Capitalismo y Sostenibilidad

21 octubre, 2006

¿Por qué seremos tan ineficaces los seres humanos a la hora luchar contra la gran amenaza que supone el cambio climático? ¿Tendrá que ver el hecho de que el capitalismo y la sostenibilidad son conceptos totalmente antagónicos e incompatibles como sostienen diversos pensadores modernos de la izquierda?. Para Joel Kovel, autor del célebre y polémico libro “The enemy of nature”, el debate principal se centra en llegar a optar por uno de estos objetivos. O bien apostamos por el fin del capitalismo o, en caso contrario, por el fin del mundo.

Para Kovel, a veces un tanto simplista y radical en sus percepciones, no existen términos medios. Para él, el capitalismo es expansionista y eco-destructivo y punto. Se trata de una crítica demasiado escorada porque no hay más ver lo que ha hecho el comunismo y sigue haciendo. En efecto, tal como vemos actualmente en China y vimos en la antigua URSS, para darnos cuenta de que la economía y su régimen político correspondiente, sea del color que sea, ha sido recursívora o devoradora de recursos y ha colocado siempre al medio ambiente en un segundo o tercer lugar.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Cuando la lógica racional no funciona

7 octubre, 2006

En teoría, el desarrollo sostenible debería ser considerado como una gran oportunidad para todos. A los diferentes gobiernos les permitiría gobernar mejor. Les aportaría criterios de eficiencia y de eficacia que les serían muy útiles a la hora de diseñar y aplicar sus políticas de progreso puesto que les facilitaría tomar las decisiones con criterios sostenibles y gestionar así el progreso social del bienestar, lo que permitiría que el país conociera un crecimiento económico duradero y que, a su vez, reforzara la cohesión de la ciudadanía tanto a nivel de actitudes como de participación y compromiso.

Lee el resto de esta entrada »


Cuando el lucro es lo que prima

1 octubre, 2006

Actualmente, el desarrollo del capitalismo como sistema de producción, distribución y consumo hegemónico sobre la Tierra ha asumido la forma y el modo de la globalización en su versión neoliberal. Hace unos 500 años, el capitalismo surgió del mundo medieval, en su forma incipiente de mercantilismo, para llegar a cuajar después de la conquista europea del hemisferio occidental. Posteriormente, llegó a dominar la economía tras la primera revolución industrial.

Después de la caída del capitalismo de Estado que preconizaban los países comunistas, el capitalismo ha pasado a regir los destinos del mundo como nunca antes a lo largo de la historia fue capaz de hacerlo. La característica que define el capitalismo consiste en someter a todo el resto de factores que intervienen en la producción al factor capital. En sí mismo, el capital no vale nada. Lo que vale es que todos los factores sin exclusión puedan ser convertidos en valor dinero y ello permita la acumulación de capital. Es por ello por lo que hacer beneficios se ha convertido en el “leit motiv” de cada transacción económica, al tiempo que la acumulación de capital se ha convertido en el santo grial —sangre real— de la sociedad capitalista.

Lee el resto de esta entrada »