Matar al mensajero

Cada vez soy más consciente de que los prospectivistas, aquellos que acostumbramos a anticiparnos 10-20 años al resto de los mortales, no tenemos otra expectativa que la de ser perdedores. Sobre todo, cuando las noticias que traemos no son buenas o exigen que los rentistas del sistema modifiquen sus políticas en curso porque lesionan el interés general. Matar al mensajero de las malas noticias no es algo nuevo pero ahora se ha convertido en todo un macabro rito. En efecto, los que detentan el poder y tienen la sartén por el mango, tienen el mango también y, encima, nos dan sartenazos por todas partes hasta anularnos. Menos mal que los hay quienes son todo lo contrario y nos protegen.

Por otra parte, y en general, a los prospectivistas se nos hace caso muy pocas veces. Sobre todo, en España y aledaños donde sólo se vive bajo la tiranía de lo que es urgente e inmutable y, por definición, toda va bien. De poco nos sirvió que pronosticáramos tan acertadamente el encarecimiento del crudo cuando estaba a unos 15$/barril. Nadie nos hizo caso y algunos hasta se rieron de ello. ¡Cuántos problemas nos hubiéramos ahorrado si hace casi cuatro años, cuando hicimos el informe sobre el encarecimiento imparable de los precios del crudo, se nos hubiera hecho caso!. Pero, desgraciadamente, no ocurrió así. Se prefirió escuchar a quienes mantenían que los precios del petróleo y del gas natural apenas variarían porque decían lo que nuestros dirigentes querían oír. ¿Dónde están las responsabilidades ahora?. De nuevo la imprudencia y la falta de preocupación real por el futuro les sale gratis a nuestros dirigentes.

Las noticias que ahora les traigo también son malas, por no decir muy malas; más bien pésimas y sería mejor destacarlo de esta manera. El Cambio Climático Abrupto que tanto popularizó Hollywood con su película “The Day After Tomorrow” (El día de mañana), en realidad puede resultar no ser ninguna ficción sino algo que en poco más de una década sintamos fuertemente en Gipuzkoa. La noticia es que comienzan a aparecer datos y éstos son preocupantes pues nos hablan de una nueva glaciación. Así pues, y a pesar del Calentamiento Global, el Cambio Climático está colapsando, poco a poco, las corrientes marinas del Atlántico. En efecto, según un estudio que publicaba hace dos meses la revista Nature, el sistema de corrientes del océano Atlántico que ayuda a mantener el clima del norte de Europa razonablemente cálido se está debilitando considerablemente. Los climatólogos llevan años advirtiéndonos sobre las consecuencias del Calentamiento Global en los océanos, vitales para mantener la estabilidad en el clima de la Tierra pero poco caso les hemos hecho hasta la fecha.

Según estas investigaciones, dirigidas por el doctor Harry Braden, del Centro Nacional británico de Oceanografía de la Universidad de Southampton, las corrientes que mueven el agua cálida hacia el norte y devuelven el agua fría hacia latitudes más al sur se han ralentizado un 30% desde 1957. Las implicaciones de estos datos son importantes especialmente para los países del norte de Europa, donde las temperaturas podrían bajar hasta 10ºC en las próximas décadas. Igualmente, el clima de Gipuzkoa y el de todo Euskal Herria quedaría efectado y ello sería de manera irreversible por siglos. En el peor de los casos podríamos entrar en una nueva glaciación tal como la conocimos hasta hace tan sólo unos 10.000 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: