Prepararse para el Cambio Climático

La modificación del clima en el planeta no sólo es una realidad incuestionable, sino que se ha acelerado en los últimos años, por lo que es posible esperar la agudización de fenómenos como el aumento de la temperatura, el derretimiento del hielo en los polos y en las altas cumbres, sequías en algunas regiones e inundaciones en otras, aumento del nivel del mar, por nombrar sólo algunas de las graves consecuencias. En muchos países, se constata una disminución de las lluvias y el avance de la desertificación como dos muestras claras de este fenómeno. La deforestación y la sustitución de los bosques autóctonos agudizan aún más el problema.

La tala de bosques agudiza el Cambio Climático. Así, un estudio realizado por la FAO sobre el período 2000-2005 señalaba que la superficie forestal mundial disminuye 10 millones de hectáreas cada año y que el 65% de esta pérdida se produce en Sudamérica. Sólo Brasil pierde 3,1 millones de hectáreas anualmente. Felizmente, el ritmo de la deforestación se ha desacelerado a nivel planetario gracias a la masiva forestación que se está realizando en Asia, especialmente en China, y a los esfuerzos que también se hacen en este sentido en Europa.

Sin embargo, lo peor de todo es que, pese a que para algunos resulte todavía difícil de aceptar, estos problemas que afectan a la naturaleza repercuten rápidamente en el ser humano. De acuerdo a un reciente informe del Banco Mundial, se puede atribuir al Cambio Climático la expansión de una serie de enfermedades como el dengue y la malaria, así como algunos tipos de cáncer, y con ello millones de muertes prematuras, lo que lo convierte en un problema que atenta directamente contra el desarrollo, especialmente contra el de los países más pobres.

De acuerdo con la publicación del BM “Environment Matters”, la urbanización acelerada y la falta de higiene son causas directas de las altas mortalidades que registran algunas regiones, y señala que sólo la contaminación del aire se cobra 800.000 vidas al año. Cerca de una quinta parte de las enfermedades de los países en desarrollo se puede atribuir a problemas ambientales, las que afectan sobre todo a las personas más pobres y a los niños.

Así, las tragedias originadas por el clima se ven agudizadas y a su vez acentúan el problema de la pobreza y de la pésima distribución de la riqueza a nivel regional y planetario. Sin embargo, intentamos ignorar el fuerte vínculo que existe entre el medio ambiente y la salud porque a la hora de entender que la salud y la vida de los seres humanas dependen de la salud del planeta lo consideramos como un problema que no va con nosotros. El panel internacional de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) avisa que podemos esperar un aumento considerable de olas de calor, tormentas, inundaciones, y la diseminación de enfermedades tropicales en áreas templadas, afectando a la salud de seres humanos, ganado y cultivos. A su vez, algunos científicos señalan que, aún si se reaccionara ahora para intentar detener el Cambio Climático, el daño sobre el Planeta está ya hecho, y se mantendrán los efectos de la actual contaminación de GEIs al menos hasta fines del siglo XXI. Es decir, además de frenar el Calentamiento Global, los científicos recomiendan prepararse y adaptarse para lo que se aproxima inevitablemente: las consecuencias del Cambio Climático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: