataciones. Los informes sobre el CC cada vez son más pesimistas. Las emisiones de GEIs van en aumento al ritmo que crece la demanda de hidrocarburos fósiles. Kyoto es un primer intento de hacer frente al CC, loable pero insuficiente, a medida que los Países no comprometidos como China, India y Brasil ganan cuota en emisiones de GEIs. Lo más probable y verosímil es que existirá un post Kyoto donde se incluyan todos los países y donde por fuerza, los niveles de exigencia serán.

¿Y qué más está sucediendo?. Se sigue manteniendo el espejismo de que es posible regresar al petróleo barato y que éste es infinito. Ayuda a ello el hecho de que el mercado del crudo siga siendo especialmente opaco y distorsionado. También influye el hecho de que diversos agentes coincidan, incluso desde intereses opuestos, en la ocultación y la tergiversación. En el terreno energético, en general, no existe coherencia entre los discursos y las actuaciones porque sería admitir y tener que señalizar un cambio duro y difícil de tragar por la sociedad. Se pretende dar con una solución al problema energético haciendo más de lo mismo ya que el tema, en clave política, es peligroso y poco rentable como para sacarlo a la palestra sin soluciones por delante.

Así, se deja al mercado que saque las soluciones y, de este modo, sus diferentes agentes cada vez se concentran más, en lugar de plantear un necesario cambio de modelo, en controlar los comodines de “compra de tiempo”: Gas Natural, Gases Sintéticos y Tecnologías que, aunque encierran un gran valor, inducen a un “falso objetivo”, abonando tesis continuistas. Así que no es de entrañar que, hasta hace poco en las previsiones de los Planes Energéticos del EVE —Ente Vasco de la Energía— llegó a aparecer que el petróleo, tan sólo alcanzaría el precio de 25 dólares/barril para el año 2020. Todo un despropósito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: