Los “intereses” opuestos al Cambio Climático

A veces nos olvidamos de que, cuando hablamos de Cambio Climático, no nos estamos refiriendo al Planeta en sí. La Tierra seguirá viviendo con Cambio Climático o sin él. En realidad, lo que estamos hablando es sobre nosotros, los seres vivos, los que verdaderamente somos los que hemos empezado a padecer el Cambio Climático pues difícilmente podrían muchos de nuestros congéneres superarlo si éste se agravara como algunos escenarios pronostican.

El trabajo del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (Intergovernmental Panel on Climate Change –IPCC-) representa el consenso mayoritario de la Comunidad Científica internacional sobre la ciencia del Cambio Climático. El IPCC es ampliamente reconocido como la fuente de información más fiable sobre el Cambio Climático y sus causas. De cualquier modo, y aún a pesar del creciente consenso de la ciencia sobre el Cambio Climático global, todavía existen organismos y empresas contarios a la lucha contra el Cambio Climático como es el caso de la Administración Bush de los Estados Unidos.

En general, son los intereses creados, los rentistas del sistema los que son más críticos. Al menos, eso aparentan aunque, personalmente, opino que lo hacen por unos intereses oscuros y egoístas. Estados Unidos es el responsable del 25% de la emisiones de CO2, a nivel mundial. La sociedad americana es una sociedad devoradora de recursos. El consumismo se ha asentado tanto en su sociedad que casi sería imposible concebir su economía sin integrar el despilfarro como parte de su desarrollo. El presidente Bush tampoco es alguien neutral en este tema. Su campaña electoral fue financiada por el Lobby petrolero y, tras su victoria, no es de extrañar que recibiera las facturas del Lobby petrolero y una de ellas consistiera en negar lo que cada vez nos resulta más evidente como es el caso del Cambio Climático.

En Catalunya, en Euskadi, y también a nivel del Estado, también tenemos nuestros escépticos autóctonos que critican el Cambio Climático. En general, no lo hacen dando la cara, ni exponiendo argumentos de peso. Prefieren utilizar su poder para cortarle la hierba debajo de los pies a quien se aventure a defender que no podemos seguir mirando hacia otra parte como si el Cambio Climático no fuera con nosotros. Son como Atila pues allí por donde pasaron jamás volvió a crecer la hierba de la ilusión, de la generosidad y de la solidaridad con el resto de los seres humanos. Mis hijos dicen que estas personas no tienen corazón pues no les preocupa el futuro de ellos. Yo añado que son unos irresponsables pues aunque tengan sus dudas razonables, impiden ejercitar el Principio de Prudencia al conjunto de la sociedad. De hecho, son un freno que necesariamente habrá que ir eliminando si es que de verdad queremos alcanzar el Desarrollo Sostenible. En caso contrario, sería como meter al zorro en el gallinero.

En suma, todo se podría reducir a ese mero juego inocente que representa el contraste de opiniones si no estuviera en juego el futuro de nuestros hijos y de nuestros nietos y, a su vez, el Cambio Climático no tuviera unas consecuencias tan negativas. Cuando se tienen grandes responsabilidades y poder de decisión es cuando más se necesita contar con líderes que estén a la altura de las circunstancias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: