La larga agonía del modelo económico actual (II)

En los últimos 40 años, el gasto federal anual de Estados Unidos, como media, ha representado ser casi un 21% del PIB pero, en el último año, este gasto llegó a representar el 25% del PIB, debido los programas de estimulación de la economía, aprobados y puestos en marcha, para hacer frente a la crisis financiera y económica. Las previsiones sobre el gasto no son muy halagüeñas ya que se prevé que, incluso después de una eventual recuperación que cada vez se ve más lejana, ese nivel de gasto se mantendría a lo largo de la próxima década.

Si no se hace nada para remediarlo, el déficit acumulado sería impresionante. Hemos de tener en cuenta que los ingresos en base a la recaudación fiscal anual representan una media de 18,3% del PIB, si bien en el año 2000 llegó a ser 20,6% del PIB. Todo ello significa que Estados Unidos se está endeudando a razón de un 4% y un 7% del PIB anual acumulativo que llevaría al país a la bancarrota.

La solución más clásica es la menos inteligente pues, lejos de cuestionar el actual modelo neoliberal, lo que pretende hacer más de lo mismo en base a recortes en el gastos y aumentos en el ingreso para eliminar déficits y estabilizar la deuda. La Comisión bipartidista de la deuda ya se pronunció provisionalmente sobre las medidas a tomar.

Los grupos demócratas situados más a la izquierda condenaron inmediatamente el plan por el hecho de que pretende recortar los gastos sociales y sanitarios. El presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en un comunicado calificó el plan de “simplemente inaceptable”.

Todavía, no se han pronunciado los grupos republicanos situados más a la derecha protestando contra los aumentos de los ingresos que establece el proyecto propuesto, ni tampoco contra los recortes de los gastos militares pero llegarán a hacerlo. Tanto la actuación de los grupos de derecha como la de los grupos de izquierda resultan muy predecibles. Lo que nos aleja más y más de un debate responsable, osado e inteligente.

El plan tiene muchos elementos y un gran potencial para que se realice un debate profundo sobre le futuro de Estados Unidos. Presenta una posibilidades reales para reformar el código tributario y definir la limitación o la eliminación de las deducciones fiscales por la hipoteca debida a la compra de vivienda, las reducciones fiscales por hijos y las imposiciones fiscales debidas a las rentas de trabajo. Se trata también de recortar los programas armamentísticos del Pentágono y, de paso, replantear de nuevo casi todos los programas nacionales.

El plan persigue reducir los incrementos debidos al aumento del coste de la vida de todos los programas federales, incluyendo el programa de la Seguridad Social. Se reducirían los beneficios previstos que la Seguridad Social aportaría a la mayoría de los jubilados en las décadas posteriores, aunque las personas de bajos ingresos recibirían subsidios superiores.

Para el año 2075, la edad de jubilación para obtener plenos beneficios se elevaría lentamente desde los 67 años hasta los 69 años, siendo exención aquellas personas discapacitadas para trabajar a partir de los 62 años.

Los mayores niveles de ingresos se deberían a los impuestos sobre las rentas de trabajo. Ya veremos cómo se trata el tema de los impuestos sobre las rentas de capital porque, a tenor de los resultados de las últimas elecciones a Congreso, lo más seguro es que ni siquiera sea un tema que se toque y la plutocracia y los rentistas del sistema salgan reforzados.

De todos modos, en este diálogo de sordos, el plan no podría contar con los ahorros de la Seguridad Social para alcanzar la meta global de reducción del déficit presupuestario que el Presidente Obama fijó para el año fiscal 2015. Este hecho refleja la sensibilidad que se tiene con la opinión de los críticos de la izquierda que se han quejado repetidamente de que la Seguridad Social debe presupuestarse como un fin en sí mismo, por el mero valor que la Seguridad Social representa para los ciudadanos, y no, en función de cómo su presupuesto ayuda a equilibrar las cuentas del país. (Continuará)

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 138 seguidores

%d personas les gusta esto: