Ahora a trabajar…pero en serio

Todos podemos sentirnos orgullosos y satisfechos por los acuerdos adoptados en la Conferencia de Montreal sobre el Cambio Climático. Es un hecho cierto que cada vez hay más países que se toman seriamente el reto que supone luchar contra el Cambio Climático y debemos valorar especialmente el cambio de postura de Estados Unidos que, a pesar de la administración Bush, tuvo que aceptar la resolución final. Junto a la crítica severa de Clinton que acudió y habló en la conferencia, la comunidad científica de Estados Unidos así como las compañías de seguros y el cada vez mayor número de Estados y de empresas, que están apostando por cumplir con el Protocolo de Kyoto, han debido presionar mucho para que ello sucediera. Los huracanes Katrina, Rita y Wilma, que recientemente han azotado diversos Estados de la Unión, se habrán encargado de materializar el resto de las presiones a la administración Bush.

En mi opinión, es indudable que el texto final ha supuesto un gran paso hacia adelante y refleja que más allá de las declaraciones formales que requieren la unanimidad de todos los países, la toma de conciencia sobre la importancia que tiene la lucha contra el Cambio Climático es algo que se está moviendo en todo el mundo y, especialmente, en los Estados Unidos.

A su vez, la propia ONU valoró que la Conferencia Cumbre de Montreal ha sido una de las más fructíferas de todas las organizadas por este organismo sobre medio ambiente. De igual modo, destacó, en un comunicado oficial, que más de 40 decisiones habían sido adoptadas para ampliar los esfuerzos, a escala mundial, en la lucha contra el calentamiento del planeta. Hasta las ONG presentes en la Conferencia, entre las cuales se encontraba Greenpeace y el grupo ecologista WWF/Adena, celebraron también los avances conseguidos en la lucha contra el Cambio Climático.

Fue un final feliz que nos debe aleccionar para seguir trabajando en nuestra lucha contra el Cambio Climático. Sin embargo, no debemos olvidar que el único terreno fértil que permite conciliar la lucha contra la amenaza que supone encarecimiento de los precios del crudo y del gas natural y la amenaza contra el Cambio Climático se llama Desarrollo Sostenible. Me gustaría recordar, aquí y ahora, que nuestros datos actuales son muy preocupantes pues cada vez nos alejamos más de cumplir con el Protocolo de Kyoto.

Teniendo en cuenta los actuales hábitos de consumo que tenemos los ciudadanos, no es difícil constatar que, si no los empezamos a modificar pronto, difícilmente alcanzaremos el compromiso internacional de cumplimiento del Protocolo de Kyoto. Se impone, por tanto, la necesidad de elaborar políticas eficaces y eficientes contra el Cambio Climático donde las medidas fiscales tengan una aplicación práctica. El año 2003 constatamos que los sectores que habían aumentado sus emisiones respecto del año anterior eran el transporte, industria y edificación (residencial + servicios + comercio). En el 2004 se ha sumado el sector de la energía. Felizmente, en el caso de la industria se sigue observando que aumenta más su producción que sus emisiones. Por el contrario, el consumo de los sectores Edificación y Transporte sigue aumentando y los parques de automóviles y de viviendas siguen creciendo. ¿No es esto ya una locura insensata a la que hay parar y dar marcha atrás?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: