Cómo mejorar la eficiencia del sistema eléctrico

Una de las grandes cuestiones que debería preocupar a todos los gobiernos es la mejora sustancial de la eficiencia del sistema eléctrico. Para ello, se requiere tener información continua sobre lo que está pasando en la red eléctrica. Es necesario evaluar las pérdidas de la red y el despilfarro que se produce como consecuencia de un consumo abusivo y/o inadecuado. Para ayudar a cumplir con este cometido, la principal tarea de un sistema de medición es obtener información fiable, tanto a la entrada como a la salida de los contadores. Por ejemplo, para saber cuánta energía está siendo consumida, en qué momento se consume y a qué precio.

En Europa —aunque en algunos países no se hace nada o, si se hace, lo que se hace no vale luego para nada, pues apenas servirán para una posterior utilización en unas verdaderas redes eléctricas inteligentes— los sistemas de medición suelen funcionar, principalmente, mediante la utilización de las líneas eléctricas para comunicarse. Sin embargo, en Estados Unidos, esta aplicación sería demasiado costosa.

En efecto, en dicho país, la arquitectura de la red eléctrica, tal como se encuentra en la actualidad, no permite que sea fácil su conversión en una red de transmisión de datos. La utilización de la red pública de telefonía móvil también sería algo difícil de llevar a cabo.

Por ejemplo, un contador no pueden desplazarse para obtener una mejor recepción de datos. La mejor solución es utilizar las redes malladas inalámbricas para la transmisión de datos ya que, a través de estas redes, los datos se pueden transmitir de un contador al siguiente.

Estas redes, que automáticamente se configuran de nuevo cuando se añaden nuevos contadores, constituyen el núcleo de las equipos y materiales vendidos por Silver Spring Networks y Trilliant Networks, ambas empresas con sede en Silicon Valley. Sin embargo, así como proporcionan la infraestructura de comunicaciones de una red inteligente, también quieren ofrecer las bases sobre las que se asiente el software.

Hasta ahora, Silver Spring Networks está siendo la empresa más exitosa de las dos, ya que cuenta con varias empresas eléctricas de Estados Unidos en su lista de clientes, PG&E entre ellas. Sin embargo, Cisco es probable que entre en este mercado, probablemente a través de la adquisición de alguna ‘start up’.

Aunque todavía sea temprano para hablar de las aplicaciones que se vayan a ejecutar en las redes eléctricas inteligentes, EnerNOC nos adelanta una idea acerca de lo que en un futuro nos vendrá. La especialidad de esta empresa estadounidense —cuyas acciones se han más que cuadruplicado en los últimos doce meses, a pesar de la crisis— es la respuesta de la demanda eléctrica.

EnerNOC se compromete a suministrar electricidad a las compañías eléctricas siempre que necesiten energía adicional y este servicio se paga como si se la energía eléctrica se la suministraran plantas de generación que estuvieran en funcionamiento.

De hecho, tiene acuerdos con muchas empresas que pagan por el privilegio de poder cerrar sus instalaciones de generación auxiliar que tienen para casos de necesidad. Para mediados de este año, se habían inscrito 2.400 clientes, donde había desde acerías hasta tiendas de comestibles.

Entre todos los clientes, dado todo lo que consumen en horas pico, necesitan con una potencia instalada de 3.150 MW. Es decir, necesitan la producción de alrededor de 30 centrales eléctricas del tipo ‘peaker’, que son aquellas que, muchas veces, suelen entrar en funcionamiento durante los periodos de máxima demanda eléctrica. Pero EnerNOC también quiere utilizar el equipo que tiene instalado y los datos que recoge para ofrecer un servicio continuo llamado “continuous commissioning” que asegura que, en los grandes edificios, por ejemplo, no se empieza a despilfarrar energía.

Los otras dos pilas o ‘stacks’ de tecnología de las redes eléctricas inteligentes son más convencionales pero no por ello menos prometedoras. Una de ellas se refiere a toda aquella tecnología que una compañía eléctrica necesita para gestionar el uso de los datos que obtiene sobre la red eléctrica para combinarlos e integrarlos con otras informaciones y, así, poder luego establecer tarifas en función de la demanda.

La empresa ‘start up’ líder en esta área es eMeter, de Silicon Valley, pero Oracle, una empresa gigante de las bases de datos, ofrece un software similar. IBM está ayudando a las compañías eléctricas a conectar sus diferentes sistemas, creando aplicaciones para redes eléctricas inteligentes y analizando la enorme cantidad de datos que ellas producen para así extraer acciones a impulsar y a realizar.

About these ads

2 respuestas a Cómo mejorar la eficiencia del sistema eléctrico

  1. Sirenita dice:

    Alguien sabe donde venden y cuanto cuestan unos contadores que sean de verdad inteligentes?

    Sl2 :)

  2. Dalmata 102 dice:

    Sirenita. Por unos 100 euros puedes tener unos contadores inteligentes muy útiles pero el problema es que sirven para muy poco porque en España no varía el precio de la electricidad en función de la oferta y la demanda.
    Seguir así es algo disparatado pero a las empresas eléctricas españolas no les interesa hacerlo de otro modo.
    No quieren saber de ahorros ni eficiencia que reduzcan el consumo eléctrico.
    Para estas empresas desfasadas cuanto más kWhs se consuman mejor.
    Lo contrario que plantea Zp en el Proyecto de Ley sobre la Economía Sostenible.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 113 seguidores

%d personas les gusta esto: