La guerra que nos viene

Se trata de una crónica anunciada. La probabilidad de que el conflicto de Oriente Medio se extienda a otros países va creciendo, día a día, hasta el punto de que cualquier análisis serio del juego de actores nos indica que hace tiempo se han encendido las luces rojas. El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, está poniendo la guerra en bandeja. Sus desplantes y exabruptos no serían más que producto de una mera e inocua verborrea si no vinieran acompañados de acciones tan amenazantes como la de dotarse de armamento nuclear con el objetivo de borrar a Israel del mapa y a todos quienes se opongan al renacimiento del Islam en las “Tierras de la espada”. Eso no es nuevo pues es bien sabido que Irán financia diversas facciones terroristas como Hamas y Hezbolah. Pero, el siguiente paso ya iniciado sería todavía más terrorífico y escalofriante ya que, en pleno siglo XXI, trataría de reavivar la “yihad” o guerra santa del Islam hasta límites insospechados donde incluso España (Al-Andalus) es contemplada, de manera amenazante, como un país a reconquistar.

La cuestión es muy seria y Occidente cada vez tiene menos margen de maniobra. Las cosas han llegado a un punto tal que apenas permiten otra alternativa que no sea la invasión de Irán o la destrucción de los aceleradores utilizados para el enriquecimiento de uranio y así disponer Irán de bombas nucleares con las que atacar a Israel. Se trataría de una agresión que obligaría justamente a intervenir a las diferentes potencias mundiales en defensa de Israel. Lo que también significa actuar en defensa de la democracia y de las libertades. Por otro lado, además de la defensa de Occidente, también existen otros intereses bien claros y definidos para que esta guerra se produzca. Así, el control de la oferta de petróleo prevalece en toda reflexión estratégica que se haga.

Hace unos dos meses, el propio presidente Bush reconoció que Estados Unidos era un país “adicto” al petróleo. También lo es Europa, al igual que Japón y China, aunque no lo reconozcan. Una adicción no es algo que pueda eliminarse fácilmente. Nuestras economías están asentadas en base al crecimiento del consumo. La energía básica que mueve nuestras economías es el petróleo y sus derivados y el gas natural. Actualmente, y a corto plazo, no existe otra alternativa energética al petróleo. Los países islámicos controlan la capacidad de producción excedentaria de estas fuentes de energía. Cualquier problema serio de suministro provocaría una crisis sin precedentes en nuestras economías como ya ocurrió durante los años 70, cuando se triplicaron, de la noche a la mañana, los precios del crudo. Ahora, 30 años más tarde, nuestras economías son todavía más vulnerables debido a que nuestros consumos son mucho mayores (85 mbd) y a que no contamos con otras alternativas al petróleo que no pasen por el suministro de la OPEP. El petróleo se agota en todo el mundo pero los países de Oriente Medio concentrarán el 70% de las reservas probadas del año 2010.

Entre los países del OPEP, Irán es uno de los países del mundo que cuenta con mayores reservas de petróleo y de gas natural. Irán, cuya población representa un 1% de la población total del mundo, posee un 10% de las reservas probadas de petróleo y un 16% de gas natural. Por otra parte, en caso de conflicto, Irán podría controlar el 45% del petróleo mundial, y que se produce en Oriente Medio, ya que obligadamente debe exportarse éste mediante superpetroleros que atraviesen el estrecho de Ormuz.

Además, para Estados Unidos, el petróleo no es sólo un problema de suministro. También es considerado como la energía que impulsa sus fuerzas armadas, por lo que adquiere un alto valor estratégico ya que garantiza su propia seguridad nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: